La Primavera de Chile. Documental completo

La Primavera de Chile. Documental completo
Publicado el 13 jul. 2013

Título Original: La primavera de Chile
Título en Inglés: Chilean spring
Duración: 102 minutos
Soporte: Digital

Producción: Cristián del Campo — Gastón Muñoz

Dirección y Guión: Cristián del Campo Cárcamo

Producción Ejecutiva y Distribución: Elena Varela

Producción en terreno: Marcelo Dauros, Mauricio Castro, Mario Venegas, Cristián del Campo
Investigación periodística: Julio Candia
Colaboración Guión: Marcia Pozzo, Julio Candia, Hugo Fuentes
Cámara: Mauricio Castro, Juan Pablo Araneda, Alex Ramírez, Cristián del Campo
Edición y Montaje: Hugo Fuentes, Cristián del Campo
Arte y Diseño: Marcelo Dauros Pantoja
Postproducción: Marcelo Arriagada

Agradecimientos:

Radio Universidad de Chile
Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, ACES
Confederación Nacional de Estudiantes Secundarios, CONES
Confederación de Estudiantes de Chile, CONFECH
Federación Nacional de Pobladores, FENAPO
Confederación de Trabajadores del Cobre, CTC
Colegio de Profesores de Chile A.G.
Fundación Progresa

  • Categoría

  • Licencia

    • Licencia de YouTube estándar
  • CRÍTICAS Y ESTUDIOS
    La Primavera de Chile o el bloqueo cognitivo
    Por Colectivo Miope

    La Primavera de Praga fue un momento crucial en la liberación política y social donde Checoslovaquia le hizo frente al avasallador totalitarismo comunista que le pretendía imponer la ex-URSS.  Ahora, ésta alusión floral, respecto a Chile, estaría básicamente en consonancia con la misma idea de resistencia social pero en función a otro sistema económico –basado en el libre mercado– impuesto, mantenido y defendido por todo el espectro político -con intereses en juego- a lo largo de los últimos 30 años.

    La Primavera de Chile despliega a lo largo de casi dos horas un desfile de rostros queribles, como lo son los voceros estudiantiles. También otros más rabiosos, aquellos portadores de cierta misión con causas puntuales, más que con la trinidad de conceptos que defiende el estudiantado.

    Y, aunque el movimiento aludido como tal efectivamente posea todas las características de la analogía desenfundada en torno al replanteamiento duro del paradigma económico en ejecución, el largometraje logra escasamente aportar algo más a la reflexión profunda del asunto, confiando escuetamente en el abanico de argumentos cercados y por lo tanto, mucho menos aún, plantear -o al menos insinuar- rutas para los desafíos futuros del estancado embrollo. Es más bien una constatación sintética y cadenciosa, y pulcra eso sí. Una tibia cronología de sucesos con la expositiva intervención del dirigente, vocero, intelectual o experto afín.

    Evidentemente las autoridades oficiales son retratadas mediante un menesteroso material de prensa como -lo que supuestamente son- figuras rígidas, ultraconservadoras, opacas, poco dispuestas a escuchar, con discursos y planteamientos mecánicamente enarbolados. Sujetos poco empáticos, sin alma. Ontológicamente despreciables. Todo legítimo, pero claro, sin permitirse acceder a su voz en ninguna distendida conversación frontal que si gozan el resto de los participantes. Es decir, se hace imposible siquiera osar cuestionar lo fríamente dispuestos o al menos a darle una vuelta, darle un respiro y acceder a ideas que los discursos oficiales por su misma lógica eficiente y sobria no lo permiten. En definitiva, en La Primavera de Chile se asume que la repetición -a modo de mantra- fortalece esa hipótesis de trabajo que jamás se pone a prueba, ni menos aún, obvio, con el latente riesgo que involucra un debate.

    Aquí los razonamientos son unilaterales, su fuerza –como en la acción popular– al final del día se basa en la presión física, la ocupación y la soberbia convicción de que “lo que hacemos es lo correcto” y por tanto requiere radicalizaciones múltiples, eventuales atropellos, aceptación per se. Todo la disposición de elementos en este simulacro narrativo hace suponer –paradójicamente- que La Primavera de Chile no cree en su pueblo, no cree que éste pueda ejercer el pensamiento crítico, no cree que sea conveniente entregarle las elementos que -a través de un medio popular como lo es el cine- el individuo pueda sacar sus propias conclusiones, oxigenar su juicio, ser ciudadanos y no un par de piernas y gargantas útiles en determinado momento.

    Sin duda que el metraje apunta certeramente los aspectos fundamentales del movimiento acaecidos durante el 2011 a modo de reporte “objetivo” y además toca tangencialmente aspectos incluso más interesantes y particularmente idiosincrásicos que le dan personalidad al problema, como lo fueron las performances creativamente pop en público, las marchas carnavaleras, los eventos pachangueros masivos, el majadero uso retórico del rock pesado en la represión policial, y bueno, no mucho más.

    No adherir cabalmente a estas alturas a esta amalgama de fuerzas sociales que abogan por una educación de calidad, gratuita y sin lucro es prácticamente considerado una herejía, es decir, atreverse a ponderar la información, las circunstancias, los argumentos… básicamente pensar por sí mismo. Al parecer lo que se necesita hoy es el vitoreo instintivo, el apoyo irrestricto y acrítico a cualquier slogan que apele a la olvidada familia linchada por los pagarés de una institución que no le garantiza nada al educando, que lo ve como un número y mano de obra barata estratégicamente funcional a la nación en supuesto desarrollo.

    Más allá de que sea el “primer” documental sobre el movimiento –un término que en sí induce a desconfiar de la fuerza interna del despliegue de los contenidos–, sería saludable que esto sirviera para profundizar en base a lo que se supone que el cine puede lograr y que lo diferencia de otras manifestaciones audiovisuales, es decir, lograr acompañar un proceso determinado en base a una cierta intimidad, a un acceso único, nunca antes visto, en la profundización de los anhelos y desafíos más particulares. En las revelaciones que puede otorgar enfrentar una oposición específica, en encontrar aquella pulsión y valor en personajes en los que nadie confía ni conoce. La Primavera de Chile no roza en más de un par de escenas algo de esto. No construye personajes (pues los personajes están construidos ya), no revela nada que no sepamos ni se propone poner a prueba la tesis con la que parte y nunca se atreve a problematizar.

    De esta manera la propuesta aquí planteada tal vez sirva para expandir el “espíritu” reformista que reacciona efectivamente ante el abuso ejercido contra los más desprotegidos y, con ello, decirle al mundo que Chile se moviliza, que se une en torno a una serie de prácticas y que no tolera la prepotencia del capital. Pero, internamente, cinemáticamente, narrativamente, es apenas un primer y tibio paso respecto este gran tema. Luego, entonces, y por eso mismo, solo puede ser una formidable oportunidad para no anquilosarse en el irrelevante acopio de los hechos e imágenes que hoy por hoy abundan, redundan, cansan y sobran.

    Algunas interrogantes que quedan:

    ¿Qué pasa con los carabineros encapuchados? ¿De donde surge esa infame estrategia de boicot, si es que existe? ¿Cómo enfrenta un carabinero su función para con los estudiantes sabiendo que su profesión nace -por lo general- de la carencia de medios para un futuro que realmente desarrolle sus aptitudes? ¿Cómo se entrena un carabinero para abordar la represión? ¿Cree en su rol, puede optar? ¿Cómo aborda el dilema un estudiante con la necesidad de manifestarse si carga una tradición uniformada? ¿A qué le teme tanto la elite dominante? ¿Sólo a perder su poder, su influencia y sus negocios? ¿Por qué ésta cree con –supuesta– reflexiva convicción que su modelo ofrece más oportunidades de desarrollo integral a los ciudadanos? ¿Se niegan al cambio por que creen que una población educada, reflexiva, crítica abusará de su nuevo estatus a modo de venganza clasista?

¿Podríamos cantar también: ”nada escapa, nada muere, nadie olvida”?

Nadie olvida, nada escapa, nada muere.
Patricia Moscoso
Publicado: 6 agosto, 2014

Son 114 los aparecidos. 114 de quinientos: un quinto de los bebés que se sabe nacieron en cautiverio bajo los regímenes dictatoriales de la Argentina que se iniciaron en 1976 y terminaron poco después de la derrota en las Islas Malvinas, en 1983. Este martes Estela Barnes de Carloto, presidenta y fundadora de las Abuelas de Plaza de Mayo, recibió la noticia de que el examen de ADN solicitado por un joven pianista que tenía dudas acerca de su identidad había sido positivo. Lo supo temblando de emoción, según relató la jueza María Servini de Cubría que le dio la noticia de que el nieto que había estado buscando durante 36 años existía y quería encontrarse con ella.

Laura Carloto, la hija de Estela y Guido, fue secuestrada en La Plata estando embarazada. El 25 de agosto de 1978 la policía entregó su cuerpo asesinado a sus padres, pero del bebé nunca más se supo hasta ahora. Tan larga espera y búsqueda fructificó por decisión del propio Ignacio Hurban nombre que le dieron sus padres de adopción, al cual su madre biológica dio el mismo nombre de su abuelo, Guido. “Él nos buscó, y se cumplió lo que decimos siempre: ellos nos van a buscar a nosotras”, dijo su abuela hoy. “Nosotras no hacemos más que reclamar memoria, verdad y justicia” declaró a la prensa que celebró con ella la noticia “La recuperación de la identidad de Guido es una reparación para él, para la familia y para todos los argentinos (…) Otras abuelas tienen que sentir lo que siento yo: lo que yo quería era no morirme sin abrazarlo”.

