anita,hija de la Memoria Chile…”soy hija de exiliados políticos y debido a eso nací en el exilio”.

TESTIMONIO ANA LORCA ,HIJA DEL EXILIO   http://hijoschile.blogspot.com/2008/02/testimonio-de-anita-lorca.html

[vuelvo.jpg]

Que difícil es ser parte de una historia que quisiera nunca hubiera pasado, pero lo mas difícil es que la gente entienda que uno es parte de ella, muchas veces me he topado con gente que me dice “pero tu no habías nacido” o “acaso tu lo viviste” o sea para, ¿poder opinar sobre la dictadura debería haber nacido antes o en el año 73’?. No lo creo así, porque si así fuera no podríamos opinar sobre la matanza de los judíos en las manos de los nazis porque no habíamos nacido o porque no lo vivimos directamente, hay gente tan cerrada de mente. Me llamo Ana Lorca y a pesar de haber nacido el año 80’ me considero parte de esta historia oscura de nuestro país, http://www.youtube.com/watch?v=u8y_0y-cT5g , nací el 10 de noviembre de 1980 en Holanda. Mis años en un exilio que no era el mió fueron buenos a pesar de estar lejos de mi familia, una familia que no conocía pero que siempre estuvo presente a través de fotos y cartas, tuve una gran familia compuesta por todos aquellos que estaban en el exilio. Fue a través de ellos que conocía las atrocidades y crímenes que se cometieron durante la dictadura, era triste saber que seres humanos eran capaces de hacer semejantes atrocidades como torturar, matar o desaparecer a otros seres humanos solo por el hecho de pensar distinto al régimen que se había impuesto por la fuerza derrocando a un presidente que había sido elegido democráticamente. Estando allá en Holanda en la casa se habla español y afuera obviamente teníamos que hablar en holandés, mis papas también nos llevaban de vacaciones a España para así no perder el idioma. Los años allá para mi no fueron difíciles ya que siempre fui un ciudadano holandés más. Año 87’ mi padre puede entrar a Chile y viene de visita con mi hermano, a su regreso nos informan que volveremos a Chile, eran distintas las emociones que sentía en ese momento, a pesar de tener tan solo 8 años, una era la emoción de conocer a MI familia ,esa familia que siempre desee tener, y por otro el dejar todo aquello que era parte de mi vida allá en Holanda,, mis amigos, colegio, una vida… Año 89’ fue el año del regreso, específicamente en febrero. Eran demasiadas las emociones que sentía, recuerdo que ver la cordillera me causo una emoción muy grande, de hecho mis palabras fueron “nunca me imagine que Chile era tan lindo” y lo dije muy fuerte, jajaja, me dio mucha vergüenza en ese momento. Al fin nos bajamos de el avión y la música que sonaba era “vuelvo” de Illapu, canción que hasta el día de hoy me emociona. Por fin conozco a mi familia abuelos, tíos, primos, etc. Esa familia que siempre quise tener y conocer esta ante mi, todos lloran la emoción de reencuentro de mis padres con sus seres queridos es una imagen que jamás borrare de mis recuerdos. Nunca pensé que lo difícil lo viviría aquí en Chile estudie 3 años en un colegio aquí en Nancagua (de los 8 años a los 10 años) y no fueron los mejores años de mi vida las burlas por el acento que tenia en ese tiempo, el hecho de haber vivido afuera son cosas que me juegan en contra al momento de ingresar al colegio me molestan, me persiguen, me golpean, quiero volver a Holanda quiero mis amigos, quiero mi colegio… pero ya se que este viaje era sin vuelta atrás y trato que todo esto mejore y lo logro de cierta manera, tristemente en años después mi mama comentando mi situación de esos años me di cuenta que no fue la única que sufrió este tipo de situaciones hay una mama que lo paso peor, ella se quedaba todos los días afuera del colegio mirando por las ventanas vigilando que a sus niños no los maltrataran, en esos años no existía la palabra bulling tan en boga estos días, sino que salías solo adelante y enfrentaban esos hechos solo. El año 92’ me voy a estudiar a San Fernando ingresando a un colegio me monjas ahí mi vida paso en calma, nadie me molestaba y mi ideología política que ya en esos años comenzaba a formarse no era problema para nadie. En el año 95’ ingreso a la educación media en el British College en San Fernando, aquí volverían los problemas en una clase de Ed. Cívica el profesor estaba hablando sobre el Golpe Militar a lo cual un compañero de clase pide permiso para hablar lanzando el siguiente comentario “Mister deberían haber matado a todos para el Pronunciamiento Militar” (comentario que escucharía a lo largo de mi vida) a lo cual yo le respondo si acaso el piensa que deberían haber matado a mi padre, jamás renegué ser hija de exiliados, pero había gente que simplemente no lo sabia, y en ese momento hubieron compañeros que tomaron otra actitud conmigo, se alejaron o simplemente siempre buscaban provocarme. Aunque tuve compañeros que se acercaron para saber sobre la dictadura, que fue, que paso, por que paso, etc. El momento de la detención en Londres de Pinochet fue el mas complicado, cuando se dio el fallo de los Lores me encontraba en el casino con un compañero y amigo, cuando al fin se decide que se queda allá nos abrazamos y celebramos, sin fijarnos que habían personas de otro curso ahí presente y en ese momento comenzaron a decirnos todo tipo de ofensas que nosotros no tomamos en cuenta era mas grande la alegría que sentíamos. Lamentablemente gente que consideraba amigos se alejaron e incluso nos enfrentamos por este hecho. El año 2000 mi hermano vuelve a Holanda, nunca se acostumbro y después de mucho tiempo se dio la posibilidad de que volviera a Holanda. Es triste para mi y mi familia que el este allá, este es otra de las grandes secuelas del exilio familias que quedan divididas y así como la nuestra hay muchas que el momento de volver a Chile los hijos se quedaron en los países que nacieron y que al final regresaron porque nunca se acostumbraron aquí. Si bien yo me acostumbre aquí en Chile, siempre he sentido ese sentimiento de pertenecer a dos lados, incluso vi la posibilidad de irme con mi hermano pero finalmente me quede aquí en Chile con mis padres y mi hijo. Es difícil vivir con ese sentimiento muchas veces de no saber adonde uno pertenece, si se es holandesa o chilena. Para mi el ingreso al ARCIS fue una gran alegría al fin estaba con personas que compartían la misma historia que nos vinculaba con esta dictadura de dolor, pesar, tristeza hice grandes amigos ahí. Amigos con los que compartimos nuestros historias, amigos con los que nos sentimos vinculados y responsables en esta historia. El 2 de mayo del año 2004 será una fecha que jamás olvidare, mi padre jamás nos había contado sobre lo que el había vivido estando detenido en San Fernando para el golpe militar, pero ese día el diario la Nación) publica su testimonio a raíz de que han descubierto que el torturados era cónsul en Honduras, he aquí un extracto de su testimonio: “El campesino Manuel Lorca Zamorano cayó en sus manos una noche poco después del 11. El capitán Ricardo Manríquez Pearson ordenó que lo desnudaran y lo amarraran a una silla. Lorca ya había sido sometido por él a electricidad y golpes. Pero esta vez Manríquez varió el método. Sus hombres retiraron la base de la silla y Lorca quedó sentado desnudo, con sus nalgas al descubierto. Entonces le metieron un fierro por el ano y activaron la corriente. Lorca aulló de dolor. Le quemaron el conducto anal.” “Días después el capitán lo fue a buscar a la cárcel donde lo habían trasladado. Lo llevó a la oficina del alcaide y le dijo “mira h…, mejor pásate a nuestro lado y te va a ir bien”. Lorca se negó. Manríquez se enrabió, tomó carrera, y corriendo hacia él saltó y le lanzó una patada de karateca que lo hizo revolcarse en el suelo por la violencia y el dolor. “Volvió a repetir lo mismo varias veces. Yo no podía más”, recuerda. No sabiendo más qué hacer, el capitán lo desafió a que se defendiera. “¡Pelea conche…, pelea!”, le ordenó. Pero Lorca no resistía el dolor tirado en el suelo. Botando sangre por todas partes, esa noche decidió morir. A solas en una celda, azotó fuertemente su cabeza contra el muro repetidas veces hasta quedar inconsciente. Pese a todo, sobrevivió.” Como hija este relato hasta el día de hoy me hacer llorar de rabia, impotencia, pena… Pero lo que mas me marco fue la frase final de mi padre: “Si la democracia es así, premiando asesinos, prefiero una dictadura donde al enemigo lo tengo al frente”. Jamás he podido entender como un gobierno del Sr. Ricardo Lagos que se suponía en “democracia” podía tener a semejante personaje como cónsul incluso dando clases magistrales a los soldados hondureños que viajaban a Irak en el año 2003. Lamentablemte este sujeto no será enjuiciado por sus crímenes, ya que me informaron que esta con un cáncer terminal en la fundación Arturo López Pérez, si es que ya no ha muerto, pero será Dios el que lo juzgara por sus crímenes ya que la justicia aquí en la tierra no lo hizo. Pero quedan tantos como el aun vivos y como no existe la justicia, debemos luchar por la justicia moral a través de las funas que la gente que los rodea sepan que papel cumplieron en este triste episodio de nuestra historia. Si los tribunales no tienen los cojones para hacerlo hagámoslo nosotros como responsables de la historia de este país, como parte de la historia de este país, como responsables de que esto no se olvide, como responsables de mantener viva la memoria para que estos hechos jamás vuelvan a ocurrir y queden impunes… “SI NO HAY JUSTICIA HAY FUNA!!!” Hoy en día me encuentro estudiando pedagogía en Ingles en la Universidad del Mar en San Fernando, aunque me he encontrado con gente que no tiene las mismas ideologías que yo he logrado forjar grandes amigos, de hecho mi mejor amiga tiene una postura política totalmente distinta a la mía, pero con respeto y tolerancia hemos logrado ser grandes amigas. No espero que este texto me quedara tan largo, pero desde el momento que me senté a escribir no pude parar, las palabras salían por si solas… Que difícil es ser parte de una historia que quisiera nunca hubiera pasado, pero lo mas difícil es que la gente entienda que uno es parte de ella, muchas veces me he topado con gente que me dice “pero tu no habías nacido” o “acaso tu lo viviste” o sea para, ¿poder opinar sobre la dictadura debería haber nacido antes o en el año 73’?. No lo creo así, porque si así fuera no podríamos opinar sobre la matanza de los judíos en las manos de los nazis porque no habíamos nacido o porque no lo vivimos directamente, hay gente tan cerrada de mente. Me llamo Ana Lorca y a pesar de haber nacido el año 80’ me considero parte de esta historia oscura de nuestro país, soy hija de exiliados políticos y debido a eso nací en el exilio, nací el 10 de noviembre de 1980 en Holanda. Mis años en un exilio que no era el mió fueron buenos a pesar de estar lejos de mi familia, una familia que no conocía pero que siempre estuvo presente a través de fotos y cartas, tuve una gran familia compuesta por todos aquellos que estaban en el exilio. Fue a través de ellos que conocía las atrocidades y crímenes que se cometieron durante la dictadura, era triste saber que seres humanos eran capaces de hacer semejantes atrocidades como torturar, matar o desaparecer a otros seres humanos solo por el hecho de pensar distinto al régimen que se había impuesto por la fuerza derrocando a un presidente que había sido elegido democráticamente. Estando allá en Holanda en la casa se habla español y afuera obviamente teníamos que hablar en holandés, mis papas también nos llevaban de vacaciones a España para así no perder el idioma. Los años allá para mi no fueron difíciles ya que siempre fue un ciudadano holandés más. Año 87’ mi padre puede entrar a Chile y viene de visita con mi hermano, a su regreso nos informan que volveremos a Chile, eran distintas las emociones que sentía en ese momento, a pesar de tener tan solo 8 años, una era la emoción de conocer a MI familia ,esa familia que siempre desee tener, y por otro el dejar todo aquello que era parte de mi vida allá en Holanda mis amigos, colegio, una vida… Año 89’ fue el año del regreso, específicamente en febrero. Eran demasiadas las emociones que sentía, recuerdo que ver la cordillera me causo una emoción muy grande de hecho mis palabras fueron “nunca me imagine que Chile era tan lindo” y lo dije muy fuerte jajaja, me dio mucha vergüenza en ese momento. Al fin nos bajamos de el avión y la música que sonaba era “vuelvo” de Illapu, canción que hasta el día de hoy me emociona. Por fin conozco a mi familia abuelos, tíos, primos, etc. Esa familia que siempre quise tener y conocer esta ante mi, todos lloran la emoción de reencuentro de mis padres con sus seres queridos es una imagen que jamás borrare de mis recuerdos. Nunca pensé que lo difícil lo viviría aquí en Chile. Estudie 3 años en un colegio, aquí en Nancagua (de los 8 años a los 10 años) y no fueron los mejores años de mi vida… las burlas por el acento que tenia en ese tiempo, el hecho de haber vivido afuera son cosas que me juegan en contra al momento de ingresar al colegio …me molestan, me persiguen, me golpean, quiero volver a Holanda quiero mis amigos, quiero mi colegio… pero ya se que este viaje era sin vuelta atrás y trato que todo esto mejore y lo logro de cierta manera, tristemente en años después mi mama-comentando mi situación de esos años- me di cuenta que no fue la única que sufrió este tipo de situaciones, hay una mamá que lo paso peor, ella se quedaba todos los días afuera del colegio mirando por las ventanas vigilando que a sus niños no los maltrataran, en esos años no existía la palabra bulling tan en boga estos días, sino que salías solo adelante y enfrentaban esos hechos solo. El año 92’ me voy a estudiar a San Fernando ingresando a un colegio me monjas ahí mi vida paso en calma, nadie me molestaba y mi ideología política que ya en esos años comenzaba a formarse no era problema para nadie. En el año 95’ ingreso a la educación media en el British College en San Fernando, aquí volverían los problemas. En una clase de Ed. Cívica el profesor estaba hablando sobre el Golpe Militar a lo cual un compañero de clase pide permiso para hablar lanzando el siguiente comentario “Mister deberían haber matado a todos para el Pronunciamiento Militar” (comentario que escucharía a lo largo de mi vida) a lo cual yo le respondo si acaso el piensa que deberían haber matado a mi padre, jamás renegué ser hija de exiliados, pero había gente que simplemente no lo sabia, y en ese momento hubieron compañeros que tomaron otra actitud conmigo, se alejaron o simplemente siempre buscaban provocarme. Aunque tuve compañeros que se acercaron para saber sobre la dictadura, que fue, que paso, por que paso, etc. El momento de la detención en Londres de Pinochet fue el mas complicado, cuando se dio el fallo de los Lores me encontraba en el casino con un compañero y amigo, cuando al fin se decide que se queda allá nos abrazamos y celebramos, sin fijarnos que habían personas de otro curso ahí presente y en ese momento comenzaron a decirnos todo tipo de ofensas que nosotros no tomamos en cuenta era mas grande la alegría que sentíamos. Lamentablemente gente que consideraba amigos se alejaron e incluso nos enfrentamos por este hecho. El año 2000 mi hermano vuelve a Holanda, nunca se acostumbró y después de mucho tiempo se dio la posibilidad de que volviera a Holanda. Es triste para mi y mi familia que él este allá, esta es otra de las grandes secuelas del exilio familias que quedan divididas y así como la nuestra hay muchas que el momento de volver a Chile los hijos se quedaron en los países que nacieron y que al final regresaron porque nunca se acostumbraron aquí. Si bien yo me acostumbre aquí en Chile, siempre he sentido ese sentimiento de pertenecer a dos lados, incluso vi la posibilidad de irme con mi hermano pero finalmente me quede aquí en Chile con mis padres y mi hijo. Es difícil vivir con ese sentimiento muchas veces de no saber adonde uno pertenece, si se es holandesa o chilena. Para mi el ingreso al ARCIS fue una gran alegría al fin estaba con personas que compartían la misma historia que nos vinculaba con esta dictadura de dolor, pesar, tristeza, hice grandes amigos ahí. Amigos con los que compartimos nuestros historias, amigos con los que nos sentimos vinculados y responsables en esta historia. El 2 de mayo del año 2004 será una fecha que jamás olvidare, mi padre jamás nos había contado sobre lo que el había vivido estando detenido en San Fernando para el golpe militar, pero ese día el diario la Nación (http://www.lanacion.cl/p4_lanacion/antialone.html?page=http://www.lanacion.cl/prontus_noticias/site/artic/20040501/pags/20040501211846.html) publica su testimonio a raíz de que han descubierto que el torturados era cónsul en Honduras, he aquí un extracto de su testimonio: “El campesino Manuel Lorca Zamorano cayó en sus manos una noche poco después del 11. El capitán Ricardo Manríquez Pearson ordenó que lo desnudaran y lo amarraran a una silla. Lorca ya había sido sometido por él a electricidad y golpes. Pero esta vez Manríquez varió el método. Sus hombres retiraron la base de la silla y Lorca quedó sentado desnudo, con sus nalgas al descubierto. Entonces le metieron un fierro por el ano y activaron la corriente. Lorca aulló de dolor. Le quemaron el conducto anal.” “Días después el capitán lo fue a buscar a la cárcel donde lo habían trasladado. Lo llevó a la oficina del alcaide y le dijo “mira h…, mejor pásate a nuestro lado y te va a ir bien”. Lorca se negó. Manríquez se enrabió, tomó carrera, y corriendo hacia él saltó y le lanzó una patada de karateca que lo hizo revolcarse en el suelo por la violencia y el dolor. “Volvió a repetir lo mismo varias veces. Yo no podía más”, recuerda. No sabiendo más qué hacer, el capitán lo desafió a que se defendiera. “¡Pelea conche…, pelea!”, le ordenó. Pero Lorca no resistía el dolor tirado en el suelo. Botando sangre por todas partes, esa noche decidió morir. A solas en una celda, azotó fuertemente su cabeza contra el muro repetidas veces hasta quedar inconsciente. Pese a todo, sobrevivió.” Como hija este relato hasta el día de hoy me hacer llorar de rabia, impotencia, pena… Pero lo que mas me marco fue la frase final de mi padre: “Si la democracia es así, premiando asesinos, prefiero una dictadura donde al enemigo lo tengo al frente”. Jamás he podido entender como un gobierno del Sr. Ricardo Lagos que se suponía en “democracia” podía tener a semejante personaje como cónsul incluso dando clases magistrales a los soldados hondureños que viajaban a Irak en el año 2003. Lamentablemte este sujeto no será enjuiciado por sus crímenes, ya que me informaron que esta con un cáncer terminal en la fundación Arturo López Pérez, si es que ya no ha muerto, pero será Dios el que lo juzgara por sus crímenes ya que la justicia aquí en la tierra no lo hizo. Pero quedan tantos como el aun vivos y como no existe la justicia, debemos luchar por la justicia moral a través de las funas que la gente que los rodea sepan que papel cumplieron en este triste episodio de nuestra historia. Si los tribunales no tienen los cojones para hacerlo hagámoslo nosotros como responsables de la historia de este país, como parte de la historia de este país, como responsables de que esto no se olvide, como responsables de mantener viva la memoria para que estos hechos jamás vuelvan a ocurrir y queden impunes… “SI NO HAY JUSTICIA HAY FUNA!!!” Hoy en día me encuentro estudiando pedagogía en Ingles en la Universidad del Mar en San Fernando, aunque me he encontrado con gente que no tiene las mismas ideologías que yo he logrado forjar grandes amigos, de hecho mi mejor amiga tiene una postura política totalmente distinta a la mía, pero con respeto y tolerancia hemos logrado ser grandes amigas. No espero que este texto me quedara tan largo, pero desde el momento que me senté a escribir no pude parar, las palabras salían por si solas… http://hijoschile.blogspot.com/http://hijoschile.blogspot.com/

