Valentina, hija del exilio…había momentos de racismo, aislamiento y terribles soledades.

Valentina Montoya, exiliada niña, hoy respetada cantante de folklore y tango en Escocia


Sergio Reyes. Entrevista a Valentina Montoya


Mi padre era empleado público, trabajaba para el servicio de seguro social en un edificio que estaba perpendicular, me parece, al palacio La Moneda (creo que ya no existe ese edificio). De hecho, el día del golpe, mi padre había ido a trabajar. Mi mamá lo llamo por teléfono y le dijeron que estaban todos tirados en el suelo porque estaban bombardeando La Moneda. De alguna forma alguien le paso el teléfono y así desde el suelo él hablo con ella. Lo detuvieron el 1 de octubre de 1973.

Mi padre fue llevado al Estadio Nacional y posteriormente a Chacabuco, donde permaneció encarcelado durante el 73 y 74. Al igual que todos sus compañeros, mi padre sufrió mucho encarcelado. Al ser puesto en libertad decidió permanecer en su país. Le contó a mi madre la gravedad de las torturas en esos campos de concentración y dijo que más daño no le podían hacer dentro de Chile pero que iba evitar el destierro, que quería morir en su país. No obstante, insistió que saliera su familia ya que él temía mucho que nos hicieran algo a nosotros.

Entonces mi madre, después de haber estado en la clandestinidad, nos sacó de Chile. Yo era una menor de edad, pero a pesar de mis escasos años, tenía conciencia de lo que estaba ocurriendo en mi país. Para mí fue doloroso dejar a mi padre, mi abuela, mi mejor amiga y mi escuela. Recuerdo esa mañana, de la partida, sentía una especie de vértigo, un vacío, un temblor en la guatita, que me persiguió casi toda la vida. Pero recuerdo que me consolaba con la idea de que iba a ser un corto tiempo. Que luego volveríamos. Los adultos decían tres años.

Salimos con dos pequeñas maletas, casi nada de equipaje. Esto era la prueba que no íbamos a quedarnos. La entrada a Inglaterra no fue nada de fácil, como lo comento en una canción que escribí titulada La Partida. Y claro, como íbamos a ‘volver’, no comprábamos muebles, solo lo más necesario. La idea jamás fue de salir fuera del país para siempre. Nos considerábamos seres pasajeros, pájaros transitorios.

 

Mi madre estaba muy delgada, como lo demuestran la foto de su pasaporte y otros documentos de viaje. Tenía la pena escrita en todo su rostro. Por mucho tiempo se negó a comer porciones adecuadas de comida. Decía que no podía comer mientras en su país la gente no tenía que comer. El exilio dorado es un mito. Vivíamos en lugares muy marginales, en una casa del estado y antes de eso en un departamento que simplemente no era habitable. Cuando llegamos estaba muy sucio y con jeringas usadas en los armarios. Olía muy mal. Ese concepto del exiliado dándose la gran vida no tiene relación alguna a la realidad nuestra.

Duele estar lejos de los que se aman, amigos queridos, lejos de las cosas más simples pero que más significado llegan a tener. Ahora las cosas son distintas, la tecnología permite mantener un vínculo inmediato, en ese entonces esperábamos hasta dos o tres semanas por una carta. El tiempo parecía pasar más lento y noticias de Chile, buenas o malas, nos mantenían con una añorada conexión. El activismo político nos unía.

Recuerdo que no fueron tiempos fáciles, pero que a pesar de todo, nos ocupábamos en hacer muchas cosas por Chile. Organizábamos entrevistas, charlas, reuniones, actos culturales, proyección de películas, talleres de artesanía o de música – una enorme gama de actividad y de creatividad – así se juntaba dinero para mandar a Chile. Todavía tengo listas, escritas a máquina, de los objetos que creábamos en cuero o madera y los precios en que se vendían. Juntábamos así y se mandaba plata para la Vicaría de la Solidaridad, el Partido, etc.