A mediados de los años 80, mientras trabajaba en la revista APSI supe de las abuelas y estando en Buenos Aires partí a conocerlas. Me impresionó entonces la enorme convicción de su demanda, la inquebrantable decisión de esperar hasta que aparecieran. Hace dos años pude ver un documental de David, Coco, Blauestein acerca de las abuelas y los nietos, la búsqueda y el encuentro. “Botín de guerra” estrenada en el año 2000 en Argentina. Allí está detallado el espanto y el dolor de la pérdida, pero también la dulzura; porque junto con mantener viva la búsqueda y la denuncia, las abuelas celebran y bailan al son de la música interpretada por artistas argentinos (Los Pericos, Gustavo Ceratti, y también los nietos encontrados) con un estribillo que ha sido una especie de consigna para esta larga espera “Nada escapa, nada muere, nadie olvida”.

Botín de Guerra

Botín de Guerra

Batallas contra el olvido

La noticia de la aparición del nieto perdido de la presidenta de las Abuelas ha coincidido casi con la presentación en Chile del libro “No hay memoria sin ayer. Batallas por la memoria histórica en el Cono sur” editado por el historiador norteamericano Peter Winn y coescrito por el argentino Federico Lorenz , el uruguayo Aldo Marchesi y otro estadounidense, Steve Stern, especialista en América Latina.

Se trata de un proyecto de gran envergadura que abarca investigaciones en tres países: Argentina, Uruguay y Chile. “Nuestro objetivo es explorar las distintas dimensiones de la memoria histórica y relacionarlas entre sí” señala en el prólogo del libro Peter Winn, añadiendo que “se trata de evaluar cómo esos avances en la memoria histórica han contribuido a la construcción de una cultura política pro derechos humanos que pueda asegurar un futuro democrático del «Nunca más».”

La publicación editada por LOM consta de cuatro capítulos. En el primero, Winn y Lorenz analizan las memorias de la violencia política y la dictadura militar en Argentina (1976-1983). En el segundo, Aldo Marchesi se refiere al caso uruguayo (cuya dictadura cívico militar se extendió entre 1973 a 1985). Finalmente, Winn y Stern escriben acerca del “tortuoso” camino chileno a la memorialización.

Junto con consultar numerosas fuentes y revisar abundante bibliografía en cada uno de los países, los investigadores estudiaron los textos del historiador francés Pierre Nora y de Maurice Halbwachs, sociólogo y psicólogo social judío francés muerto en un campo de concentración. Ambos trabajaron en el concepto de memoria histórica como una construcción social.

Es a esa suerte de edificación a la que se refieren los autores de este libro en las conclusiones del mismo. Desde que terminaron las dictaduras se ha avanzado en los diferentes países afectados por la Operación Cóndor (plan ideado por Augusto Pinochet para coordinar a las policías represivas militares de Argentina, Chile, Uruguay, Perú y Paraguay) y cual más cual menos ha logrado recuperar su historia y levantar sitios de memoria. Sin embargo, para consolidad estos avances y lograr efectivamente que no se repitan los hechos horrorosos- detenciones, torturas, desapariciones no solamente de padres , sino también de hijos y de nietos- es preciso , dicen, un empoderamiento de la sociedad civil que tenga clara conciencia del concepto de “terrorismo de Estado” y se levante fuertemente contra la persecución por ideas políticas, las violaciones de la integridad corporal y otras formas de tortura , los secuestros, las ejecuciones sumarias.

El año pasado, al cumplirse 40 años del golpe de estado en Chile, hubo una suerte de destape general: vimos en televisión pública “imágenes prohibidas”, escuchamos testimonios nunca antes oídos, leímos en libros relatos que antes solamente se conocían en forma fragmentaria.

Los movimientos estudiantiles de 2011, cuyo vigor releva el texto de Winn y Stern, nuevamente dejaron en evidencia que algunos métodos usados bajo dictadura en Chile podían seguirse aplicando en democracia y que una pedagogía de la memoria y del respeto a los derechos de las personas sigue siendo una tarea pendiente.

¿Con cuanta convicción podríamos cantar también: ”nada escapa, nada muere, nadie olvida”?

Relacionados

BOTÍN DE GUERRA – Película Completa – Español

Lanzan libro sobre las batallas por la memoria histórica en

http://https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=MPAIRq0F3BU[/e

http://https://imagenesparamemoriar.com/2013/09/10/40-anos-golpe-de-estado-1973-un-trauma-no-superado-que-se-transmite-ademas-a-las-nuevas-generaciones/´119-bernardo-jmarcha-con-su-padre

Infancia Dañada por la Dictadura. Chile

Infancia Dañada por la Dictadura. Chile

Los niños y la represión en la dictadura
20 de agosto, 2013

Se estima que alrededor de 700 niños quedaron huérfanos por el Régimen Militar.

Son los otros desaparecidos, el otro rostro del periodo en que se enlutó el país, donde los mismos menores se estimado que fueron más de 200 niños los torturados y más de 700 menores quedaron huérfanos producto de la dictadura en Chile. Son algunas de las cifras de diversos informes de organismos de derechos humanos que retratan lo que vivieron menores de edad.

Hoy, algunas agrupaciones y personas que los ayudaron recuerdan la difícil experiencia de hace ya 40 años. Muchos de ellos llegaron a la Fundación de la Protección a la Infancia Dañada por los Estados de Emergencia, organización creada en 1979, donde acogieron a los huérfanos que lo perdieron todo.


http://Pidee. Memoria y archivo oral: hijos e hijas de detenidos desaparecidos. Santiago, Pidee, 2014(Libro en pdf)

Según el informe Rettig existen al menos 307 menores de 20 años ejecutados, de los cuales 75 son detenidos desaparecidos. Uno de los casos emblemáticos fue el de Carlos Fariña Oyarce, joven de 13 años asesinado en 1973, el cual luego de más de 30 años se logró que los autores del delito fueran sentenciados.

régimen militar, protección a la infancia dañada por los estados de emergencia, informe rettig,dictadura,Pinochet
Noticias relacionadas

Son 307 los jóvenes y niños de 20 años y menos muertos y desaparecidos en dictadura Pinochet

NO OLVIDAR: Los 307 niños y jóvenes asesinados en la Dictadura de Pinochet
25 enero, 2014

Nota: Esta lista no está completa dado que existen más casos, verificar el Auto de Procesamiento al Dictador Augusto Pinochet.

http://190.98.219.232/~interac/victimas/wp-content/themes/museo/victimas/FO00-2315.jpg

Son 307 los jóvenes y niños registrados (Comisión de la Verdad y Reconciliación, 1991), de 20 años y menos, que murieron o desaparecieron por acciones ejercidas por agentes del Estado durante la dictadura de la junta militar dirigida por Augusto Pinochet, entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990.

Muchos de ellos tenían exactamente la misma edad que Gonzalo Santelices Cuevas cuando éste era subteniente de ejército y cuando en octubre de 1973 en el marco del tristemente célebre caso de la Caravana de la Muerte, sacó de la cárcel de Antofagasta y condujo rumbo a la pampa a 14 presos políticos, amarrados y con la vista vendada, en donde los alineó para que fueran masacrados. Inculpado por su responsabilidad en estos crímenes, en este mes de marzo debe éste prestar declaraciones ante el juez Víctor Montiglio.

Frente a estas imputaciones y ante la demanda formal de algunos diputados, el 4 de febrero pasado Santelices Cuevas renuncia a su responsabilidad de general de la Guarnición militar de Santiago y hace pública una declaración en la que evoca los hechos que se le imputan escudándose en haber sido entonces menor de edad (tenía 20 años) y señalando «no haber recibido ni ejecutado ninguna orden ilegal».

A continuación va un listado de menores de edad, como lo era Santelices Cuevas en el 73, pero que fueron éstos víctimas de las «órdenes legales» y de los fieles ejecutores de estas órdenes. Muchos de los responsables de estos crímenes y sus cómplices se mantienen impunes y ocupan hoy en día altos mandos en las fuerzas armadas con el beneplácito de los gobiernos chilenos. De la lectura dolorosa de los nombres de estos 307 jóvenes y niños, una sola palabra surge como un grito: ¡Justicia!