Ver en La nación.cl  http://www.lanacion.cl/noticias/opinion/cartas/consul-torturador-iii/2004-05-08/184222.html#

09/05/2004 | ENVIAR | IMPRIMIR

CÓNSUL TORTURADOR III

Domingo 9 de mayo de 2004

Señor director:

Me dirijo a Ud. para felicitarlos por denunciar a Ricardo Manríquez Pearson, uno de los personajes más temidos y odiados por las personas que sufrieron torturas de su parte en la dictadura militar.

Mi padre, Manuel Lorca Z., fue uno de los que entregaron su testimonio a este medio informativo. Para mí como hija fue impresionante leer las palabras de mi padre y de las otras personas que sufrieron junto a él a manos de este ser, que no puedo llamar humano. Espero que otros medios también informen sobre esto y no permitir que personas que hicieron tanto daño tengan cargos que son pagados con el esfuerzo de todos los chilenos.

Ana Luisa Lorca Cornejo

RESPUESTA DEL DIRECTOR

Gracias por sus comentarios. Me emocionó particularmente la carta escrita por la hija de Manuel Lorca, Ana Luisa, y siento que una parte de la reparación que el país les debe a los torturados es ofrecerles espacio en un diario para contar su caso.

Re-Volver El Libro

Publicado el 15/10/2013
Promoción del libro “Revolver, Relatos de una Dictadura” con imágenes tomadas en protestas, marchas por derechos humanos, funerales de compañeros y el tema La Partida de Víctor Jara, interpretado por Inti-Illimani
30 de Octubre en Feria Del Libro 2013

BRIGADISTAS DE LA MEMORIA. www.memoriapopular.cl

Muchos años y tareas en común nos hermanan con los Brigadistas de la Memoria.

MEMORIA POPULAR

La Brigada de la Memoria Popular es una organización de compañeras y compañeros que trabaja por la recuperación del legado del movimiento popular, desde una multiplicidad de expresiones. Nuestro aporte a la memoria está en disputa con la visión dominante, pues  apuntamos a la articulación y a la unidad del pueblo en un proyecto de liberación que viene construyéndose  desde antes, desde ahora y siempre.

El sitio Web www.memoriapopular.cl es el más completo recopilatorio de materiales acerca de las actividades que se realizan en torno a la construcción de la memoria colectiva de nuestro país en distintos formatos y producidos por distintos actores.