Recuerdo huelgas de hambre en distintos recintos y marchas enormes por las calles de Londres. Venían a cantar artistas como Quilapayún, Ángel e Isabel Parra, Capri, etc. Lo veíamos como nuestra responsabilidad eso de decirle al mundo lo que pasaba en Chile. Se creaban vínculos con distintos partidos de izquierda y sindicatos y se trabajaba en conjunto con ellos también. Las iglesias nos facilitaban sus salas para hacer mercados de pulgas o actividades culturales. A pesar de los conflictos internos entre nuestra comunidad, había un enorme sentimiento de solidaridad, una sensación de hermandad entre nosotros.

La música

Mi madre me compró mi primera guitarra. Para ella era algo completamente natural que yo aprenda la guitarra y ella hacía grandes esfuerzos para conseguirme cuerdas y repuestos etc. Ella tenía una voz muy hermosa y aunque nunca aspiro ser cantante, amaba una enorme variedad de música. Yo recuerdo que en Chile la casa estaba llena de discos de Víctor Jara (quien fue amigo de ella antes de su fama), Inti-Illimani, Quilapayún. Recuerdo que había música rusa y folklore argentino, Mercedes Sosa entre otros.

Las primeras canciones que aprendí en guitarra me las enseñó un compañero de Osorno que vivía con su familia en Birmingham. Yo tenía 11 años. Mi primer grupo musical se llamaba ‘Chacabuco’ y fue formado por compañeros de nuestra base. Aquellos guitarreros y cantores (uno muy parecido a Víctor Jara) me enseñaron muchas canciones. Mi madre y otros compañeros me pasaban cancioneros que producía la Jota. Todavía los tengo! Y yo independientemente sacaba libros de acordes de la biblioteca y entonaba canciones con mi hermana, quien tiene una voz muy linda. Esos años fueron memorables y lográbamos sacar alegría del activismo, a pesar de las dificultades, puesto que había momentos de racismo, aislamiento y terribles soledades. Vivíamos muy modestamente y con la mente en Chile, esperando cada diario de allá, cada carta, cada noticia. Escuchábamos la radio, el programa que era fundamental en nuestras vidas – Escucha Chile! con la cálida voz de Katia. Una vez les mandé una carta y la leyeron, recuerdo la alegría que sentí al oír mi carta en la radio! Creo que tengo una grabación de eso por ahí… se grabaron muchas en mi casa…

La adolescencia fue más dura, porque después muchos chilenos se fueron y la comunidad se fragmentó. Ahí me sentí aislada a pesar de que tenía amigas de acá – en gran parte mis amistades de la escuela fueron de origen Asiático o de Irlanda. Me gustaban porque teníamos cosas en común y me interesaba por sus historias. Una amiga me prestaba sus saris. Ellas me enseñaban palabras en urdu y gujarati y yo les enseñaba español.

Pero fuera de la escuela, músicos ingleses me instaban a cantar rock y claro, ese ambiente era muy machista y las canciones folklóricas que yo escribía siempre terminaban siendo transformadas a baladas de rock! Creo que desarrollé una aversión al rock por eso. Tenía muchas inquietudes, muchas preguntas, cuales ni el rock ni el punk podían responder. Para mi rebelarse era cantar canciones chilenas, cantar folklore porque esa era yo. Era mi forma de dejar de ser invisible. Por ese canto yo tuve que luchar y lo sigo haciendo!