Lista
1. Acevedo Gallardo, Pedro Gabriel, 19 años, estudiante universitario, 27/03/75, Copiapó *
2. Acuña Castillo, Miguel Ángel, 19 años, estudiante enseñanza media, 08/07/74, Santiago *
3. Aguayo Olavarría, José Luis, 16 años, estudiante enseñanza media, 13/09/73, Pucón, Villarrica *
4. Aguilar Garrido, Jacob Daniel, 20 años, obrero, 01/12/73, Santiago
5. Aguirre Tobar, Paulina Alejandra, 20 años, enseñanza media, 29/03/85, Las Condes, Santiago
6. Albornoz Acuña, Miguel del Carmen, 20 años, obrero agrícola, 06/10/73, Mulchén
7. Albornoz Matus, Sergio Williams, 14 años, aprendiz de albañil, 30/08/88, Santiago
8. Aliste González, Eduardo Gustavo, 19 años, enseñanza media, 24/09/74, Santiago
9. Altamirano Vargas, Jorge Ladio, 19 años, obrero agrícola, 15/09/73, Osorno *
10. Alvarez López, Patricio Amador, 17 años, estudiante, 24/03/76, Santiago
11. Alvarez Olivares, Denrio Max, 17 años, estudiante universitario, 19/12/73, Santiago
12. Aranda Schmied, Pablo Ramón, 20 años, estudiante universitario, 17/09/73, Santiago*
13. Aranguiz González, Jorge Antonio, 16 años, estudiante enseñanza media, 19/10/73, Santiago *
14. Aravena Mejías, Juan Fernando, 16 años, estudiante enseñanza media, 30/03/74, Santiago
15. Araya Garrido, Héctor Eugenio, 18 años, gásfiter, 13/10/73, Santiago
16. Arellano Muñoz, Jorge Sebastián, 20 años, obrero del POJH**, 09/09/83, La Cisterna
17. Arellano Pinochet, Héctor Benicio, 19 años, sin datos, 10/10/73, Valparaíso
18. Arias Quezada, Juan Domingo, 17 años, estudiante enseñanza media, 27/11/73, Santiago
19. Arias Vega, Alberto Vladimir, 19 años, mecánico, 22/08/74, Santiago, *
20. Arismendi Pérez, Adolfo Omar, 19 años, estudiante, 18/10/73, Puerto Montt
21. Arriagada Cortés, José Manuel, 19 años, suplementero, 12/10/73, Valdivia
22. Avendaño Bórquez, Francisco del Carmen, 20 años, profesor enseñanza básica, 19/10/73, Puerto Montt
23. Ayala Henríquez, Magla Evelyn, 2 años, 11/08/83, Santiago
24. Ayanao Montoya, Moisés, 19 años, obrero, 21/10/73, Coyhaique, Aysén
25. Azema Muñoz, Juan Nemias, 19 años, obrero, 12/08/83, Las Condes, Santiago
26. Balboa Troncoso, Omar Enrique, 18 años, estudiante enseñanza media,28/09/73, Santiago
27. Barría Bassay, Guido Ricardo, 19 años, empleado de correos, 16/10/73, Osorno, *
28. Bastías Martínez, Jaime Max, 17 años, obrero textil, 14/10/73, Santiago
29. Becerra Avello, Mario Manuel, 18 años, estudiante enseñanza media, 18/09/73, Yumbel
30. Becerra Julio, Fernando David, 16 años, estudiante enseñanza media,05/09/84, Santiago
31. Bioley Ojeda, Manuel Orlando, 20 años, funcionario ejército, 11/73,Temuco *
32. Bravo Fuentes, Hugo Patricio, 19 años, 09/08/74, Santiago
33. Buchuorsts Fernández, José Gastón, 19 años, servicio militar, (20)/09/73, Valdivia *
34. Cabezas Pérez, Segundo Enrique, 14 años, estudiante, 05/10/73, Los Ángeles, *
35. Cabrera Figueroa, Juan, 20 años, estudiante, 13/09/73, Pucón, Villarrica *
36. Cáceres Morales, Jaime Andrés, 11 años, estudiante enseñanza básica, 11/08/83, Santiago
37. Cáceres Peredo, Daniel, 17 años, 20/07/74, San Bernardo, Santiago
38. Cáceres Santibáñez, Roberto Hernán, 16 años, deportista, comerciante, 24/09/73, Santiago
39. Calderón Nilo, Francisco Javier, 19 años, obrero agrícola, 03/10/73, Paine, Santiago
40. Canto Gutiérrez, Manuel Fernando, 18 años, comerciante, 05/10/73, Santiago *
41. Cárcamo Navarro, Dagoberto Segundo, 20 años, obrero, 18/10/73, Puerto Montt
42. Cárcamo Rojas, Saúl Sebastián, 19 años, obrero agrícola, 16/09/73, Paine, Santiago
43. Carrasco Barrios, Ricardo Eduardo, 20 años, obrero agrícola, 16(09)/73, Paine, Santiago
44. Carrasco Díaz, Sergio Edrulfo, 18 años, estudiante, 16/09/74, Santiago *
45. Carreño Aguilera, Iván Sergio, 16 años, estudiante, 13/08/74, Peñalolén, Santiago *
46. Castro López, Carlos Alberto, 20 años, vendedor ambulante, 15/09/73, Santiago
47. Castro Saavedra, Sergio Manuel, 15 años, feriante, 15/10/73, Santiago
48. Castro Saéz, Héctor, 18 años, obrero agrícola, 24/09/73, Paine, Santiago *
49. Castro Seguel, Alex Robinson, 16 años, estudiante enseñanza media, 05/09/84, Santiago
50. Catalán Acuña, Celindo, 20 años, cesante, /03/78, Chillán *
51. Cayunao Villalobos, José Enrique, 20 años, obrero, 12/11/87, Providencia, Santiago
52. Cerda Ángel, Eduardo Elías, 8 años, estudiante enseñanza básica, 12/10/73, Santiago
53. Cerda Aparicio, Humberto Patricio, 20 años, universitario, 10/02/75, Peñalolén, Santiago *
54. Céspedes Caro, Luis René, 20 años, comerciante, 08/02/78, Santiago
55. Chamorro Leiva, Guadalupe del Carmen, 18 años, asesora del hogar, 13/06/86, Santiago
56. Chamorro Salinas, Carlos Octavio, 18 años, ayudante sastre, 20/10/73, Santiago
57. Chávez Oyarzún, Cosme Ricardo, 18 años, obrero pintor, 08/11/73, Valdivia
58. Cheuquepan Levimilla, Juan Eleuterio, 16 años, estudiante, 11/06/74, Lautaro *
59. Clavería Inostroza, Jorge Cristián, 19 años, empleado oficina, 18/10/73, Santiago
60. Contreras Grandón, Rubén Alejandro, 18 años, cesante, 03/07/86, La Granja, Santiago
61. Contreras Oviedo, Luis Alberto, 17 años, estudiante enseñanza media, 30/10/84, Arica
62. Coronado Astudillo, José Abel, 20 años, obrero, 17/09/73, Los Ángeles *
63. Corredera Reyes, Mercedes del Pilar, menor de edad, estudiante enseñanza media, 12/09/73, San Miguel, San Miguel
64. Cortázar Hernández, Manuel Roberto, 20 años, estudiante enseñanza media, 17/10/73, Copiapó
65. Cortés Castro, Bernardo del Tránsito, 20 años, estudiante universitario, 05/04/74, La Serena
66. Cortés Navarra, Andrés Nicanor, 17 años, obrero, 19/09/75, Santiago
67. Cortéz Luna, Gabriel Marcelo, 17 años, estudiante enseñanza media, 18/09/73, Chillán
68. Cotal Álvarez, Luis Raúl, 15 años, estudiante enseñanza media, 05/10/73, Angol
69. Cubillos Gálvez, Carlos Luis, 20 años, vendedor ambulante, 04/06/74, Santiago *
70. Cubillos Guajardo, Domingo Clemente, 19 años, 18/01/74, Santiago
71. Curamil Castillo, Francisco Segundo, 18 años, obrero agrícola, 10/73, Carahue, Puerto Saavedra
72. Díaz Jeria, Luis Alfredo, 18 años, 20/09/73, Curacaví *
73. Díaz Soto, Eduardo Antonio, 19 años, comerciante, 14/12/83, Ñuñoa, Santiago
74. Duarte Reyes, Ramón Leopoldo, 18 años, estudiante, 30/10/88, San Antonio
75. Durán Torres, Oscar Omar, 17 años, artesano, 09/10/83, Santiago
76. Escanilla Escobar, Claudio Jesús, 16 años, estudiante enseñanza básica, 23/10/73, Parral *
77. Escobar Lagos, Lorena del Pilar, 3 años, 08/10/78, Santiago
78. Escobar Vásquez, Alejandro, 18 años, estudiante, /09/73, Pucón, Villarrica *
79. Espejo Gómez, Rodolfo Alejandro, 18 años, estudiante enseñanza media, 15/08/74, Maipú, Santiago 80. Espínola Muñoz, Juan Carlos, 18 años, estudiante enseñanza media, 17/11/85, Pudahuel, Santiago *
81. Espinoza Farías, Jorge Hernán, 19 años, 07/10/73, Santiago *
82. Fariña Oyarce, Carlos Patricio, 13 años, estudiante enseñanza básica, 13/10/73, Santiago *
83. Felmer Klenner, José Luis, 20 años, estudiante universitario, 19/10/73, Puerto Montt
84. Fernández Acum, Mario, 20 años, relojero, 28/09/73, Osorno *
85. Fernández Pavéz, Sergio Fernando, 18 años, cargador, 05/10/73, Santiago *
86. Fernández Rivera, Jorge Antonio, 18 años, estudiante enseñanza media, 05/09/85, San Miguel, Santiago
87. Fierro Pérez, Juan Bautista, 17 años, cesante, /10/73, Valdivia
88. Fierro Pérez, Pedro Robinson, 16 años, cesante, /10/73, Valdivia
89. Flores Araya, José Orlando, 19 años, estudiante enseñanza media, 23/08/74, Peñalolén, Santiago *
90. Flores Caroca, Floridor de Jesús, 20 años, obrero, 13/10/73, Santiago
91. Flores Echeverría, Arnaldo, 19 años, 10/06/84/, Santiago
92. Flores Mardones, Nicolás, 18 años, ayudante mueblista, 18/03/74, Santiago
93. Freire Caamaño, Eliecer Sigisfredo, 20 años, obrero maderero, 09/10/73, Chihuio, Valdivia
94. Freire Medina, José, 20 años, estudiante universitario, GAP, 11/09/73, La Moneda, Santiago *
95. Fres Gallardo, Gonzalo Elías, 18 años, obrero textil, 24/03/84, La Ligua
96. Fuentes Concha, Nadia del Carmen, 13 años, estudiante enseñanza básica, 02/07/86, La Florida, Santiago
97. Fuentes Fernández, Oscar Vicente, 19 años, estudiante universitario, 09/04/85, Santiago
98. Fuentes González, Luis Hernán, 20 años, 05/12/74, San Bernardo, Santiago *
99. Fuentes Lagos, Jorge Antonio, 19 años, obrero, 11/08/83, La Cisterna, Santiago
100. Fuentes Toledo, Jorge Franco, 17 años, vendedor ambulante, 13/08/83, San Miguel, Santiago
101. Fuenzalida Morales, Francisco Antonio, 12 años, estudiante enseñanza básica, 27/03/84, Santiago
102. Gallardo Arancibia, Rafael Antonio, 6 años, estudiante enseñanza básica, 06/09/85, San Bernardo, Santiago
103. Garay Hermosilla, Héctor Marcial, 19 años, estudiante universitario, 08/07/74, Santiago *
104. García Ramírez, Vicente Israel, 20 años, estudiante, 30/04/77, Rancagua *