Chile: Cuando la dictadura desapareció el primer monumento al Che Guevara en el mundo

Hace 40 años, desaparecía el primer monumento erigido en el mundo en memoria del revolucionario Ernesto Che Guevara. Levantado en el populoso municipio de San Miguel, cayó bajo el accionar de la dictadura. Su breve existencia reflejó el recorrido de la “vía chilena al socialismo” y su trágica y prolongada derrota histórica. Ver nota completa en http://goo.gl/Lg8z9S

Foto obtenida de http://is.gd/QHivjNh

 

RED DE LA MEMORIA

.

Nacionales Internacionales
Cultura en Movimiento Cuba Debate
ArchivoChile Cuba Información TV
Colectivo
José Domingo Cañas
Memoria Abierta
(Argentina)
Memoria Mir Prensa Latina
Memoria Viva Rebelión
Memoria y Justicia
Crónica Digital
Casa Memorial Salvador Allende

105 Años de la Matanza en la Escuela Santa María de Iquique.

Regimiento Santiago N° 5 de Línea del Ejército...
Regimiento Santiago N° 5 de Línea del Ejército de Chile, en el campamento de Antofagasta, durante la Guerra del Pacífico (Photo credit: Wikipedia)

Por Nikola Tesla. Este año, el 21 de diciembre, se cumple el aniversario nº 105 de la masacre de la Escuela de Santa María de Iquique, uno de los capítulos más horrendos de nuestra vida republicana. Corría el año 1907, y la industria salitrera rugía con superlativo vigor en el rincón más árido del mundo, la provincia de Tarapacá, en el norte chileno, territorio arrebatado recientemente al Perú y a Bolivia durante la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883). Esta industria se encontraba en manos, principalmente, de capitalistas ingleses y pese a producir enormes riquezas, poco de ésta iba a dar a las manos de los obreros que la producían con su sudor bajo un ardiente sol en este “infierno blanco”. Bastante se ha escrito y dicho sobre las desgarradores contradicciones de clases de la república oligárquica de comienzos del siglo XX. Ciertamente que el descontento no era una cuestión solamente de los obreros pampinos. Los principales centros urbanos chilenos también venían sufriendo de fuertes convulsiones sociales y de una potente oleada huelguística, apenas despuntado el siglo XX . Pero cualquier movimiento huelguístico en Tarapacá que afectara los intereses salitreros tendría repercusiones mucho mas graves para la clase dominante, en la medida en que había importantes capitales británicos comprometidos, los cuales estaban íntimamente ligados a lo más rancio de la oligarquía criolla y tenían gran influencia sobre las esferas del poder, y en la medida que el salitre constituía el pilar que sustentaba al fisco, siendo el sector más dinámico de la economía. Diversos movimientos obreros y huelguísticos, espontáneos y sin mayor coordinación, se produjeron desde comienzos de diciembre de 1907 en la ciudad de Iquique, principalmente, por reivindicaciones salariales. La expresión máxima de esta convergencia obrera fue el Comité de huelga, formado el 16 de diciembre, el cual incluía un secretariado, diferentes comisiones y un sistema de delegados de las distintas oficinas y gremios en conflicto, lo que lo hacía efectivamente participativo, democrático y representativo de las amplias bases movilizadas. Este comité estuvo integrado por destacados militantes anarquistas, como José Briggs, mecánico de origen norteamericano, quien fuera presidente del comité; Luis Olea, uno de los dos vice-presidentes del Comité, destacado militante de la primera camada de anarquistas de fines del siglo XIX, con vasta trayectoria en organizaciones obreras y publicaciones ácratas, que emigró en 1904 a la oficina de Agua Santa con fines proselitistas; Ricardo Benavides, dirigente de los panaderos; Manuel Esteban Aguirre, ex-dirigente de la mancomunal de Antofagasta y Carlos Segundo Ríos Gálvez, profesor primario, eran los representantes del Centro de Estudios Sociales Redención, de abierta inspiración anarquista; y por último,Ladislao Córdova, obrero de la oficina San Pablo, quien era prosecretario del comité. La autoridad propuso, en la misma ocasión, al presidente de la mancomunal del puerto, Abdón Díaz, como mediador entre las partes en conflicto, lo cual fue rechazado de plano por los obreros, quizás, por estar éste bastante alineado con las autoridades y con la Alianza Liberal que había llevado al poder a Pedro Montt. Un día más tarde los obreros elegían al Comité de Huelga ya mencionado para que les representara. Este Comité de Huelga fue el encargado de presentar ante las autoridades y los representantes de la parte patronal, el mismo día de su conformación, el pliego petitorio de los trabajadores. Ninguna de los puntos pedidos podría siquiera ser considerado radical, ni mucho menos, revolucionario: aumentos salariales, supresión del sistema de fichas, medidas para frenar la rapacidad patronal en las pulperías mediante el establecimiento de libre comercio en las oficinas así como control de medidas y pesos, medidas de seguridad laboral (cubrimiento de bateas), instrucción para los obreros y medidas de protección laboral para los obreros huelguistas. El movimiento, pese a lo que puedan afirmar los cables histéricos de las autoridades y los relatos posteriores que intentaron justificar la masacre, mantuvo en todo momento una actitud disciplinada y enfatizó cuanto pudo su carácter estrictamente pacífico y aún respetuoso de las autoridades. Se encargaron, mediante las comisiones, que se mantuviera el orden en la ciudad y que los obreros no dieran pie a actitudes que las fuerzas represivas pudieran interpretar como provocaciones. Pero la decisión de reprimir ya estaba tomada, como se puede comprobar en los cables telegráficos del ministro Rafael Sotomayor al intendente interino Julio Guzmán García:

Santiago 14 de diciembre. Si huelga originase desórdenes, proceda sin pérdida de tiempo contra los promotores o instigadores de la huelga; en todo caso debe prestar amparo, personas y propiedades deben primar sobre toda consideración; la experiencia manifiesta que conviene reprimir con firmeza al principio, no esperar que desórdenes tomen cuerpo. La fuerza pública debe hacerse respetar cualquiera que sea el sacrificio que imponga. Recomiéndole pues prudencia y energía para realizar las medidas que se acuerden. Sotomayor”

  El día de la tragedia. Luego de la negativa de los ingleses y los salitreros a negociar, desde la noche anterior, circulaba el rumor de que las tropas harían uso de la fuerza bruta y que se buscaría apresar a los dirigentes, por lo cual una asamblea del comité el sábado decidió buscar asilo con el cónsul de los EEUU –país de creciente “prestigio” en la región, pero sin intereses sustantivos en la industria salitrera. Además, el hecho de que Briggs, el presidente de la huelga fuese de origen norteamericano, tiene que haber pesado a la hora de decidir el asilo en este consulado. Luis Olea y José Santos Morales fueron comisionados por el comité para entrevistarse con el cónsul norteamericano, pidiendo asilo para no ser “matados como perros”. El cónsul negó la protección a los huelguistas aduciendo que él no era más que un representante comercial de su gobierno. Al serles rechazada la solicitud de asilo por el cónsul norteamericano, enviaron cartas de protesta por los abusos de la autoridad a otros consulados. Los obreros buscaron por todos los medios una solución al conflicto y maniobraron como pudieron para evitar el hecho de sangre: desde mantener la calma aún pese a las provocaciones, negociar un aumento temporal en vez del petitorio completo y, por último, buscar el asilo como manera de “disolver” el conflicto sin que éste fuera derrotado. Esta actitud contrasta notablemente con lo que ciertos historiadores, de manera bastante injusta, han asumido como la supuesta incapacidad de los obreros de “tomar iniciativa ante el devenir de los acontecimientos” o con su supuesto“orgullo empecinado”. A las 1,30 de la tarde se alistaban las tropas para el ataque: las tropas de los regimientos O’Higgins, Carampangue (las mismas que ya habían derramado la sangre en Buenaventura), Rancagua, más artilleros, marinos, granaderos y lanceros. Una hora más tarde algunas comisiones militares dieron la orden a los obreros de abandonar la escuela y dirigirse al Club Hípico. Los obreros rechazaron esa orden. Solamente 200 obreros, de una masa calculada de unos 7.000, abandonaron la escuela entre los abucheos de sus compañeros. Los obreros no se moverían de la escuela. Pasadas las 3,30 de la tarde, luego del ultimátum y la respuesta negativa de los obreros, Silva Renard da orden de fuego al regimiento O’Higgins, tras lo cual se desata una brutal orgía de muerte, una salvaje matanza perpetrada por bestias sobre excitadas con el hedor a sangre obrera, que solamente se detiene cuando un sacerdote, con un bebé acribillado por los perros uniformados en sus brazos, ofrece su pecho al general. El mismo general, resume su cobarde acción de la siguiente manera:

“Había que derramar la sangre de algunos amotinados o dejar la ciudad entregada a la magnanimidad de los facciosos que colocan sus intereses, sus jornales, sobre los grandes intereses de la patria. Ante el dilema el dilema, las fuerzas de la Nación no vacilaron”.

Obreros desarmados, con sus manos vacías, algunos de los cuales agitaban banderas blancas, fueron masacrados con siniestro sadismo por “nuestro” “glorioso” ejército. ¿Cuantos obreros murieron? Es difícil de precisar. Silva Renard en su testimonio habla de 140 muertos. Pero esta cifra es, a todas luces, imposible de creer. Se dice que 3.600. Pero es imposible de saber a ciencia cierta cuantos cayeron entre los obreros, sus familias y las señoras que vendían comida y empanadas fuera de la escuela, quienes también sufrieron de la represión. Después de todo, a los que se mató fue a los “nadie”, esos que nos dice Galeano que valen menos que las balas que los matan. Pero, ciertamente, fueron alrededor de 2.000. No menos de esta cifra. Asesinados vilmente por un ejército criminal y cobarde. Así se sellaba este capítulo que marcó toda una época del movimiento obrero chileno; el movimiento obrero entraría en un reflujo de aproximadamente un lustro. Pero, al contrario de lo que los represores pretendían, no se pudo detener eternamente la marea obrera que lucha por el cambio ayer como hoy. No pudieron entonces, no pudieron en 1927, no pudieron en 1973, no podrán ahora. Como decía el obrero Sixto Rojas: “La sangre vertida es semilla que germina haciendo nacer nuevos luchadores (…) en todas las edades, donde hubo tiranos, hubo rebeldes”.

BERLIN. El pasado no está muerto, ni siquiera es pasado. Tres fotógrafos chilenos.

BERLIN.  El pasado no está muerto, ni siquiera es pasado. Tres fotógrafos chilenos.

8 11 2013 | CHILE | CULTURA | POLÍTICA

El pasado no está muerto, ni siquiera es pasado. Chile – 11.09.1973

Por 

amerika21.de

Exposición de Oscar Navarro, José Giribas y Santiago Oyarzo.