Teatro, universidad, música

Siempre me interesé por el teatro, en particular el trabajo de Augusto Boal y participé en grupos de teatro juveniles. Trabajé en tiendas, pizzerías, restaurantes, estudié teatro comunitario y eventualmente partí a la universidad de Warwick a estudiar historia, pienso que allí logré satisfacer muchas inquietudes y me sentí realmente feliz. De ahí nació la oportunidad de ir a dar clases de teatro en México, lugar que quise mucho – llena de gente maravillosa – fértil de arte, música e historia. Al regresar decidí ir al Festival de Edimburgo, allí me enamoré de un guitarrista escocés David Russell y con él formé mi grupo de folklore Valentina y Voces del Sur. Fue muy lindo, nos fuimos a una casita de campo donde él vivía y allí en un cerro, donde no había nada más que árboles y la casita de piedra, hicimos nuestras primeras grabaciones. Considero que esas fueron las primeras grabaciones donde mi voz era genuinamente mía.

El tango

A mi madre le gustaban muchos géneros musicales, dentro de ellos estaba el tango. Y por eso el tango abundó en mi vida. Aunque eso de querer cantar tango llegó como un relámpago. Mi mamá estaba en su pieza haciendo sus costuras y yo en la mía, estudiando. Ella escuchaba sus cassettes y tres temas me llamaron la atención. Yo fui a su pieza y le dije súper fascinada ‘Mamá, quién canta esos tangos?’ Me miró, con cara de sorpresa por mi repentino interés en el tango y dijo, ‘Mercedes Simone, por qué?’ Yo le dije, ‘Algún día voy a cantar esos tangos!’

Paré la cola y me fui a mis libros otra vez. Claro, ese día llegó 6 años después en Escocia, algo que jamás hubiese imaginado! David, el joven guitarrista escocés me llevó al Bongo Club a un concierto de un grupo de cámara nuevo y súper avant guard, se llamaba Mr McFall’s Chamber. Al entrar lo primero que vi fue ese grupo de cámara tocando tango y ese tango se llamaba ‘Soledad’ de Astor Piazzolla’! Quedé cautivada! Partí a hablar con ellos y así fue como llegaron a estar esos tres tangos que mi madre escuchaba (Noche de ronda, En cuanto silba el viento, Calla corazón) en el álbum ‘Revolucionario’.

Es una cosa muy especial cantar con Mr McFall’s Chamber. Son un grupo de enorme calidad musical y cabe decirlo, son muy respetados acá. He colaborado con McFall’s Chamber desde el primer o segundo año del grupo entonces cantar con ellos hoy en día llega a ser algo muy emotivo aparte de ser un privilegio.

Para mí el tango tiene una historia muy interesante, raíces humildes marcadas por emigración, dolor pena, enajenamiento, renacimiento. El tango canción con toda su pasión y melancolía ha sido mi compañero en momentos de soledad.

Pero no todo el tango trata de amor o de la madre, el tango tiene una temática amplia, si uno la busca! Yo quise escribir unas canciones con alma de tango en nuestro CD La Pasionaria. El tema Sola es un homenaje a Sola Sierra, activista chilena que yo admiro muchísimo. ‘Años de lucha, ojos serenos dibujan nuestra gente’… es una alusión a la forma en que su mirada reflejaba la historia, el sufrimiento y el espíritu de lucha de nuestra gente. Mujeres como Sola han dejado un legado moral imprescindible para las futuras generaciones y es importante que se sepa más de ella, que las jóvenes que buscan un referente tengan a Sola Sierra como modelo a seguir, porque con conciencia, memoria colectiva y activismo se puede verdaderamente levantar un país y crear una cultura realmente nuestra.

Ahora, si el tango ha sido el que acompaña mi alma en las noches oscuras de soledad, el folklore de Nuestra América ha sido mi conciencia. Necesito el tango y el folklore como el día y la noche! Mi trabajo siempre tendrá elementos de ambos.

Proyectos

Ahora tengo planes de grabar un CD de folklore acerca de Chacabuco y la experiencia de mi padre en ese campo de concentración. Para este proyecto tengo una página Facebook donde archivo enlaces relacionados al tema (y que está abierta al público). Estoy también elaborando canciones para un CD que recuente mis memorias más tempranas del exilio.