105. Garrido Ocarez, Carlos Humberto, 19 años, feriante, 02/10/73, Santiago
106. Gatica Coronado, Víctor Joel, 18 años, vendedor ambulante, 08/11/73, Valdivia
107. Gho Alarcón, Mario Armando, 19 años, servicio militar obligatorio, 16/10/73, Santiago
108. Godoy Acuña, José Domingo, 20 años, obrero agrícola, 20/09/73, Quilaco, Santa Bárbara
109. Godoy Mansilla, Darío Armando, 18 años, estudiante enseñanza media, 19/10/73, Quebrada El Way, Antofagasta
110. Gómez Aguirre, Ana Teresa, 19 años, obrera PEM, 11/08/83, Santiago
111. Gómez Concha, José Domingo, 17 años, estudiante, 17/09/73, Cobquecura
112. Gómez Espinoza, Nelson Fernando, 19 años, obrero, 10/09/83, San Miguel, Santiago
113. González Allende, Manuel José, 16 años, estudiante, 21/09/73, Santiago
114. González Bravo, Miguel Ángel, 18 años, egresado enseñanza media, 12/05/84, Santiago
115. González González, Carlos Ramiro, 18 años, estudiante universitario, 15/09/73, San Felipe *
116. González Norambuena, Mauricio Leopoldo, 20 años, CORA, técnico agrícola, 02/10/73, Linares
117. González Osorio, Carlos Manuel, 19 años, obrero, 12/06/74, Santiago *
118. González Pérez, Rodolfo Valentín, 19 años, servicio militar obligatorio, 24/07/74, Santiago *
119. Guajardo Pizarro, Juan Segundo, 18 años, obrero, 21/09/74, Vicuña
120. Guerrero Gutiérrez, Carlos Eduardo, 20 años, estudiante universitario, 31/12/74, Peñalolén, Santiago *
121. Gutiérrez Garrido, Felipe Antonio, 2 años, 07/10/87, Peñalolén, Santiago
122. Gutiérrez Gómez, Marcelo del Carmen, 17 años, 05/10/73, Osorno *
123. Gutiérrez Gutiérrez, María Cristina, 16 años, estudiante, 07/03/86, Renca, Santiago
124. Gutiérrez Seguel, Sergio Enrique, 18 años, trabajador independiente, 18/01/74, Santiago *
125. Henríquez Aguilar, Sandra Janet, 14 años, estudiante enseñanza básica, 12/08/83, Pudahuel, Santiago
126. Hernández Albornoz, Miguel Ángel, 17 años, 05/09/86, San Miguel, Santiago
127. Hernández Garcés, Héctor Enrique, 17 años, estudiante enseñanza media, 06/10/73, San Bernardo, Santiago
128. Herrera Cofré, Jorge Antonio, 18 años, estudiante enseñanza media, 13/12/75, Santiago *
129. Herrera Villegas, José Manuel, 17 años, mecánico, 07/10/73, Lonquén, Isla de Maipo*
130. Hinojosa Céspedes, Vicente Armando, 19 años, vendedor ambulante, 02/04/74, Santiago
131. Huaiqui Barría, Roberto, 17 años, egresado enseñanza media, 20/09/73, Riñihue, Valdivia *
132. Hinostroza Ñanco, José Víctor, 19 años, electricista, 25/10/73, Valdivia
133. Jara Herrera, Juan Carlos, 17 años, estudiante, 18/09/73, Yumbel, Laja
134. Joui Petersen, María Isabel, 19 años, estudiante universitaria, 20/12/74, Peñalolén, Santiago *
135. Lagos Salinas, Carlos Eduardo, 20 años, estudiante universitario, 16/09/73, Chillán
136. Lara Espinoza, Gabriel Valentín, 18 años, estudiante enseñanza media, 22/09/73, Mulchén *
137. Lara Valdés, Cristián Alfonso, 20 años, auxiliar de buses, 30/10/84, San Miguel, Santiago
138. Larenas Molina, Carmen Gloria, 19 años, 12/07/83, Valparaíso
139. Lazo Maldonado, Luis Rodolfo, 20 años, obrero agrícola, 16/10/73, Paine *
140. Leal Díaz, Miguel Ángel, 18 años, folklorista, 05/09/86, Maipú, Santiago
141. Leonidas Contreras, Elizabeth, 14 años, estudiante, embarazada, 14/10/73, Santiago
142. López Elgueda, Ricardo Octavio, 15 años, vendedor, 20/09/73, Santiago *
143. López Zúñiga, Francisco Humberto, 19 años, vendedor ambulante, 03/07/86, Santiago
144. Loyola Cid, Edgardo Orlando, 19 años, ayudante soldador, 03/12/74, Santiago *
145. Maigret Becerra, Mauricio Armando, 18 años, estudiante 29/03/84, Pudahuel, Santiago
146. Manríquez Norambuena, Patricio Enrique, 17 años, estudiante enseñanza media, 21/09/73, Santiago
147. Mansilla Coñuecar, Carlos Humberto, 20 años, boxeador, 18/10/73, Puerto Montt
148. Marambio Araya, Oscar, 20 años, funcionario público, GAP, 13/09/73, La Moneda, Peldehue, Santiago
149. Marchant Vivar, Marcela Angélica, 8 años, estudiante enseñanza básica, 11/08/83, La Granja, Santiago
150. Marín Rossel, Jorge Rogelio, 19 años, empleado portuario, 28/09/73, Iquique *
151. Mariqueo Martínez, Pedro Andrés, 16 años, enseñanza media, 01/05/84, Santiago
152. Martínez Aliste, René Máximo, 20 años, reservista del ejército, 08/12/73, San Bernardo, Santiago
153. Martínez Hormazábal, Luis Alberto, 19 años, empleado de oficina, 11/10/73, Santiago
154. Martínez Vera, Gustavo Hernán, 18 años, estudiante, 24/09/73, Paine, Santiago
155. Matamala Venegas, Luis Gilberto, 16 años, estudiante secundario, 19/09/73, San Joaquín, Santiago
156. Matulic Infante, Juan Estanislao, 19 años, 16/10/73, Calama
157. Medina Hernández, Rodrigo Alejandro, 18 años, estudiante universitario, 07/05/76, Santiago
158. Mella Flores, Alejandro Robinson, 19 años, estudiante enseñanza media, 26/12/73, Linares *
159. Mena Alvarado, Nalbia Rosa, 20 años, embarazada, 29/04/76, Santiago *
160. Merino Molina, Pedro Juan, 20 años, sastre, 14/09/74, Coronel, Concepción
161. Montoya Torres, Darío Hugo Belisario, 19 años, servicio militar obligatorio, 20/09/73, Cobquecura
162. Mora Gutiérrez, Fernando Adrián, 17 años, obrero maderero, 09/10/73, Chihuio, Valdivia
163. Morales Chávez, Enrique Segundo, 15 años, estudiante, 29/11/83, Santiago
164. Morales Díaz, Domingo de la Cruz, 20 años, electricista, 14/10/73, Santiago
165. Morales Morales, Armando Edelmiro, 19 años, estudiante enseñanza media, 04/10/73, Parral *
166. Morales Muñoz, Henry Aníbal, 15 años, estudiante enseñanza media, 30/10/84, Santiago
167. Morales Sanhueza, Presbiterio Estanislao, 20 años, obrero PEM, 08/83, Ñuñoa, Santiago
168. Moreno Campusano, Héctor Leonardo, 19 años, estudiante enseñanza media, 21/09/73, Los Ángeles
169. Moreno Díaz, Manuel Ernesto, 18 años, estudiante enseñanza media, 19/09/73, Tocopilla
170. Moscoso Moena, Fernando Humberto, 20 años, estudiante universitario, 20/12/73, Talcahuano
171. Moya Rojas, Ángel Gabriel, 15 años, 14/09/73, Santiago
172. Muñoz Guajardo, Bernardo Enrique, 19 años, 16/10/73, San Bernardo, Santiago
173. Muñoz Mella, Jorge Rodrigo, 18 años, estudiante enseñanza media, 18/09/73, Santiago *
174. Muñoz Riveros, Alexis Eduardo, 16 años, estudiante enseñanza industrial, 28/04/88, San Miguel, Santiago
175. Muñoz Rojas, Hernán Antonio, 19 años, obrero agrícola, 14/10/73, Padre Hurtado, Santiago
176. Narváez Salamanca, Jorge Patricio, 15 años, estudiante enseñanza media, 28/09/73, Mulchén *
177. Nash Saez, Michel Selim, 19 años, servicio militar obligatorio, 29/09/73, Pisagua
178. Navarro Martínez, Manuel Jesús, 20 años, obrero en taller ciclista, 07/10/73, Lonquén, Isla de Maipo *
179. Nieto Duarte, Carlos Alberto, 20 años, obrero agrícola, 16/10/73, Paine, Santiago*
180. Núñez Espinoza, Ramón Osvaldo, 20 años, estudiante, 25/07/74, Santiago *
181. Ñancumán Maldonado, José Armando, 20 años, obrero, 18/10/73, Puerto Montt
182. Ñiripil Paillao, Julio Augusto, 16 años, agricultor, 08/10/73, Galvarino
183. Ojeda Jara, Jorge Luis, 20 años, estudiante universitario, GAP, 05/10/73, San Antonio*
184. Olivares Coronel, Iván Nelson, 18 años, estudiante, 21/10/75, Santiago
185. Opazo Guarda, Mario Armando, 20 años, obrero agrícola, 14/09/73, San Pablo, Osorno *
186. Ordenes Simón, Juan Miguel, 20 años, obrero agrícola, 19/09/73, Ñuñoa, Santiago
187. Ordoñez Lamas, Iván Gerardo, 17 años, cesante, 07/10/73, Lonquén,Isla de Maipo *
188. Ormeño Gajardo, Vasco Alejandro, 18 años, talabartero, 26/02/74, Penco, Concepción
189. Ortiz Moraga, Jorge Eduardo, 20 años, estudiante universitario, 12/12/75, Santiago *
190. Ortiz Orellana, Ramón Remigio, 17 años, estudiante enseñanza media, 18/01/74, Santiago *
191. Ortiz, Ortiz, Carlos Manuel, 18 años, obrero, /10/73, Santiago
192. Pacheco Durán, Jorge Pedro, 20 años, artesano, 19/12/73, Santiago
193. Paineman Puel, Luz Marina, 15 días, 27/03/84, Santiago
194. Palacios Guarda, Iván Gustavo, 18 años, estudiante, 18/04/89, Quinta Normal, Santiago *
195. Palma Coronado, Edison Freddy, 15 años, estudiante enseñanza básica, 30/08/88, Peñalolén, Santiago
196. Palma Rodríguez, Juan Patricio, 17 años, estudiante enseñanza básica, 11/09/73, Santiago
197. Pantoja Rivera, Sergio Amador, 19 años, servicio militar obligatorio, 03/10/74, Putre*
198. Pardo Aburto, Jorge Enrique, 15 años, 04/09/85, Santiago
199. Parra Quintanilla, Patricio Humberto, 14 años, 28/09/73, Santiago
200. Pavez Pino, René Enrique, 19 años, obrero POJH, 04/10/83, La Florida, Santiago
201. Pérez Godoy, Pedro Hugo, 15 años, estudiante enseñanza básica, 17/10/73, Ñuñoa, Santiago *
202. Peters Casas, Guillermo Ernesto, 19 años, chofer, 17/09/73, Osorno*
203. Peña Catalán, Hernán Manuel Gerónimo, 20 años, pioneta, 15/10/73,Santiago *
204. Peña Fuenzalida, Juan Francisco, 20 años, servicio militar obligatorio, 03/10/74, Putre*