En Verdi Media Gallery en Berlín el 5 de Noviembre 2013 una exposición de unas 40 imágenes en blanco y negro de gran formato se han abierto por el fotógrafo chileno que hizo bajo la dictadura de Pinochet 1973-1990 Fotos: José Giribas, Oscar Navarro y Santiago Pérez Oyarzo. También de Maria Olga Allemand y Marco Ugarte. Hay fotos de la resistencia contra la dictadura y la represión brutal. De las detenciones de las personas golpeadas juntas, demostraciones, los hombres y mujeres que protestan piden a sus parientes desaparecidos, desde la resistencia cotidiana en los barrios bajos y los vehículos demolidos de la policía especial y la columna de Pinochet por las acciones de la guerrilla.

“El pasado no está muerto, ni siquiera es pasado Chile -. 11.09.1973” es el título de la exposición que conmemora el aniversario del golpe de Estado contra el gobierno de Allende. Los fotógrafo José Giribas, Oscar Navarro, Santiago Oyarzo Pérez, Marco Ugarte y fotógrafa Maria Olga Allemand fundada en 1981, son ex miembros de la Asociación de Fotógrafos Independientes (AFI),que actualmente no existe.. Allemand resultó gravemente herido durante la visita del Papa a Chile en abril de 1987 por una bala de la policía. En el discurso de apertura, los organizadores recordaron que los fotógrafos AFI menudo se protegían mutuamente en la documentación de la lucha en las calles, con protestas y la represión brutal por parte de sus cámaras. Las fotografías fueron tomadas en el centro, que estaban involucrados en la resistencia contra la dictadura. Los fotógrafos de la AFI también participaron en la búsqueda de los detenidos o deportados. El terror de la dictadura militar, sino también la resistencia, sin embargo, fue a través de su trabajo visible para la opinión pública mundial. Que eran una amenaza para el régimen.Ellos mismos fueron perseguidos y obligados a emigrar temporalmente.

 Santiago Pérez Oyarzo fue encarcelado dos veces en los campos de tortura de la dictadura. Como miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en 1976, tuvo la orden y estaba conspirando para producir documentos del fotógrafo camuflaje.En su breve discurso el martes, dijo que sus fotos se muestran al público por primera vez. No son obras de arte – pero mostraron la verdad y “la verdad es siempre revolucionaria.”

Oscar Navarro y Santiago Pérez Oyarzo vivir otra vez después de años de exilio en Chile. José Giribas tuvo que abandonar Chile en 1973, pero regresó con frecuencia también bajo la dictadura y se fotografió con la ayuda de sus colegas, era un miembro de AFI y los apoyó desde el exilio con la película y el material de desarrollo. Vive y trabaja en Berlín. De él viene la idea de esta exposición, del 10 al Enero se puede ver en el 2014.

El viernes 15 18 de noviembre por el reloj se encuentra en la Galería de los medios de comunicación de la película documental “La ciudad de los fotógrafos” de Sebastián Moreno (Chile 2006) demostraron. Los tres fotógrafos estarán presentes en una discusión posterior.

Verdi Media Gallery, Google Street 10, 10965 Berlín,
lunes y viernes 14-16 de despertador / Reloj 17-19 Martes / Jueves 14-19 reloj

Niño en las barricadas en Villa Francia, Santiago (1985)

Niño en las barricadas en Villa Francia, Santiago (1985)

Fuente: Oscar Navarro

Licencia de la imagen: © Oscar Navarro

Detención de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, Santiago (1985)

Detención de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, Santiago (1985)

Fuente: Oscar Navarro

Licencia de la imagen: © Oscar Navarro

Hijo de Santiago Nattino durante el funeral de su padre en abril de 1985, Santiago.  Santiago fue Nattino del coche policía

Hijo de Santiago Nattino durante el funeral de su padre en abril de 1985, Santiago.
Santiago Nattino fue secuestrado y asesinado por la policía (Degollados caso)

Fuente: Oscar Navarro

Licencia de la imagen: © Oscar Navarro

Internacional de la Mujer - 8  Marzo de 1987, la Plaza Italia en Santiago

Internacional de la Mujer – 8 Marzo de 1987, la Plaza Italia en Santiago

Fuente: Oscar Navarro

Licencia de la imagen: © Oscar Navarro

Coches-bomba asesinato del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) a una camioneta de la policía en junio de 1985, Santiago

Coches-bomba asesinato del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) a una camioneta de la policía en junio de 1985, Santiago

Fuente: Santiago Oyarzo

Licencia de la imagen: © Santiago Oyarzo

Un pescador, un miembro de la Unión Fischer de San Antonio, en una manifestación en Santiago fue detenido por la policía (19

Un pescador, un miembro de la Unión Fischer de San Antonio, fue detenido durante una manifestación en Santiago por la policía (1985)

Fuente: Santiago Oyarzo

Licencia de la imagen: © Santiago Oyarzo

Entierro de Rodrigo Rojas de Negri, un fotógrafo chileno.  Murió a causa de los efectos de la combustión por el ejército

Entierro de Rodrigo Rojas de Negri, un fotógrafo chileno. Murió a causa de los efectos de la combustión de una patrulla militar, al mando de Pedro Enrique Fernández Dittus, el 6 de 07 1986 durante una manifestación en contra de la dictadura de Augusto Pinochet.
En la foto de la izquierda: Su madre, Verónica De Negri, lleva el ataúd de su hijo después de la misa funeral.

Fuente: Santiago Oyarzo

Licencia de la imagen: © Santiago Oyarzo

En un enfrentamiento entre estudiantes y policías en la calle Grecia en Santiago, Santiago Oyarzo era el fotógrafo

En un enfrentamiento entre estudiantes y policías en la calle Grecia en Santiago, Santiago Oyarzo el fotógrafo resultó herido en la cabeza por un policía proyectil de gas lacrimógeno. (1985)

Fuente: Marco Ugarte

Licencia de la imagen: © Marco Ugarte

La Brigada de la cultura "Ramona Parra" pinta un mural durante una manifestación por un NO en el plebiscito de Pinochet

La Brigada de la cultura “Ramona Parra” pinta un mural durante una manifestación por un NO en el plebiscito de Pinochet en Santiago el 1 de 10 1988

Fuente: José Giribas

Licencia de la imagen: © José Giribas

El fotógrafo para tomar un descanso después de una manifestación en contra de la dictadura en Santiago el 16 de  02 1986<br /><br />

El fotógrafo para tomar un descanso después de una manifestación en contra de la dictadura en Santiago el 16 de 02 1986

Fuente: José Giribas

Licencia de la imagen: © José Giribas

Manifestación por los Derechos Humanos en Santiago el 8 de  09 1988 Carmen Gloria Quintana (a la derecha).  Carmen Gloria Quintana

Manifestación por los Derechos Humanos en Santiago el 8 de 09 1988 Carmen Gloria Quintana (a la derecha).
Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas Denegri el fotógrafo eran el 2 de 07 1986 después de ser arrestado por una patrulla militar en el fuego. Rodrigo Rojas murió a consecuencia de las quemaduras

Fuente: José Giribas

Licencia de la imagen: © José Giribas

Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, general y dictador, Edificio Diego Portales en Santiago el 12.09.1988

Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, general y dictador, Edificio Diego Portales en Santiago el 12.09.1988

Fuente: José Giribas

Licencia de la imagen: © José Giribas

Militar contra los fotógrafos, entre ellos Santiago Oyarzo

Militar contra los fotógrafos, entre ellos Santiago Oyarzo

Fuente: María Olga Allemand

Licencia de la imagen: © Maria Olga Allemand

En la inauguración de la exposición de Verdi Media Gallery en Berlín

En la inauguración de la exposición de Verdi Media Gallery en Berlín

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

de izquierda a derecha: El fotógrafo José Giribas, Oyarzo Santiago Pérez y Oscar Navarro

de izquierda a derecha: El fotógrafo José Giribas, Oyarzo Santiago Pérez y Oscar Navarro

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

La junta militar y dictador Pinochet, fotografiada por José Giribas

La junta militar y dictador Pinochet, fotografiada por José Giribas

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

Santiago Oyarzo en su discurso

Santiago Oyarzo en su discurso

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

Imágenes de opresión y resistencia

Imágenes de opresión y resistencia

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

José Giribas y Oscar Navarro

José Giribas y Oscar Navarro

Fuente: Eva Haule

Licencia de la imagen: © Eva Haule

HIJXS.VOCES recibió desde Berlin la siguiente nota

Santiago Nicanor Oyarzo Pérez

 

Querido compañera, te envío el texto de las palabras que dije en la apertura de la inauguración fotográfica, el miércoles 5 de Marzo del 2013

Lo que dije en Berlìn : Queridas compañeras y compañeros Debo comenzar con dos verdades, esta amiga inseparable, porque ella, la verdad, aun sigue siendo revolucionaria. La primera verdad que les quiero contar, es que yo quizás nunca habría sido fotógrafo, y esas son mis fotos y están hechas en días difíciles, tan difíciles que uno creía que detrás del visor de la cámara, uno miraba la historia desde otra dimensión. Pero tuve que ser fotógrafo, porque después de salido de prisión. Mi partido el Movimiento de Izquierda revolucionaria (MIR) me dieron la tarea de crear un laboratorio para trabajar micro Films, entonces lo fundamental era que debía crearme una fachada de fotógrafo frente al entorno De mi barrio. NO fui fotógrafo entonces por el arte o periodismo, sino por razones políticas, ya que en mi país las armas para luchar contra la dictadura eran escasas y mientras tanto, decidí, armarme de una cámara, y de un gran corazón, que era la munición que nos sobraba y que salía a borbotones cuando nos herían o nos mataban. Esta exposición después de cuarenta años, Es una parte que a mi, me corresponde, la doy hoy con la misma entrega, en que me di a mi partido y a mi lucha contra la Dictadura del Dictador innombrable y es la primera vez que un publico va a verlas, no son ninguna maravilla, pero para mi es un orgullo que vuestros ojos receptivos las observen. Pero por que un país extranjero y no su propio país. Pensara Más de alguno…? Porque ustedes alemanas y alemanes y de otros países que están aquí. Porque en ustedes mujeres y hombres no solo de Alemania, sino de todo el mundo, estuvo la SOLIDARIDAD, esa solidaridad que nos dio el mundo en esos días tan críticos. Ustedes nos dieron la mano de mil formas…en lo fundamental nos permitieron sobrevivir Y es hoy que con estas fotos que representan parte de lo terrible, lo irracional de la tortura, del desaparecimiento de personas, el asesinato, el desprecio por el ser humano. Quisieron hacer que el mundo no se enterara, “con su prensa oficialista” y su “parafernalia diplomática”, pero allí estuvimos, saliendo a las calles, buscándolos en las esquinas, que no se llevaran a nuestras mujeres, ni hombres, sin que quedara un testimonio para salvarlos, o para que la sociedad nunca los olvidara. Para que de alguna manera llegara a ustedes. Muchas gracias por escucharme compañeras y compañeros Gracias especialmente todos los compañeros del Sindicato VERDI, a sus dirigentes por esta posibilidad que nos han permitido …gracias a ustedes ha sido posible venir exponer y conocer a compañeros excelentes. Gracias muchas gracias.

A 40 Años, 40 voces anónimas. Volver, Re-volver el pasado.

Volver, Re-volver el pasado

MEMORIA
DOMINGO, 03 NOVIEMBRE 2013 

Fuimos heroicos, fuimos pasiones encendidas, fuimos tan frágiles,

fuimos un beso y despedida, fuimos tan gráciles…

fuimos infantes inmaduros, fuimos futuro, y alegría,

fuimos un día cierta agonía que se marchaba y luego volvía…

fuimos un pleito, fuimos porfía, somos un sueño, una utopía…

(Manuel Huerta, Heroicos)

Se  cumplieron 40 años del aciago 11 de septiembre, barbarie que cerró a sangre y fuego un proceso social que se fue construyendo por cerca de 70 u 80 años de historia y luchas sociales. Acontecimiento  que abriría múltiples heridas en nuestra sociedad, que ha costado cicatrizar más allá de los pactos u soluciones administrativas.

Este gran costo social ha quedado registrado para la historia, para estas generaciones y no cabe duda, para las siguientes, en el Informe Rettig y Comisión Valech, sendos informes que dan cuenta en términos numéricos, los procesos, responsables estatales y los diferentes contextos en que ocurrieron las “más graves violaciones a los Derechos Humanos”, acontecidas  en un periodo que abarca hasta el  11 de marzo de 1990.

En términos del rescate de la memoria, se han escrito tesis, libros recopilatorios, de contexto, de análisis y reflexión, incluso de evaluación de los 1000 días del gobierno de Salvador Allende. Respecto a la dictadura militar, existen un sinfín de textos que van desde la Economía, Sociología, Politología hasta la Psicología.

Todos concuerdan que el periodo anteriormente señalado ha sido tenebroso, escabroso, violento respecto con sus víctimas. Nada ni nadie quedo intacto en esa vorágine de acontecimientos políticos, seguramente la verdad individual que es la base para construir la verdad colectiva, en algún momento será conocida y asumida por todos.

En estos 40 años, en el imaginario colectivo quedo instalado, a diferencia de los 30 años, que sí bien hubo un pueblo que fue víctima de todo el poder de la derecha y sus aliados, las Fuerzas Armadas, ese mismo pueblo asumió acciones de resistencia ante el cruel designio, las cuales coadyuvaron a forzar una salida democrática.

Revisando y reflexionando, parece interesante que existan diversas aproximaciones desde lo “científico” al fenómeno Unidad Popular y la posterior Dictadura Militar y digo fenómeno, en el sentido de objeto de estudio, pero a veces la información en su calidad y contenido comienza a saturar para no decir claramente, repetirse.

Una veta interesante a re-descubrir son los cientos y seguramente las miles de historias anónimas que contribuyeron con su esfuerzo, valentía, abnegación y desempeño al proceso de recuperación democrática. Democracia, palabra nueva, vacilante, incompleta, desigual, en constante construcción pero democracia en vez de dictadura.

En ese proceso es digno de destacar, la obra “Re – Volver, Relatos de una Dictadura”, libro que incluye a 40 jóvenes, hoy adultos que desde sus diversas experiencias, desde sus amplios y complejos matices, desde sus diversos recuerdos configuran historias de luchas, anhelos y sueños.

Recuerdos que estos 40 anónimos recuerdan en virtud y en calidad de personas que soñaron, amaron y no cabe duda que se comprometieron por una sociedad mejor. Seguramente en ese devenir nunca soñaron ni lucharon por una como la actual.

Todo lo que se hacía en tiempos de la dictadura tenía un costo, el “cuídese”, seguramente era parte del léxico cotidiano en estas 40 personas. Escrito en forma testimonial es una obra que transporta, que te lleva hacia el pasado, un pasado que no es tan pasado, muy por el contrario,  dado que sigue existiendo una sociedad desigual y por soñar.

40 memorias cabe en 40 años de 40 jóvenes que seguramente han superados esos 40, por recuperar el tiempo perdido, dar testimonio, dar la vida por la vida. Serán héroes anónimos, actores sociales, protagonistas, activistas, políticos o simples 40 personas que se subieron al tren de la historia, en el cual sólo se transita una vez.

La riqueza del texto es la diversidad que a través de la lectura se van transformando en historia no oficial, en huellas plurales desde lo singularidad de cada testimonio. Tenemos que seguir avanzando no sólo para construir memoria sino para rescatar esos cientos de personajes anónimos que contribuyeron a intentar fundar una sociedad mejor. Conocer y reconocer a estos 40 anónimos nos lleva a destacar el valor del testimonio, en una sociedad insatisfecha y cada vez más, desigual.

Otra obra que se dirige en la misma línea anterior “La Montaña Rebelde”, que versa sobre 12 historias sobre la guerrilla en Neltume, y su asedio constante por parte de un amplio operativo combinado entre fuerzas de seguridad y militares.

Los 40 años del golpe militar ya son parte del pasado, seguramente habrá que seguir sacando las lecciones justas y necesarias… mirando con vista hacia el futuro, se vienen otros 40 años, la caída en combate de Miguel Enríquez, en una callecita de San Miguel, será en un nuevo pero viejo contexto.

El desafío de mañana, es el rescate de esas historias anónimas, personales, no oficiales que vayan aportando seguramente desde su diversidad, desde su complejidad al nuevo sujeto social, al nuevo constructor de sociedad, simplemente es justo y necesario… cimentar una opinión que nos hace falta para construir una sociedad mejor.

Andrés Vera Quiroz

Noviembre del 2013

Memoria: Del dolor a las enseñanzas. Agonía, muerte, velatorio y sepultación de Gladys Marín

Funeral de Gladys
Funeral de Gladys (Photo credit: Tomas Hirsch)
Funeral de Gladys
Funeral de Gladys (Photo credit: Tomas Hirsch)
Funeral de Gladys
Funeral de Gladys (Photo credit: Tomas Hirsch)
Del dolor a las enseñanzas

Con especial dedicación a esa joven mujer fallecida un día de marzo, hace ocho años: mi hija Katia América

Hay una manida frase repetida por estas horas, en esta muerte tan anunciada y que no por eso dejo de remecer a este país. Ha sido demasiado reiterada: “él pese a las diferencias…reconozco”. Las palabras también se gastan y por eso hoy la ignoraremos. Porque hay demasiadas lecciones, reflexiones e impresiones en estas horas, como para detenerse en lo pequeño y no resaltar lo que unifica y permite avanzar a un Chile, que todavía tiene grandes pendientes en el camino por construir una democracia entera, redonda, sin tutelas de ninguna naturaleza y con una ciudadanía activa y completa.

Todo cuanto ha rodeado la agonía, muerte, velatorio y sepultación de Gladys Marín, trasciende lo anecdótico y puede servir para más allá de los extendidos sentimientos de pesar, extraer lo que parece esconderse tras los acontecimientos, declaraciones y gestos que con profusión hemos acumulado en estos últimos días.

Una agenda informativa impuesta desde la calle

Las distancias a veces importan. La intermediación de las miradas construye y reconstruye los acontecimientos. Los medios-todos- nos van entregando las miradas de sus reporteros, pero sobretodo –y como no- la de sus intereses editoriales y de empresa. Desde las primeras horas de la madrugada del domingo 5 de marzo al conocerse el deceso de Gladys Marín, comenzaron a sucederse los acontecimientos. Primero la normalidad de la programación que estaba agendada para ese fin de semana (desde estelares de la farándula, a todos los preparativos de la clásica guerrilla anual de las teleseries o culebrones), ello con algunas pequeñas interrupciones durante el transcurso de la tarde. Un punto de inflexión- por arriba, desde lo oficial- fue el anuncio del duelo oficial y que el propio presidente concurriese al salón de honor del ex Congreso. El lunes 6 se acentuó la cobertura desde el velatorio, con especiales de prensa o reportajes en la mayoría de los medios de todos los colores. Por mas distancia, la muerte de la líder comunista se filtro desde abajo, como avalancha. El martes 8 ya era indudable que la muerte de Gladys Marín no se podía tapar con un dedo.¿Qué había sucedido? ¿Qué primeras reflexiones surgen en caliente y cuanto todavía las imágenes y vivencias están cercanas y estamos aún estamos procesando todo lo vivido?

Por abajo, una ciudadanía que no pidió permiso, que sé auto convoca a veces, que corre la voz de casa en casa y de pega en pega, mientras miles de teléfonos y celulares sonaron y las redes se fueron tejiendo, se fueron constituyendo pequeños grupos. Se corrió la voz y en muchos casos con esfuerzo en el presupuesto de locomoción, distrayendo trabajo, se idearon las monedas del transporte y los claveles rojos, cintillos y banderas. Si una característica hay que subrayar, fue que mucha gente modesta y trabajadora fue la protagonista de estos acontecimientos y los cientos de miles del cantar del uruguayo Viglieti * fueron al ex Congreso y desfilaron en el sepelio, con la convicción del que asiste a un hecho histórico, que luego relatara a sus vecinos y familiares. Con creces todo excedió los militantes, sin desconocer que “el Partido” como dice un amigo, estuvo tensado al máximo. Todo esto trascendió la orgánica e indica que mucha gente reconocía a Gladys Marín más allá de los li mites de sus opciones políticas-ideológicas. Estaban en juego otros elementos que tocaron fuerte en cientos de miles, comenzando por el propio Ricardo Lagos emocionado cantando la Internacional a coro.

Quedaba en evidencia que las cientos de miles de personas en el velatorio habían obligado a alterar las pautas noticiosas. Que los editores se habían sorprendido. Y que junto con no detenerse esas multitudes-medio millón y hasta 800.000 personas según algunos- se multiplicarían en el funeral del martes 8 de marzo. El resultado tenistico Rusia-Chile y la guerra de las teleseries no pudieron ignorar un país que se conmocionaba. Hasta estas horas no hay cifras, ya vendrán, porque sabemos existen y aunque no se digan, todos los que estuvimos si testificamos que esa masividad fue extraña a estos tiempos. Todo estos sucesos fueron instalando significantes en muy diversas direcciones.

Emerge un pueblo que sale a las calles

Hay un concepto y palabra que no está de moda. Ha tenido reemplazos que parecen significar otra cosa o que buscan acercarse, pero no son lo mismo. Esa es pueblo, todos, los más, la heterogeneidad de los que no cortan el queque y marcharon desde las salitreras hasta los 60 con Frei y el FRAP, se dividieron con Tomic y Allende y luego fueron desarticulados y se volvieron a juntar como sujeto poco a poco hasta ser de nuevo miles. Ser pueblo, podría definirse desde la corporalidad y el tacto, es sentirse apretujado por otra-otro ser humano que no conozco y sentir por piel y química, que anhelamos cosas similares, que no podemos estar conforme con este planeta-mundo y país tal como esta. La definición es estar codo a codo con miles de personas compartiendo sensaciones. Parece que esta palabrota, reaparece en ocasiones especiales, como por ejemplo en las despedidas de aquellos que calaron hondo y se les reconoce eso, incluso por moros y cristianos. Manuel Bustos, Andrés Pérez, el “Gato” Alquinta, el cura Silva Henríquez, Allende por supuesto. Seguramente hay otros, pero ellos son representativos. El pasado año con la multitudinaria marcha del Foro Social y en rechazo de Busch, el mundo político se sorprendió de la emergencia de ese actor- en lenguaje de hoy-, de su diversidad y disciplina.