205. Plaza Díaz, Sara Beatriz, 17 años, labores de casa, 01/03/85, Santiago
206. Poblete Tropa, Juan Mauricio, 20 años, comerciante, 27/09/73, Chillán
207. Ponce Contreras, Miguel Ángel, 18 años, 20/10/73, Padre Hurtado, Santiago
208. Quezada Yáñez, Marcos, 18 años, estudiante enseñanza media, 24/06/89, Curacautín
209. Quinteros Miranda, Eduardo Santos, 19 años, estudiante enseñanza media, 08/10/73, Santiago
210. Ramírez Améstica, Rogelio Gustavo, 18 años, estudiante, 01/10/73, Santiago
211. Ramírez Calderón, Gustavo Guillermo, 20 años, mecánico automóviles, 06/09/75, Peñalolén, Santiago *
212. Ramírez Ortiz, Víctor Fernando, 19 años, vendedor ambulante, 11/10/73, Santiago
213. Ramírez Peña, Sergio Hernán, 17 años, estudiante, 06/12/73, Santiago
214. Reinante Raipan, Modesto Juan, 18 años, obrero maderero, 10/10/73, Liquiñe, Valdivia *
215. Retamal Parra, Luis Alejandro, 14 años, estudiante enseñanza básica, 12/09/73, Santiago
216. Retamal Pérez, Oscar Abdón, 19 años, estudiante enseñanza media, 23/09/73, Parral *
217. Reyes Arzola, Marco Aurelio, 20 años, 21/09/86, Macul, Santiago
218. Reyes Avila, Carlos Ramón, 19 años, /09/73, Santiago
219. Ríos Bustos, Marcos Orlando, 15 años, estudiante, 01/10/73, Santiago
220. Ríos Céspedes, Ernesto Igor, 18 años, estudiante técnico, 03/07/86, San Miguel, Santiago
221. Ríos Traslaviña, Miguel Ángel, 16 años, estudiante enseñanza básica, 01/10/73, Santiago
222. Riquelme Castillo, Luis Fernando, 14 años, estudiante enseñanza básica, 04/08/85, Ñuñoa, Santiago
223. Riquelme Lemus, Marcelo Augusto, 17 años, estudiante, 14/08/84, Peñalolén, Santiago
224. Robles Ortega, Pablo Marcelo, 16 años, estudiante enseñanza media,26/11/89, Santiago
225. Rodríguez, Aqueveque, Juan Enrique, 20 años, zapatero, 03/10/73, Santiago
226. Rodríguez Aqueveque, Florentino Rafael, 17 años, 03/10/73, Santiago
227. Rodríguez Celis, Víctor René, 16 años, estudiante básico, 11/05/83, Ñuñoa, Santiago
228. Rodríguez Herrera, Nibaldo Manuel, 14 años, estudiante técnico, 04/09/84, La Cisterna, Santiago
229. Rodríguez Hinojosa, Erick Enrique, 20 años, obrero, 04/09/89, Santiago
230. Rodriguez Leal, Pablo, 18 años, estudiante enseñanza media, 15/11/81, Santiago *
231. Rodríguez Mena, Hugo Abraham, 8 años, estudiante enseñanza básica, 30/10/84, Santiago
232. Rojas Arancibia, Santiago Rubén, 16 años, estudiante, 18/10/73, Santiago
233. Rojas Denegri, Rodrigo Andrés, 19 años, fotógrafo, 06/07/86, Santiago
234. Rojas Fuentes, Manuel Tomás, 20 años, reservista del ejército, 07/12/73, San Bernardo, Santiago
235. Rojas Rojas, Jaime Ignacio, 9 años, estudiante enseñanza básica, 11/08/83, Valparaíso
236. Romo Escobar, Manuel Luis, 20 años, vendedor ambulante, 01/02/74, Santiago
237. Ropert Contreras, Enrique Andrés María, 20 años, estudiante universitario, 14/09/73, Santiago
238. Rosas Asenjo, Reinaldo Patricio, 17 años, estudiante enseñanza media, 13/09/73, Osorno
239. Rubio Garrido, Luis Armando, 20 años, empleado, 30/10/84, Santiago
240. Saavedra González, Enrique Antonio, 18 años, estudiante universitario, /09/73, San Felipe *
241. Saavedra González, José Gregorio, 18 años, estudiante enseñanza media, 19/10/73, Calama
242. Saavedra Muñoz, Víctor Segundo, 19 años, obrero maderero, 04/10/73, Valdivia
243. Salas Parra, Oscar, 20 años, 12/09/73, Lota, Concepción
244. Salinas Martín, Isidro Hernán, 18 años, estudiante, 01/07/86, La Cisterna, Santiago
245. Salinas Vera, Mario, 16 años, estudiante enseñanza media, 20/10/73, Santiago *
246. San Martín Barrera, Raúl Buridan, 19 años, obrero, 06/10/73, Santiago *
247. San Martín Lizama, Jorge, 20 años, 18/07/76, Curacautín
248. Sánchez Pérez, Simón Eladio, 17 años, estudiante enseñanza media, 20/09/73, Santiago *
249. Sandoval Caro, Erika del Carmen, 15 años, estudiante enseñanza media, 28/03/84, Santiago
250. Sandoval Gómez, Segundo Abelardo, 19 años, estudiante enseñanza media, 02/10/73, San Javier, Linares
251. Sanhueza Ortiz, María Isabel, 19 años, labores de casa, 12/07/83, Pudahuel, Santiago
252. Santander Albornoz, Ignacio del Tránsito, 17 años, obrero agrícola, 04/10/73, Paine, Santiago
253. Santander Zúñiga, Omar Hernán, 18 años, feriante, 20/10/86, Estación Central, Santiago
254. Santibáñez Durán, Miguel Ángel, 19 años, 05/10/73, Santiago
255. Schmidt Arriagada, Ricardo Augusto, 20 años, 13/09/73, Pucón, Villarrica *
256. Segovia Gil, Leopoldo Albino, 20 años, cesante, 18/06/83, Santiago
257. Sepúlveda Bravo, Ricardo del Carmen, 16 años, estudiante, 16/10/73, Ñuñoa, Santiago
258. Silva Jara, Luis Alberto, 14 años, feriante, 06/10/88, Santiago
259. Silva López, Víctor Galvarino, 20 años, empleado, 16/10/73, Santiago
260. Silva Silva, Luis Armando, 20 años, técnico electrónico, 24/09/74,Maipú, Santiago *
261. Solar Welchs, Luis Pedro, 18 años, 23/10/73, Arica
262. Solís Núñez, Bernardo Isaac, 20 años, 14/09/73, Niblinto
263. Soto Cabrera, Rubén Simón, 18 años, obrero, 18/01/83, Valparaíso *
264. Soto Campos, Hugo Enrique, 18 años, estudiante enseñanza media, 26/09/73, Parral *
265. Soto Herrera, José Antonio, 15 años, estudiante enseñanza media, 04/09/85, La Cisterna, Santiago
266. Soto Valdés, Alberto Toribio, 20 años, 09/10/73, Pudahuel,Santiago
267. Suazo Suazo, Luis Segundo, 20 años, pintor automóviles, 14/10/73, Santiago
268. Tapia Leyton, Oscar Eugenio, 20 años, feriante, 10/06/84, Santiago
269. Thomes Palavecinos, Segundo Enrique, 15 años, estudiante enseñanza básica, obrero,19/09/73, Santiago
270. Torres Aguayo, Paola Andrea, 4 meses, 27/03/84, Concepción
271. Torres Aguayo, Soledad Ester, 4 años, 27/03/84, Concepción
272. Torres Flores, Henry Francisco, 16 años, pioneta, /07/74, Pisagua*
273. Torres Tello, Macarena Denisse, 6 años, estudiante enseñanza básica, 23/05/89, La Granja, Santiago
274. Torres Villalba, Freddy Jimmy, 19 años, estudiante universitario, 20/09/73, Concepción
275. Tracanao Valenzuela, Eliseo Maximiliano, 18 años, obrero maderero,10/10/73, Liquiñe, Valdivia *
276. Ulloa Pino, Víctor Adolfo, 16 años, estudiante enseñanza media, 18/09/73, Los Ángeles *
277. Valdebenito Espinoza, Carlos Rosendo Richard, 19 años, estudiante, 07/10/87, San Miguel, Santiago
278. Valdivia Valenzuela, José Eduardo, 17 años, estudiante enseñanza media, 03/07/86, Santiago
279. Valdivia Vásquez, Miguel Ángel, 16 años, obrero, 21/10/73, Paine, Santiago
280. Valdivia Vásquez, Segundo Fernando, 20 años, obrero, 21/10/73, Paíne, Santiago
281. Valdivia Vásquez, Víctor Eduardo, 18 años, obrero, 22/10/73, San Bernardo, Santiago*
282. Valencia Calderón, Manuel Eduardo, 20 años, técnico electricista, 16/06/87, Conchalí, Santiago
283. Valenzuela Ferrada, Luis Mario, 20 años, obrero forestal, 04/10/73, Valdivia
284. Valenzuela Velásquez, Claudia Andrea, 6 años, estudiante enseñanza básica, 14/09/73, Talca
285. Valle Pérez, José Miguel, 15 años, estudiante, 17/10/73, Santiago 286. Vásquez Riveros, Juan Fernando, 15 años, estudiante enseñanza
media, 15/09/73, Santiago
287. Vega González, Arturo, 20 años, transportista, 16/10/73, Lago Ranco, Valdivia
288. Venegas Lázzaro, Claudio Santiago, 18 años, estudiante enseñanza media, 10/09/74, Santiago *
289. Vera Ortega, Fernando Isidro, 18 años, vendedor, 23/09/73,Santiago
290. Vergara Toledo, Eduardo Antonio, 19 años, estudiante
universitario, 29/03/85, Santiago
291. Vergara Toledo, Rafael Mauricio, 18 años, estudiante enseñanza media, 29/03/85, Santiago
292. Vicencio Arriagada, Blas Javier, 20 años, /12/73, Santiago
293. Vidal Aedo, José Eduardo, 20 años, obrero agrícola, 05/10/73, Mulchén
294. Vidal Tejeda, Víctor Iván, 16 años, estudiante, 13/10/73, Santiago
295. Viera Ovalle, Francisco Eugenio, 19 años, estudiante universitario, 11/10/73, San Bernardo, Santiago 296. Villar Quijón, Elías Ricardo, 20 años, estudiante universitario, 20/02/75, Peñalolén, Santiago *
297. Villarroel Ganga, Víctor Manuel, 18 años, obrero, 25/06/74, Santiago *
298. Vivanco Vásquez, Víctor Julio, 19 años, estudiante enseñanza media, 08/10/73, Parral*
299. Wood Gwiazdon, Ronald William, 19 años, estudiante universitario, 20/05/86, Santiago
300. Yaufulen Mañil, Oscar Romualdo, 18 años, obrero agrícola, 11/06/74, Lautaro *
301. Yáñez Figueroa, Patricio Alejandro, 14 años, estudiante enseñanza media, 14/06/83, San Miguel, Santiago
302. Zamora Meléndez, Juan Cristián, 18 años, obrero, 27/03/84, Viña del Mar
303. Zamora Portilla, Pedro Germán, 15 años, estudiante, 13/10/83, La Florida, Santiago
304. Zamorano González, Víctor Manuel, 18 años, obrero agrícola, 03/10/73, Paíne
305. Zabala Barra, Rubén Federico, 15 años, aseador de autos, 12/10/83,(Concepción)
306. Zúñiga Adasme, Luis Hipólito, 19 años, feriante, 15/11/81, Santiago *
307. Zúñiga Urzúa, Gabriel Ángel, 19 años, obrero POJH, 05/09/84, Santiago