Esta vez muchos se movilizaron desde sus partidos o instituciones, pero también desde arrancarse del trabajo o la clase, porque era difícil perdérsela. Y eso fue, a nuestro entender lo más significativo de estos días intensos y simbólicos. Cientos de miles de santiaguinos, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, pobres y acomodados, de ferias persas y sindicatos, de terno y corbata o tenida artesa, venidos de muchas regiones convergieron en este adiós. Y en los próximos días, semanas y quizás meses seguramente tendrá replica en muchos lugares y la Gladys Marín será una excusa para juntarse y pensar que algo cambio después de todo lo vivido. Es un nuevo paso, aumenta lo del Foro y quizás prepara fenómenos que a veces son imperceptibles para los más avezados analistas.

Algunos mezquinamente querrán leer y sacar cuentas rápidas y estrechas en todas las direcciones. Hay que reconocer que la actitud de la dirección del PC y la familia, facilito la expresión diversa y multitudinaria, eso más allá de la fuerte y consistente presencia de una militancia comunista remecida en lo más hondo de sus sensibilidades. Pero los de Abajo con sus bombos y lienzos de estadio; las orgánicas gay y lesbica con sus banderas y diseños; las banderas chilenas, con el rostro de Gladys, de la izquierda cristiana, rojas-negras del mirismo, del Consejo de Todas las Tierras, socialistas, cubanas, y por cierto rojas con la hoz y el martillo fueron una mezcla heterogénea no vista desde los tiempos de la dictadura y los actos más representativos y masivos de esa época. ¿Sería posible pensar en una unidad de esa extensión y más? ¿ Con que programa y acuerdos? ¿Deponiendo que desenfrenados egos? ¿Sino en las presidenciales, en las parlamentarias? ¿Que reconstruya mayorías contundentes que alejen ese fantasma de la derecha retornando por las urnas? ¿O todo es circunstancial y como en la noche de San Juan, también viene el retorno de cada uno a su lugar?

La Gladys y esas características singulares

No quisiéramos repetir lo que hemos escuchado hasta el cansancio y que tan ampliamente hoy declaran desde sus camaradas a miembros de la Fundación Pinochet como el general Cortes Villa: la consecuencia, el coraje, la porfía de esta profesora normalista llegada de la provincia, que se convirtió primero en dirigenta gremial, parlamentaria, líder política, jefa clandestina, familiar de detenido-desaparecido, querellante contra Pinochet, caso de experimentación de nuevas terapias anticancerígenos, madre enferma con más tiempo para su núcleo intimo, escritora de sus memorias etc. etc. Querida y criticada, venerada y temida en las disputas internas, pero que en todo ello construyo estilos y ribetes que ningún político puede obviar por estos días.

¿Qué hacía distinta a Gladis Marín? 

En tiempos de placidez y relativismo, la pasión, él jugársela, la porfía. La estrecha relación entre sus condiciones de vida cotidianas y su vocación pública. Aquí no hay cuentas Rigss ni cajas chicas, ni ostentación de ninguna naturaleza. Entender la cosa pública asociada a la calle, a ponerse a la cabeza, a estar donde las personas y sus temas la requiriesen. A no esconder su identidad militante tras recetas del marketing o el acomodo de una coyuntura. Y culminar todo eso con la entereza de pelearle a esa enfermedad terminal y luego resguardar la dignidad de la muerte que la corroía internamente. ¿Será demasiado para tiempos de tanto pragmatismo, personalismo y rasquería de éticas?

¿Cómo leerá cada candidata y candidato los atributos que se reconocieron en esta dirigenta? Llama la atención la presencia multitudinaria de jóvenes, seguramente muchos no inscritos. De nuevo hay que preguntarse ¿Cómo sé reencantarán? ¿ Cómo podrán apasionarse a querer ser ciudadanos de un país que requiere que la política sea de servicio público efectivo? ¿ Cómo esperar que den el paso de inscribirse electoralmente, en un parlamento que no quiere discutir lo de legalizar o no la marihuana, la anticoncepción y la efectiva prevención del sida y donde aún se mantienen reglamentos en liceos que reprimen los teñidos del pelo o las pinzas y los aros, mientras se desatienden aspectos más sustantivos?

La Gladys Marín obviamente no fue perfecta. Los que la conocimos en los años del 70, supimos de fuertes encontrones y disputas. Otros desde el éxodo del PC tendrán páginas críticas. Pero ni lo uno, ni lo otro le resta los meritos descritos.

¿Qué tiene que ver esta mujer que reconocía la internación de armas por Carrizal, frente a la cobardía de los que se van al Hospital Militar, tienen alzas de presión en sus casas, desde sus altos cargos estaban en burbujas o se declaran dementes, mientras mueven miles de dólares de un banco a otro?

Seguramente cometió muchos errores en tan dilatada trayectoria, pero en la suma y el balance de lo que se reconoce, lejos lo principal fue la coherencia de optar por los más, por el tiempo para otros, por estar en la primera fila. Por ello, las imágenes zamarreada por carabineros o mojada por el “guanaco” conmovían al ver ayer en el cortejo a tanto policía circunspecto y observante ante multitudes de gente, pueblo o como se llame en las calles.

Si el cielo existe, apostamos que a estas horas, más de algún encuentro ya tuvo con los curas Hurtado y Alvear; el Che y Silva Henríquez; Miguel y Allende; Bernardo Leigthon y la humanista Laura Rodríguez. Y por supuesto su compañero vuelto fantasma y transformado en fotografía de solapa. Al fin la tarea de todos ellos por aquí fue casi la misma.

El dolor y los renunciamientos

Con la Gladys nos sucedió lo mismo que con la Sola Sierra hace años. Rabia de que no pudiera tener verdad, aunque empezó la justicia.

La temprana desaparición de Jorge Muñoz, esposo-compañero y padre de sus hijos, seguramente constituyo una herida que Gladys Marín mascullo entre dientes. Nunca tuvo indicios, ni un lugar, ni un rastro de esos queridos restos. ¿Quiénes lo saben, quienes se traspasaron ese detenido vendado, torturado y luego engrosando la categoría más siniestra creada por las dictaduras: ser un detenido desaparecido? El recuerdo en fotos y vivencias seguramente se fue desgastando en más de 28 años de búsqueda. Desconozco si alcanzo a enterarse estando consciente, de la detención de Contreras y su banda por los secuestrados de la calle Conferencia. Pero, ni las mesas de diálogos, ni las “supuestas” cooperaciones le entregaron nunca en vida, esa claridad que permitiera completar esa memoria. Esa deuda estuvo presente ayer en esa marcha eterna. Y esa presencia multitudinaria fue un acto reparatorio para ella y muchos familiares. ¿Cuántos otros esposas, madres y padres morirán sin saber del destino final de los suyos?

También hubo reivindicación de esas páginas aún semi-secretas y no del todo asumidas de la memoria reciente. Gladys Marín fue el retorno clandestino, la vida en la clandestinidad, los peligros, y el jugarse la vida y la libertad en la ruleta del azar del soplonaje y el chequeo de los aparatos represivos del régimen pinochetista. Ciertamente todo eso, la marco en su vida “normal”. La lejanía de sus hijos, él reencontrarlos después de años y ser dificultoso ese proceso, fue otro agregado a constituir esa resilencia que la acompañaría más de la mitad de su vida y que quizás posibilito ese tumor que acorto su reloj de tareas aún pendientes.

Con Gladys Marín también se homenajeo esos años de resistencia, duros y exigentes, del cual muchos ya no volverán jamás. Pareciera de repente que esas historias de vida, esas rutinas de riesgo del retorno y permanencia clandestina, esas separaciones de hijos, fueran de estelar del Informe Especial para septiembre o para testimonios y recuerdos privados entre quienes lo vivieron. Obviando que cientos de miles de chilenos y chilenas de diversa forma, hicieron de esa vida la cotianeidad de muchos años, soportando muertes consecutivas y sin despedidas. Sin ningún reconocimiento de esos actos de desprendimiento, que sin duda contribuyeron a reducir los tiempos de esa dictadura que se eternizaba.

Unas jornadas de mezclas y superposiciones

Por eso, en sus funerales se mezclaron tantas cosas, como en la noche de San Juan cantada por Serrat. Figuras del mundo de la política y el arte, la creación y las diversas militancias y sensibilidades expresadas con y sin banderas. Unidas con el pueblo unido, la internacional, él vuelvo del Illapu o la canción nacional democrática. Por eso, bien los reconocimientos a esos abogados y abogadas de derechos humanos. Por eso, bien por Gabriel Ascencio que tempranamente expreso sus sentimientos desde Chiloé. Por eso, nos sorprendió ver miembros de las fuerzas armadas escuchando a grupos callejeros cantando el Vuelvo. Por eso, no podíamos aceptar como natural que tanta gente se retirara por las calles adyacentes con banderas y signos que en otros tiempos les hubiese significado la detención o la muerte. Por eso, los de abajo lanzaron esas hermosas bengalas frente al monumento Allende. Por eso, el gesto del presidente Lagos de decretar duelo nacional y ver en la Escuela Militar y l a Esmeralda la bandera a media asta, no podía dejar indiferente. Por eso, fue significativo que fueran Michelle Bachelet y Soledad Alvear ampliando desde ya el espectro de apoyos, ante una derecha que no se medirá en gastos y maniobras. Por eso, pese a los detalles de intrasigencia o falta de criterio de carabineros, no hubo incidentes. Por eso, pudieron ingresar al velatorio, representantes de orgánicas de la derecha. Por eso, se movilizaron en buses miles de personas desde distintos lugares de Chile. Por eso, la guardia de honor conjunta de Pavez, Moulian, Hirsh, Jacques y García debiera ser señal de unidad en los procedimientos para dirimir quién será finalmente el abanderado. Por eso, este 8 de marzo se vio más dignificado. Por eso, las precandidatas concertacionistas y los precandidatos del Juntos Podemos presentes, quizás deban sacar lecciones, cuando todavía están enredados en mecanismos de primarias y fechas, que configuran retrasos y señales de mezquindades, en medi o de cruciales y tensas definiciones. Porque, sería muy torpe desoír las lecciones de estos días para todo ese arco de precandidaturas, que con diversas visiones animaran este año. ¿Será un mandato “el pueblo unido jamás será vencido”, coreado tantas veces durante la marcha-despedida?

¿Expresiones de sentimiento, buena crianza o cinismo?

Quisiéramos concordar que todos quienes expresaron sentimientos de pesar, por más que remarcaran sus diferencias, lo hicieron honestamente. Incluso quienes la denostaron, persiguieron y quizás estuvieron cercanos o involucrados en su persecución y hasta la planificación de su muerte. Algo, en alguna parte los removió ante esta pérdida. Pero, no obviemos repetir que no es posible, aceptable, ni nos prestigia como país que organizaciones políticas como el PC u otras no tengan la representación política que les corresponda. Pasado el velatorio, funerales y crematorio de sus restos ¿ Qué iniciativas concretas se originaran para no segregar chilenos de una democracia aún por alcanzar en plenitud?

No le creo a Lavín, pero sería interesante conocer su opinión sobre este sistema electoral perverso, que dejó en el Senado a Sergio Fernández y no permitió a Gladys Marín y a muchos tener un sillón en el parlamento. Parece, que también por esto hay jóvenes que no pescan inscribirse. Y otros votan nulo o en blanco.

La campaña y la vida siguen

El PC tendrá que reordenarse sin su líder más carismática. La familia Muñoz Marín y Marín Millie curara dolores y ausencia, desde tanta fraternidad manifiesta. Los miles que estuvieron en estas jornadas y los que no pudieron estar buscaran exigir esas cualidades a sus lideres comunales, distritales y nacionales. Es posible que más de algún puente quede tendido para reconstruir en la presidencial o las parlamentarias uniones de este pueblo que desbordo bloques y orgánicas.

El próximo 11 de septiembre en algún lugar del Cementerio General habrá un nuevo sitio de peregrinaje. La búsqueda de verdad y justicia proseguirá con cómplices y ahora con torturadores. Esas delegaciones asistentes y las decenas de países y organizaciones que se condolieron tendrán otra visión del Chile que parecía apático y domesticado en el concierto de América Latina. Algo parece que está cambiando, hay que aguzar el oído.

Compañera Gladys Marín hasta siempre. 

Ignacio Vidaurrázaga Manríquez es periodista 

*http://www.cancioneros.com/nc/5712/0/por-todo-chile-daniel-viglietti

http://www.dailymotion.com/video/x1iyf6_funeral-gladys-marin-marzo-200

5 OCTUBRE : “acuerdo Nacional por la Democracia y el consenso constitucional”,

Octubre 5, 2013

El otro plebiscito que perpetuó el modelo de la dictadura

image

Vía radio.uchile.cl

Un plebiscito realizado en junio de 1989, a solo ocho meses del triunfo del “No”, asentó una serie de reformas constitucionales en las que la Concertación cedió la posibilidad de tener mayoría en el Parlamento y aprobar una serie de leyes que democratizarían efectivamente al país. Para el sociólogo Felipe Portales, esto se explicaría por la concordancia ideológica de la Concertación con el modelo económico de la derecha, algo que se sostiene hasta el día de hoy.

“Faltando menos de dos semanas para el plebiscito de las “54 reformas constitucionales”, la desinformación y la confusión acerca de su significado marcan la percepción del acontecimiento tanto en Chile como en el extranjero. Según se desprende de diferentes encuestas periodísticas publicadas en los últimos días, una gran cantidad de chilenos continúa sin entender qué es lo que está en juego con las reformas. El bombardeo de spots televisivos sobre la materia aún no logra hacer comprensible al gran público cómo actores que estuvieron en posiciones tan disímiles en octubre pasado hoy coinciden en llamar a votar “apruebo” el 30 de julio (…)”.Revista Apsi, 17 al 23 de julio de 1989.

Apenas realizado el Plebiscito del 5 de octubre de 1988, en el cual el triunfo del “No” puso fin a 17 años de dictadura, la Concertación se sentó a negociar con la cúpula militar y la derecha un “acuerdo Nacional por la Democracia y el consenso constitucional”, con el objetivo de generar reformas a la Constitución de 1980.

En mayo de 1989, Augusto Pinochet presentó en cadena nacional el proyecto definitivo de 54 reformas a la Constitución, que contó con la aprobación unánime de la Concertación. Todos los partidos políticos llamaron a votar “Sí” en el plebiscito pactado para el 30 de julio de 1989 y solo una facción conocida como el Partido Socialista Chileno (de tendencia Nacional Socialista) y el Partido del Sur manifestaron su rechazo a la reforma, mientras que el MIR y el Partido Comunista llamaron a anular el voto.

Luego de una rápida campaña comunicacional y pese a la desinformación generalizada, el paquete de reformas fue aprobado por un 93.7% de los votos. ¿Pero qué fue lo que se aprobó, en un plebiscito del que pocos saben o recuerdan? Entre otros asuntos, la Concertación renunció a la mayoría legislativa parlamentaria que le aseguraba la Constitución del 80, al aceptar elevar los quórums para las leyes simples a la mayoría absoluta de los miembros presentes en ambas Cámaras, manteniendo los senadores designados.

De esta manera, todos los cambios económicos y sociales que la Concertación se ha excusado de hacer desde que llegó al poder en marzo de 1990, por no tener mayoría en el Parlamento, se explicarían en el pacto aprobado y promulgado por el mismo grupo político.

Para el sociólogo y académico Luis Felipe Portales, esto solo se explica por la tesis enunciada por el  teórico de la transición, Edgardo Boeninger (DC), en su libro Democracia en Chile: Lecciones para la Gobernabilidad, donde éste reconoce que, a fines de los 80, el liderazgo de la Concertación había llegado a una “convergencia” con el pensamiento económico de la derecha.

“El liderazgo de la Concertación había experimentado a fines de los 80 un viraje en su pensamiento económico que lo había llevado a una convergencia con la derecha, convergencia que políticamente no estaba en condiciones de reconocer. Con esa frase simplemente uno puede llegar al corazón de la cuestión, que es que el liderazgo de la Concertación modificó completamente su pensamiento, era un liderazgo que había modificado sus puntos de vista en materia económica y social, pero que políticamente no podía reconocerlo porque sus bases no habían experimentado ese cambio y se iban a resentir profundamente”, evidencia Portales.

Si bien quienes lideraban la Concertación en los inicios de la transición a la democracia han justificado su inoperancia política por el “miedo” que las Fuerzas Armadas y el dictador aún despertaban en esa época, para el profesor Portales esta explicación es “absurda”, debido a que los intentos por volver a un régimen dictatorial ya habían sido desestimados.

“El temor puede inducir a muchas cosas pero no a entregarle el poder al adversario al que temes. Y menos todavía en el caso de mediados del 89, si ya Pinochet en la noche del 5 de octubre trató de hacer algo, incluso un golpe, y tuvo el rechazo total de la derecha política, la derecha económica y las ramas de las Fuerzas Armadas, con menor razón a mediados del 89 iba a tener la fuerza para hacer un golpe de Estado porque la Concertación no aceptaba cambiar su propia constitución”, explica.

Para el académico, la comodidad con el modelo que los líderes de la Concertación experimentaron en los albores de la transición continúa hasta ahora, por lo que nada asegura que en el futuro puedan dar paso a las reformas a las que se han negado durante más de dos décadas.

“Hemos vivido en un brutal engaño en estos más de 20 años por parte del liderazgo de la Concertación, un brutal engaño en que ellos se siguen tratando de presentar como centroizquierdistas pero han sido de derecha, han sido claramente de derecha. Pruebas hay numerosísimas, el tema es el control comunicacional que se tiene. Obviamente al liderazgo de la Concertación no le va a convenir para nada desnudar esto y a la derecha tampoco, si la derecha ha sido la más beneficiada con esta conversión. No le interesa a El Mercurio, a La Tercera estar poniendo el dedo en la llaga”, acusa.

Así, en lugar de aprovechar el triunfo del 5 de octubre de 1988 para avanzar hacia la democratización del país y la sustitución del modelo neoliberal, con las reformas aprobadas ocho meses más tarde, el 30 de julio de 1989, el liderazgo de la Concertación se acomodó al legado de la dictadura.

Archivado en plebiscito no chile historia pinochet allende Concertación

 

Dilemas Éticos, Memoria y 40 años del Golpe Militar. Andres Vera Quiroz.

Dilemas Éticos, Memoria y 40 años del Golpe Militar

compartido de http://www.dilemas.cl

MEMORIA
LUNES, 16 SEPTIEMBRE 2013 

Por detrás de mi voz – escucha, escucha – Otra voz canta. Viene de atrás, de lejos; Viene de sepultadas Bocas, y canta. No son sólo memoria, Son vida abierta, Continua y ancha; Son camino que empieza. (Daniel Viglietti, Otra voz canta)