Detenidos desaparecidos

Fuente : Comisión de Verdad y Reconciliación (1991). Informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación (Informe Rettig). Tomo I y Tomo II, Febrero 1991. Chile : Santiago, 889 p. Recopilación de nombres realizada en febrero del 2007 por E.Aguirre y S. Chamorro, ex miembros del Comité pro-retorno de exiliados de Chile

Siglas
CORA : Corporación de la Reforma Agraria
GAP : Grupo de Amigos del Presidente
PEM : Plan de Empleo Mínimo
POJH : Programa Ocupacional para Jefes de Hogar

Author: Felipe Henríquez Ordenes Ingeniero Computacional y Profesor de Inglés. Activista de los DDHH Chile. @PipeHenriquezO

Relacionado

Leopoldo Larravide 20 años http://190.98.219.232/~interac/victimas/?p=657

Destacado

Cuarenta años. ¿Aniversario o compromiso de unidad? Cristian Cottet

Cuarenta años. ¿Aniversario o compromiso de unidad?

 

Cristian Cottet

 

En todos aquellos lugares en que la política
ha sido falsa, incapaz y mala, se ha requerido
a la justicia para que actuara en su lugar…
Pablo Neruda; “Yo acuso”

El 20 de julio de 1974 es secuestrado desde un taller de bicicletas, en la comuna de Ñuñoa, el militante del MIR Luis Guajardo Zamorano. El 26 de julio de 1974 doña Eliana Zamorano Rojas, madre de Luis Guajardo Zamorano, interpuso un Recurso de Amparo a favor de su hijo ante la Corte de Apelaciones de Santiago, acompañando como antecedente un certificado de la Posta Nº 3 en el cual consta la atención médica realizada a su hijo. El 12 de diciembre de 1974, el Ministro del Interior, General Raúl Benavides Escobar, respondió a la Corte que el amparado no se encontraba detenido por orden emanada de ese ministerio.

Un año después, el 23 y 24 de julio de 1975, por medio de los diarios chilenos El Mercurio y La Segunda se da a conocer una lista de 119 chilenos que habrían muerto en diversos países sudamericanos, entre los cuales se encontraba Luis Guajardo Zamorano. “Exterminados como ratones”, era el titular del diario La Segunda.

El 5 de octubre de 1974 muere Miguel Humberto Enríquez Espinoza, Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), combatiendo a los destacamentos de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Representante genuino de una generación marcada por el avance las luchas populares, Enríquez marcó la pauta de lucha contra la dictadura instalada el 11 de septiembre de 1973 al negarse repetidamente abandonar Chile en virtud de un cerco que se cerraba cada día más.

Miguel Enríquez nació el 27 de marzo de 1944. En estos días cumpliría 70 años.

Pero también este año se cumplen 40 años de la desaparición de Luis Guajardo Zamorano.

Y se cumplen 39 años del montaje instalado por la dictadura y avalado por la prensa derechista, donde se quiso convencer de una vendetta criminal, haciendo uso de los nombres de 119 chilenos. 101 de ellos eran menores de 30 años. 57 eran solteros. 19 eran mujeres, 91 hijos quedaron sin padre o madre.

Este año se cumplen 40 años de la muerte de Miguel Enríquez.

Pero es mucho más que un aniversario. Estos 40 años encuentra a quienes combatieron y resistieron la dictadura desde la militancia en la izquierda revolucionaria en múltiples procesos paralelos de construcción de referentes políticos. La izquierda no tiene nombre, no es un líder ni un partido. Menos es un movimiento social gobernado por entusiasmos parciales. La izquierda es una sumatoria de reivindicaciones, es sentires campesinos, movilizaciones de trabajadores. La izquierda es mujer, estudiante. La izquierda es constitutiva de una identidad de la pobreza. La izquierda no le pertenece a nadie.

Cuarenta años es una vida, me dijo mi abuela cuando los cumplí. Cuarenta años son también lo que ha tardado la izquierda en reconocerse desde la pobreza construyendo referencias que den luz y dirección a las múltiples organizaciones que se debaten en las particulares reivindicaciones locales.

La izquierda es también los dolores de cada detenido desaparecido, no sólo los más nombrados o dirigentes nacionales. La izquierda es una campesina que junto a otra reunieron fuerzas para exigir que les devuelvan sus esposos en Paine. Cuarenta años es un vida, si, pero un vida definida por la memoria. El olvido, por su lado, es una mancha, una siniestra mancha que permite seguir viviendo y así gozar de las nuevas virtudes que nos ofrecen el presente y el futuro. El olvido se ha transformado en una acusación, en una serie de castigos y con esto la crueldad se ha instalado entre las desastrosas miradas del resto. El olvido es una conmemoración discriminadora, es reconocer el heroísmo de Miguel Enríquez y dejar de lado los 119 desaparecidos por la DINA. El olvido contiene mucha memoria, entonces cuando se conmemora la figura del héroe y se desplaza la figura del militante, del dirigente de la Reforma Agraria, de las mujeres violadas en Villa Grimaldi, cuando el héroe eclipsa a los que supone dirigir o reconocer, allí, en ese momento la izquierda concurre al olvido más ominoso y segmenta su patrimonio a una zona elitista y banal.