Los dilemas éticos, también conocidos como dilemas morales, han sido una dificultad para teóricos de la ética desde los tiempos de Platón. Un dilema ético es una situación en donde los preceptos morales o las obligaciones éticas entran en conflicto de forma que cualquier solución posible al dilema es moralmente intolerable. En otras palabras, un dilema ético es cualquier situación en donde los principios morales que te guían no pueden determinar qué curso de acción es el correcto o incorrecto. La memoria como hemos expresado anteriormente no es tan sólo el acto de recordar lo bueno y lo malo, sino que trasciende a esa dicotomía, incluso cayendo en el abuso de la misma. En el transcurso del siglo XX, los régimens totalitarios revelaron la existencia de un peligro hasta entonces insospechado: la manipulación completa de la memoria. No es que en el pasado se haya ignorado la destrucción sistemática de documentos y monumentos, lo que es una manera brutal de orientar la memoria de una sociedad. Se sabe, como un ejemplo lejano en tiempo y espacio, que el emperador azteca Itzcoatl, a mediados del 1440, ordenó que desaparecieran las estelas y los libros para poder recomponer la tradición a su manera; los conquistadores españoles, un siglo más tarde, se propusieron a su vez  borrar y quemar los rastros que daban testimonio de la antigua grandeza de los vencidos. Pero, al no ser totalitarios, esos regímenes atacaron sólo los depósitos oficiales de la memoria, dejando que sobrevivieran muchas otras formas, por ejemplo los relatos orales o la poesía. Habiendo comprendido que la conquista de las tierras y de los hombres pasa por la de la información y la comunicación, las tiranías del siglo XX sistematizaron su manipulación e intentaron controlarla hasta en sus ángulos más recónditos. Desde entonces, comprendemos por qué la memoria se ha visto revestida de tal prestigio a los ojos de los enemigos del totalitarismo, y no sólo a los de ellos porque otras tiranías actuales también han intentado combatir la memoria. Sin embargo, si generalizamos, el elogio incondicional de la memoria y el menosprecio ritual del olvido se vuelven, a su vez, problemáticos. La carga emotiva de todo lo que se refiere a un pasado doloroso es inmensa. Hace pocos días, se han cumplido 40 años del golpe militar que significó el inicio de una larga dictadura opresiva, cruel y violenta. Y digo golpe militar y dictadura, como dos elementos de una misma acción, pues los debates que se han instalado al menos a nivel político son justificar la asonada militar, es decir, el bombardeo al Palacio de la Moneda pero no lo que comienza a suceder el día después y que se prolongó hasta marzo de 1990. Esa forma de mirar la memoria, la historia y seguramente los procesos, debe tener estrecha relación tensionante entre los “cómplices pasivos y activos”, entre los “autocomplacientes y los autoflaglantes”. Si no fuese así, no se explica, los meas culpas de diversos sectores políticos, entrevistas televisivas, radiales y similares, testimonios dando cuenta de esos procesos, significantes y resignificaciones, llegando al perdón de algunos cómplices pasivos… Pero que es el perdón?, dependiendo de las culturas y religiones esta palabra cargada de valores y contradicciones tiene amplios significados, para estos efectos entenderemos al perdón como una acción individual dirigida hacia el ofendido, para que este  no sienta resentimiento, por lo tanto renunciando a una potencial venganza u reclamación de castigo. Pero el perdón no debe confundirse nunca con el olvido de la ofensa recibida. Perdones, más allá si son correctos, decisiones individuales, aisladas sólo mirando al pasado y no al futuro, Juan Emilio Cheyre Espinosa renuncio a su cargo en Servel, el ex presidente Ricardo Lagos Escobar y otros lo respaldan, “era un joven teniente de 25 años”, opinaron… y el “Nunca Más” promovido en aquel gobierno, en que situación queda y/o quedará… seguramente nadie lo sabe ni sabrá. Hace unos días atrás, como una nueva afrenta, alguna prensa de alta moral, entrevisto al ex general Manuel Contreras Sepúlveda, manifestó “que duerme tranquilo”, y que los “detenidos desaparecidos están todos en el Cementerio General”… en ese mismo tenor su secretaria en los tiempos de la DINA, Adriana Rivas, indicó que las torturas “eran necesarias para quebrantar a la gente”. Sobre los dichos anteriores podemos citar a la filósofa Hannah Arendt y su expresión “banalidad del mal”, que expresa que algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar sobre sus actos. No se preocupan por las consecuencias de sus actos, sólo por el cumplimiento de las órdenes. La tortura, la ejecución, la desaparición no son consideradas a partir de sus efectos o de su resultado final, con tal que las órdenes para ejecutarlos provengan de estamentos superiores. Este aniversario seguramente será recordado por las disimiles actividades, actos, ensayos, seminarios, discusiones de forma, con algunas frases hechas del bronce en año electoral, y con los decenas de perdones y auto perdones, pero humildemente este nuevo aniversario debió haber traído un aumento de Verdad y mejoramiento en la Justicia, y no cabe duda una enorme y utópica marcha desde la muerte a la vida. Esta fecha, implica un recuerdo gris, como ese día, con olor a humo y ruido de aviones bombardeando un sueño, un quiebre importante en las vidas por la violencia de ese día y los 17 años de dictadura que le siguieron. Para otros, los menos seguramente, es una fecha que evoca el Himno Nacional, imágenes de banderas saludando a los militares y brindis de champaña a la salud de la liberación de la patria del “cáncer marxista”. Esas imágenes resumen ese “11”, cabe expresar que son diversos y cambiantes los significados y sentidos levantados a ese día, porque la memoria no es una facultad dicotómica ni bipolar: es una construcción que se realiza en tiempo presente, que no se puede explicar en la metáfora del blanco y negro. Como dice Jelin, “la memoria es un territorio en disputa”, que implica luchas, batallas, tensiones, porque en la construcción y significación de ese pasado se está jugando la edificación del presente y del futuro. Las conmemoraciones fundan un buen instante para recordar, y recordar implica volver a pasar por nuestra mente imágenes, colores, olores, sensaciones, ideas y afectos que nos remiten a lo ya vivido. Sobre la imagen del Palacio de La Moneda ardiendo en llamas, comienzan a aparecer otros relatos, memorias que antes no encontraban una escucha social, por ejemplo, las resistencias individuales u colectivas en algunas fábricas de los cordones industriales o zonas del país. Septiembre, es una estación para recordar y homenajear a quienes ya no están, cuyos proyectos y sueños continúan teniendo sentido hoy; para reflexionar sobre los límites y alcances de la condición humana; para discutir y decidir qué tipo de país queremos tener; que nos interroga respecto de las prácticas democráticas; que nos permite transmitir la experiencia a las nuevas generaciones, esas mismas que han y siguen marchando por una Educación Gratuita y de Calidad. El aniversario de los 40 años del Golpe y posterior Dictadura Militar, nos puede ayudar a situar el pasado en el debate público, abramos los espacios para que circule la palabra sobre la experiencia vivida y transmitida, y se incorporen preguntas que hoy están haciendo eco, sobre todo para que el “Nunca Más” no se realice mirando al futuro, por el contrario, se centre en las formas en que, día tras día, vamos tejiendo y reconstruyendo nuestras vidas sociales. Con la distancia del tiempo, 40 años, se hace urgente y necesaria una verdadera política de memoria y derechos humanos, que el Estado asuma lo que deba asumir éticamente. Una política real y verdadera no puede reducirse sólo al reconocimiento y reparación de las víctimas sino que pactará, igualmente, rescatar las memorias de las personas antes de ser víctimas. Una política que honre el nombre de las víctimas y que enseñe que la pretensión de la memoria no es cuestión de izquierdas o derechas, sino de todo un país. Andrés Vera Quiroz

inShare

SEPTIEMBRE 1973

Septiembre… 1973 Septiembre… 1973Un año. Un mes. Un día en que se condensan años  de historia. Unas palabras, las del  Presidente Salvador Allende: “Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”, trascienden el tiempo y el espacio, como un eco, para escuc [ … ]

Esculapio…Esculapio Esculapio…EsculapioEl ex-marinero Jaime Salazar fue uno de los primeros prisioneros políticos chilenos en el caso conocido como los “marineros constitucionalistas”. Detenido  antes del Golpe de Estado, Salazar junto a 33 marineros enviaron una histórica carta al Presidente Allende (agosto,1973) denunciando el encarcelamiento y las torturas recibidas. La carta  [ … ]

Mi Golpe Mi GolpeA esa hora ya estábamos rodeados por un regimiento. Decían que era el regimiento Buin. Eran jóvenes chilenos igual que nosotros. Venían armados y nos tenían acorralados. Allí estábamos, desarmados sin querer creer que todo lo que habíamos visualizado acababa de desaparecer para siempre. No iba a haber guerra civil sino una faena de carnicer [ … ]

Vi a mi papá llorar por primera vez Vi a mi papá llorar por primera vezEn los setenta, yo era una niña callada, creativa y un poco volada. Aprendía historias del folclor chileno a través de la radio. Muchos seres fantásticos provocaban mi imaginación en dimensiones sin límites. Yo creía que esas extrañas criaturas vivían adentro de ese aparato electrónico tan extraordinario. Me asomaba por las rendijas de at [ … ]

El tren del día de ayer El tren del día de ayerMe despertó el ruido de la radio y de mi padre corriendo por los pasillos de la casa ¡es el golpe, es el golpe! Prendí la radio que estaba en el velador y la música militar ya estaba en marcha y una voz cortante leía bandos militares. Busqué otras radios, un locutor informaba de una radio de la UP que había sido allanada, como una noticia de [ … ]

Y llegó el 11 de Septiembre de 1973 Y llegó el 11 de Septiembre de 1973A  las 05.30 aproximadamente suena mi teléfono y una amiga me dice que se ha sublevado la marina de guerra  en Valparaíso. Nos levantamos con mi mujer y salimos para el Instituto de Economía y Planificación de la Universidad de Chile que dirigía. Empecé a entrevistarme con cada uno de los representantes de los diferentes partidos políticos [ … ]

Chile, Las Imágenes Prohibidas – Portada – Chilevision.cl

http://www.chilevision.cl

Chile, Las Imágenes Prohibidas – Portada – Chilevision.cl – 40 Años despues

La Voz del Hijo.Juan Carlos Chávez Pilquil . “Vengo a decir al señor Edwards y a todos quienes estuvieron involucrados que esto recién comienza”,

Agustín Iván Edmundo Edwards Eastman, (París, ...
Agustín Iván Edmundo Edwards Eastman, (París, Francia, 24 de noviembre de 1927-). Es un empresario y periodista chileno, actual heredero y propietario de El Mercurio S.A.P., Definido por muchos autores como el principal asset de la CIA en Chile, por ser parte importante de su Operación Sinsonte (Mockingbird).1 de acuerdo al Comité Church. (Photo credit: Wikipedia)
Hijo Juan Carlos Chavez Poema a su padre13 DE SEPTIEMBRE DE 2013 Interpuesta por hijo de víctima que busca justicia a 40 años del Golpe

Presentan primera querella contra Agustín Edwards por titular de La Segunda que trató de “ratas” a miristas asesinados

Juan Carlos Chávez Pilquil tenía 26 días de vida cuando secuestraron a su padre, Ismael Darío Chávez Lobos, en el marco de la llamada “Operación Colombo”. Un montaje destinado a encubrir la desaparición forzada de 119 opositores políticos del régimen militar y hacer creer a la opinión pública nacional e internacional que éstos habían fallecido en enfrentamientos con fuerzas de seguridad extranjeras y víctimas de purgas internas. “Vengo a decir al señor Edwards y a todos quienes estuvieron involucrados que esto recién comienza”, sostuvo el querellante.
 
 
 

Este 11 de septiembre, a 40 años del Golpe de Estado, fue presentada la primera querella criminal en contra de Agustín Edwards, dueño —entre otras empresas— de la cadena de diarios de El Mercurio S.A.P., como autor intelectual del delito de homicidio. La acción judicial fue interpuesta por Juan Carlos Chávez Pilquil, quien tenía 26 días de vida cuando secuestraron a su padre, Ismael Darío Chávez Lobos, en el marco de la llamada “Operación Colombo”. La detención del joven actor y estudiante de derecho ocurrió el 26 de julio de 1974 y se enmarca en un montaje destinado a encubrir la desaparición forzada de 119 opositores políticos del régimen militar, en su mayoría jóvenes —diez de ellos eran menores de edad— y una mujer embarazada, cuyo propósito era hacer creer a la opinión pública nacional e internacional que las víctimas habían fallecido en enfrentamientos con fuerzas de seguridad extranjeras y a consecuencia de purgas internas. La operación incluía la publicación de dos listas con sus nombres en medios extranjeros, O Día en Brasil y Lea en Argentina, donde se daba cuenta de la aparición de cuerpos de “guerrilleros” chilenos en Argentina, tras supuestos enfrentamientos y con la policía, reproducidas por medios locales. Entre los nombres está el del padre de Juan Carlos, de 22 años. El vespertino La Segunda —del consorcio Mercurio S.A.P.— fue el primero en publicar la noticia en Chile, con un titular que viola toda ética y entregando información que sabía falsa: “Exterminados como ratones: 59 miristas chilenos caen en operativo militar en Argentina”. Luego lo harán también Las Últimas Noticias y el propio Mercurio. Por eso, entre otros motivos que argumenta, la querella sindica a Edwards como “autor intelectual–mediato, en su condición de colaborador directo de la represión iniciada por agentes del Estado al servicio de la Junta Militar, a partir del 11 de septiembre de 1973, del delito de homicidio calificado de las personas que pasamos a enunciar”, entregando la lista de estos 119 chileno/as ultimados, con fecha de desaparición, militancia, edad y actividad. Juan Carlos explicó que “con esta querella buscamos establecer la responsabilidad de Edwards como autor intelectual de este crimen tan deleznable, como es el caso de los 119, siendo él uno de los gestores del golpe”. ImagenVengo a decir al señor Edwards y a todos quienes estuvieron involucrados que esto recién comienza, que vamos a perseguir a todos los civiles involucrados en la gestión del golpe de estado y los crímenes de lesa humanidad, a todos los que han encubierto estos crímenes y están han participado en estos montajes para eludir su responsabilidad”, concluyó.