La fragmentación social y política ha sido una de las herramientas más recurrentes a la hora de inmovilizar las luchas y reivindicaciones de los pobres. Reconozcámoslo, continuar santificando algunos líderes muertos, semeja más a un proceso religioso, acerca mucho más a una animita, pero no a la práctica política que los pobres comienzan a reconocer como propia.

Este año se cumplen 40 años de la muerte de Miguel Enríquez.

Pero también este año se cumplen todos los cumpleaños de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), se cumplen todos los años de los detenidos desaparecidos y sus familiares que les buscan, se cumplen todos los años de los ejecutados, de los guerrilleros de Neltume, de las primeras gestiones de resistencia a la dictadura. Este año es el cumpleaños de Chile, un Chile vigoroso pero penoso, un Chile orgulloso de su trabajo.

Este año se cumplen 40 años de la muerte de Miguel Enríquez.

Existen dos posibilidades en este marasmo político que es la izquierda. O bien conmemoramos la muerte de Miguel Enríquez como un héroe que en solitario enfrentó lo peor que ha dado este país, o bien conmemoramos el comienzo de la construcción de una izquierda reunida tras muchos, miles de aniversarios que aún duelen cada vez que nos recuerdan la vida de izquierdistas que no descansaron ni flaquearon a la hora de luchar, no sólo por el retorno de la democracia existente antes del 73, sino por una vida mejor, un país mejor… una democracia mejor.

Este año se cumplen 40 años de la desaparición de Luis Guajardo Zamorano.

LA GUARDERÍA MONTONERA. LA PELÍCULA

Una película en construcción

Año 3. Edición número 132. Domingo 28 de noviembre de 2010
Por

Miradas al Sur

La película está en etapa de preproducción. Por ahora se llama La Guardería, pero su nombre puede cambiar si durante la investigación y el rodaje los realizadores encuentran alguna palabra que resuma la idea. Como proyecto en elaboración, será presentado en el Doc Buenos Aires/Latin Side of the Doc, que comienza pasado mañana en la Ciudad, y se extiende hasta el 3 de diciembre, en el marco de Ventana Sur, el mercado organizado por el INCAA en alianza con el Marché Du Film del Festival de Cannes.
“Es una idea que está atravesada por diversas líneas de pregunta. Estamos en 2010 y, después del gobierno de Kirchner, creo que hay un espacio para mostrar esto sin que quede esa idea de ‘qué malos los Montoneros que dejaron a sus hijos’. La idea es complejizar esa mirada, ver cuáles son sus contradicciones, desde la reivindicación de la militancia, ya sea que estés a favor o en contra”, señala Virginia.
El relato narrativo de la película se sustenta en varios testimonios de los chicos que estuvieron en La Guardería, al fin y al cabo, son los protagonistas principales de esta historia. La intención es que no sólo un personaje tenga el peso de la tensión de la trama, sino que sea una historia que se vaya construyendo durante el transcurso de la película. “Para algunos es mejor que sea la voz de una niña que va recorriendo la infancia. Otros sugieren que haya una voz adulta que racionalice el pasado”, afirma la autora y directora del fim.
“Me gustaría que la vea gente que no es del palo, o por lo menos, que no sean sólo nuestros amigos. Ese es uno de los desafíos, porque quizás hay gente que cree que esta temática ya la vio. Todos tuvimos una infancia y nos podemos encontrar, por lo menos, en ese punto. Voy a intentar que lo político no sea lo central, aunque está claro que lo político atraviesa la película y el momento histórico que nos tocó vivir durante nuestra niñez, no hay manera de desconocerlo. Pero no quiero dirimir batallas que no son mías”, concluye Virginia.

OTRAS NOTAS

  • Virginia volvió a la Argentina a fines del ’83. Con su madre y su historia a cuestas. Se instalaron en Quilmes y en marzo del 84 ya estaba en la escuela, con su guardapolvo blanco y su mochila, al lado de otros chicos que habían nacido, como ella, en el ’76. Sin embargo, esos chicos criados en plena dictadura, no podían tener ni idea de que, esa nena de rubios rulos y profundos ojos celestes había vivido una historia increíble. Una historia que hoy cuenta con una memoria y una crudeza que conmueve hasta las tripas.

  • La semana próxima, Miradas al Sur ofrecerá como compra opcional el documental Unidad 25, de Alejo Hoijman. El film relata el trasladado de Simón Pedro, un joven de 18 años, a la Unidad 25. Con más de 250 presos, es la única cárcel-iglesia en Latinoamérica, donde el fervor religioso evangelista une tanto a presos como a guardias.

  • Miradas al Sur asistió al rodaje de la serie de docu-ficción para TV “Unidad 9”. Una serie de trece capítulos que narra lo sucedido en “los pabellones de la muerte” durante la última dictadura militar. El guión y la dirección está a cargo de Carlos Martínez, Héctor Vilche compuso la música, y Alberto Elizalde Leal está trabajando en la producción: los tres son ex militantes del PRT-ERP y estuvieron detenidos juntos en dicha unidad como presos políticos. Por muchas razones, se trata de un rodaje especial.

  • Año 1979, la conducción nacional de Montoneros lanza la Contraofensiva y cientos de militantes que están en el exterior se preparan para volver al país.

  • Simón Radowitzky es una figura que toda la vida me deslumbró por el compromiso con sus ideas. Era un tipo totalmente despojado de cuestiones personales, siempre al servicio de la causa libertaria. Nació en Rusia y a los dieciocho años llegó a la Argentina. Ya ese viaje solo es una historia en sí misma. Después terminaría en el fin del mundo: veinte años preso en el penal de Ushuaia por ser quien tomó en sus manos la responsabilidad de hacer justicia cuando el Estado se desentendió de una feroz represión que hubo el 1º de mayo de 1909, encabezada por Ramón Falcón.

  • La Guardería de La Habana fue una experiencia inédita, probablemente irrepetible, generada en el marco de una situación de excepcionalidad. Éramos conscientes de la brutalidad genocida de la dictadura, capaz de torturar a un niño para intentar obtener información de los militantes. Surgió así la propuesta de La Guardería.

    Relacionado  http://eledificiodeloschilenos.blogspot.com/

Memorias Desplazadas . Una rabia constructiva.

22 de enero de 2014 

¿Qué hacer cuando la historia se escribe borrando con el codo? ¿Cómo reaccionamos frente a la instalación de “hitos fundacionales” que hacen caso omiso de la densidad temporal que se acumula antes de ellos? Sale en las noticias una nota sobre la inauguración del “Memorial por la diversidad” en homenaje a Daniel Zamudio, y me pregunto si acaso es tan necesario que repitamos esos malos gestos de momentos anteriores: recordar sin asumir que, con ello, se fuerza un olvido. 

 

Tal vez se trate de ese hábito constitutivo de las personas no-heterosexuales -más marcado todavía en las organizaciones que hoy hegemonizan un tenue movimiento social- de vivir con la memoria lo más corta posible. Toda nuestra existencia, parece, se juega en la fugacidad de lo que no puede ni debe permanecer: la disco, el espectáculo, la música, los gestos. Entonces, cuando hay acciones que de forma deliberada instalan el olvido no puedo hacer más que enojarme. ¿Por qué insistir en la desmemoria cuando ya estamos tan asediados por ella?

 

Escudriño las pantallas y doy con el discurso de Rolando Jiménez, las declaraciones de la ministra Pérez e imágenes de claveles frente a un bloque de concreto. “Daniel aceleró la aprobación de la Ley Antidiscriminatoria, al tiempo que fue la primera víctima de la homofobia mencionada con nombre y apellido por la máxima autoridad del país, el presidente de la República”. Desconcierto frente a esta frase. Y más rabia también, porque resulta que ahora lo importante es que una muerte aceleró el trámite de un mal proyecto, y eso es lo que merece ser recordado. Lo que vale inscribir en el relato colectivo que tenemos sobre nuestro pasado es que una figura, un “angelito” le dio a un puñado de organizaciones del gremialismo sexual la posibilidad de figurar como paladines de un mártir. Son las políticas públicas el espacio en el que tendríamos que reconocernos, no la lucha o la organización o la militancia.

 

Con su relato estatista, leguleyo y lastimero, Jiménez violenta la memoria que, de a poco y con persistencia furiosa, se ha intentado construir desde una orilla disidente. Me impacta que, en su discurso, no haya mención alguna de las víctimas del incendio en la Divine. No diría que me sorprende, porque sé bien qué esperar de un sujeto misógino y voraz por el poder, capaz de las alianzas más sucias y de los gestos más mezquinos. Pero no puedo no sentirme afectado por el hecho de que frente a una tragedia que debiésemos sentir como propia por la forma en que se hicieron presentes todos los mecanismos opresivos de la dictadura: hostigamiento policial, investigaciones negligentes, cierres del caso sin resultado alguno. 

 

No logro comprender cómo es que dejamos de lado esta memoria. Con toda honestidad, me cuesta imaginar una forma humana y ética de recordar que implique mandar al tarro de la basura una historia dolorosa sólo por privilegiar un hecho mediático reciente que ha dado rentables dividendos a dirigentes anquilosados y autocráticos. Parece que es más importante quedar en la buena con las autoridades de turno (los inconspicuos generentes del Estado) en vez de luchar por una conciencia colectiva que asuma la herida de una justicia negada y que permita, al mismo tiempo, la construcción de una lucha emancipadora. Y, sin embargo, los ejemplos de memorias desplazadas son tantos que me asombro de mi indignación, para, inmediatamente, desautorizar este asombro y reponer la rabia constructiva. 

 

Quienes nos reconocemos hoy en el campo de la disidencia sexual tenemos que asumir esta asimetría: no contamos con medios para lograr imponer desde arriba un recuerdo, y por eso mismo la tarea -persistente y furiosa, como las locas que somos- es la construcción solidaria de un relato que dignifique la lucha. Que no deje bajo la alfombra a lesbianas, trans e intersexuales. Que no asuma, en definitiva, que la fragilidad a la estamos expuestxs es parte de una sociedad opresiva que nos violenta de forma simultánea y múltiple. Recordar el dolor, pero no a costa de la negación de otros dolores que son tanto o más propios y urgentes de memoria.

 

Destacado

Memoria MIR. Carta de Daniel Felipe Ruiz Lazo.

Carta de Daniel Felipe Ruiz Lazo.

Estimados compañeros y compañeras, de mi familia roja y negra:                                                                                                                                                                         

Quiero compartir con ustedes en nombre mío y de mi familia una importante noticia. El 29 de noviembre he ganado la querella criminal contra Álvaro Corvalán Castilla y Aquiles González Cortés, por el secuestro permanente de mi hermano Sergio Fernando Ruiz Lazo, a ambos se los ha condenado a ocho años de presidio mayor en su grado mínimo.

Por supuesto, esperábamos una condena muchísimo mayor, no nos sentimos conformes ni creemos que se ha hecho justicia, sin embrago, no podemos dejar de alegrarnos por este avance, frente a diversas situaciones, en muchos momentos llegamos a creer que no viviríamos lo suficiente para ver este día, tal como le sucedió a mi madre y mi padre que murieron con el dolor de ver impunes a los que alejaron para siempre de nuestro lado a Sergio.

Hoy me siento más tranquilo, creo que nuestra lucha por estos casi treinta años no ha sido en vano, en lo personal les aseguro que no desistiré hasta ver que se haga realmente justicia para mi hermano y para todos nuestros compañeros y compañeras que cayeron en las manos sangrientas de los que hoy pretenden inocencia, me siento también orgulloso como siempre de mi hermano, de su integridad, de su consecuencia, como deben estarlo todos los que lo conocieron.

Agradezco a todos los que nos han acompañado estos largos años de dolor y lucha, los que han permitido que la memoria de Sergio perdure, los que han continuado luchando, los que creen que mueren los cuerpos no las ideas, no los sueños ni los principios y que día a día construyen un palmo del mundo en el que creemos, en el que creyó también mi hermano.

Me despido con un abrazo fraterno, en nombre de mi familia

Daniel Ruiz Lazo.

 

  1. RUIZ LAZO SERGIO FERNANDO – Memoria Viva

    http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D…/sergio_fernando_ruiz_lazo.h…

    Sergio Fernando Ruiz Lazo, casado, dos hijos, técnico textil, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR, fue detenido el 21 de diciembre de 

  2. RUIZ LAZO SERGIO FERNANDO Detenido Desaparecido

    190.98.219.232/~interac/victimas/?p=349

    El 20 de diciembre de 1984 fue detenido por funcionarios de la CNI, en Santiago Sergio Fernando RUIZ LAZO, dirigente del MIR, quien había ingresado 

  3. Cómo El Mercurio intentó encubrir las desapariciones de Sergio Ru

    es.groups.yahoo.com/group/chilemundo/message/19754

    11/02/2005 – 1 entrada

    Conforme establece el proceso 143.671-1 del Tercer Juzgado del Crimen, Sergio Fernando Ruiz Lazo, casado, dos hijos, técnico textil y 

  4. Lo que brilla con luz propia, nadie lo puede apagar – Memoria-MIR

    SERGIO JAIME BRAVO AGUILERA FRANCISCO  SERGIO EDUARDO JOSÉ CIENFUEGOS CAVIERES JEAN IVES …. SERGIO FERNANDO RUIZ LAZO

  5. Querella Víctimas Mir Chile

    En atención a ello salió Sergio PEÑA DIAZ, de profesión veterinario, militante del …. Sergio Fernando Ruiz Lazo, casado, dos hijos, técnico textil, militante del  

  6. Condenan a ex agentes CNI por secuestro de militante del MIR 

    hace 5 días – De acuerdo a los antecedentes de la causa, se logró establecer que Sergio Fernando Ruiz Lazo pertenecía al Movimiento de Izquierda  

  7. nacion.cl – Nueva acusación por secuestro contra Álvaro Corbalán

    27/12/2011 –  en una hora indeterminada, dejó de verse y de tenerse noticias de Sergio Fernando Ruiz Lazo, quien pertenecía al Movimiento de Izquierda  

  8. ruiz lazo sergio fernando – Archivo de Fondos y Colecciones

    Con una fotografía. En el interior: Se entregan todos los detalles de la vida y desaparición de Sergio Fernando Ruiz Lazo y de las gestiones que ha realizado su 

  9. Dictan condena contra ex agentes de la CNI por secuestro de 

    “a) Que Sergio Fernando Ruiz Lazo pertenecía al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), al menos desde el año 1972 y, a consecuencia del golpe  

  10. [PDF]

    ÁLVARO JULIO FEDERICO CORBALÁN CASTILLA – CIPER Chile

    ciperchile.cl/wp-content/uploads/Álvaro-Julio-Corbalán-Castilla..pdf

    05/08/2002 – Nelson Fernando Araneda Loaiza, Jaime Alfonso Cuevas Cuevas, Luis  coautor del secuestro calificado de Sergio Fernando Ruiz Lazo,.

Re-Volver El Libro

Publicado el 15/10/2013
Promoción del libro “Revolver, Relatos de una Dictadura” con imágenes tomadas en protestas, marchas por derechos humanos, funerales de compañeros y el tema La Partida de Víctor Jara, interpretado por Inti-Illimani
30 de Octubre en Feria Del Libro 2013

Padres con miedo e hijos sin miedo. Los niños de la dictadura. Alejandro Zambra.

Padres con miedo e hijos sin miedo

Es imposible valorar la elección del domingo sin hablar del movimiento estudiantil que en 2011 remeció y cambió Chile

¿Es Chile un país de genealogías, de apellidos, donde seguimos juzgando a los hijos según la historia de sus padres? Pasó con mi generación, los que nacimos en la segunda mitad de los años setenta, los niños de la dictadura: crecimos creyendo que la Historia era algo que le había sucedido a nuestros padres. A veces preferimos, por comodidad, por indolencia, creer eso, refugiarnos en eso. Pero también nos lo hicieron creer. La frase que más nos dijeron cuando intentábamos opinar era “tú ni siquiera habías nacido en ese tiempo”. Juzgar a los padres fue, por lo mismo, engañosamente sencillo: los adoramos si habían sido héroes, los denostamos si no lo habían sido. Pero no había diálogo, no había un intento de comprensión verdadera, de habitar un lugar colectivamente. Eso es lo que ha restituido la generación siguiente, la de nuestros hermanos chicos, que daban sus primeros pasos mientras nosotros entrábamos a la adolescencia y Chile intentaba la democracia (la adolescencia era verdadera; la democracia no).

Es imposible valorar la elección del domingo sin hablar del movimiento estudiantil que en 2011 remeció y cambió Chile, yo creo que para siempre. Desde marzo del próximo año, cuatro exlíderes estudiantiles —Camila Vallejo, Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Karol Cariola— estarán en la Cámara de Diputados, lo que ya es demostración suficiente de la trascendencia del movimiento que cambió la agenda y las prioridades de los chilenos. Hay quienes dicen que el poder más temprano que tarde los adormecerá, que ni siquiera han pasado por el mundo del trabajo (el “mundo real”, como les gusta decir a los padres), que deberían haberse quedado en los márgenes del sistema en vez de intentar modificarlo desde dentro. Yo pienso, al contrario, que estos hermanos chicos han sido lúcidos y valientes; que se han atrevido a desafiar no solo al enemigo obvio (la derecha chilena conservadora, desmemoriada e hipercapitalista), sino también sus propias convicciones de clase, sus certidumbres generacionales, los vicios de su sector.

En su primer Gobierno Michelle Bachelet era un símbolo, una víctima de la dictadura que llegaba al poder casi sin desearlo: una madre más compasiva que severa, acogedora, dialógica, horizontal. Para algunos chilenos sigue representando eso, pero el país al que regresa ha cambiado y ella lo sabe. Sabe que la mayoría estamos cansados de repartijas, de consensos falsos, de soluciones a medias, de simulacros. Su programa propone lo que todos queremos: educación gratuita y de calidad, reforma tributaria y una Constitución que no sea más la eterna enmienda de la letra pinochetista; una Constitución concebida en democracia. Pero, aunque el resultado de la segunda vuelta no supone un misterio (solo cabe conjeturar qué tan humillante será la derrota de la derecha) persistirá la desconfianza, en Michelle Bachelet y en el grupo que ella representa.

El futuro de Chile depende de Bachelet, pero también de esos hijos que ya no están dispuestos a que les muestren el mundo. El futuro de Chile depende de que esas generaciones sigan dialogando: la de los padres con miedo y la de los hijos sin miedo.

Alejandro Zambra es autor de La vida privada de los árboles y Formas de volver a casa (Anagrama).