Aparte de la música, he escrito un guión. Titulado “Doña Soledad”, es un film de tango con una robusta conciencia social, ambientado en Edimburgo. El film explora las secuelas de las dictaduras Latinoamericanas de los ‘70 en dos hijos del exilio. Espero usar música de nuestro álbum La Pasionaria al igual que composiciones nuevas en conjunto con tangos de Piazzolla y Pugliese. En estos momentos ando en búsqueda de un productor para hacer realidad este film.

Justicia y reparación para los torturados, asesinados…

Nuestro pueblo ha sido un pueblo valiente que a pesar de tanta opresión, ha salido a las calles en plena dictadura a protestar con dignidad. Un pueblo que a través de los años ha luchado y contribuido diariamente con enorme corazón y convicción para crear un país donde realmente exista justicia y democracia. Este esfuerzo ha sido tremendo pero los distintos gobiernos post-dictadura han demorado mucho en crear justicia, incluso han sido un obstáculo, yo diría. Muchos activistas, madres, padres han fallecido sin saber el paradero de sus queridos. Alguien sabe y aunque el pacto de silencio entre los militares (y civiles) se ha fragmentado de cierta forma (los casos de Calama y Víctor Jara por ejemplo) y la verdad surge poco a poco, queda mucho más por hacer. El Museo de la Memoria es algo muy grande para Chile y me enorgullece enormemente que exista un sitio que sea un amplio testimonio de las atrocidades que ocurrieron durante la dictadura. Pero claro, no hay olvido ni perdón hasta que haya justicia, hasta que sepamos que pasó con nuestra gente, donde llegaron a parar y hasta que los responsables a los niveles más altos sean juzgados por sus crímenes.

Pagina Facebook de Valentina

Para escuchar su música en YouTube

Entrevista © 2016 Valentina Montoya Martínez

Ver http://www.vocesdelsur.co.uk/uploads/8/1/5/0/8150717/entrevista.pdf

Hija del Exilio Anita Tijoux en Democracy Now

July 10, 2014

Chilean Musician Ana Tijoux on Politics, Feminism, Motherhood & Hip-Hop as “a Land for the Landless”

Chilean hip-hop artist and musician Ana Tijoux joins us in studio to perform some of her songs and talk about the political themes behind them. Tijoux was born in France in 1977 to parents who were jailed and later fled Chile under the dictatorship of Augusto Pinochet. “Hip-hop is the land of the people that don’t have a land,” she says.

Tijoux returned to Chile in 1993 and in the late 1990s became known as part of the hip-hop group Makiza. As a solo artist, she has collaborated with musician Julieta Venegas on the hit song “Eres Para Mi,” had her song “1977” featured on the TV series Breaking Bad, and won multiple nominations for both the Grammys and Latin Grammys. Her work explores topics frequently heard on Democracy Now!, from the words of Uruguayan author Eduardo Galeano to the secretive Trans-Pacific Partnership trade deal.

In this interview, Tijoux performs a musical set, including “Antipatriarca,” off her latest album, Vengo, and “Shock,” a song inspired by Naomi Klein’s book, The Shock Doctrine. She talks about motherhood, feminism and her collaboration with Palestinian hip-hop artist Shadia Mansour on the song “Somos Sur,” or “We are the South.”

While here in New York City, Ana Tijoux performed Wednesday, July 9, at Central Park SummerStage. She performs Friday, July 11, at Club Europa in Brooklyn.

AMY GOODMAN: This is Democracy Now!, democracynow.org, The War and Peace Report. I’m Amy Goodman, joined here in our Democracy Now! studios by the Chilean hip-hop artist and musician Ana Tijoux. Ana Tijoux, or Anita, was born in France in 1977 to parents who were jailed and later fled Chile under the dictatorship of Augusto Pinochet. She returned to Chile in 1993 and in the late ’90s became known as part of the hip-hop group Makiza. As a solo artist, she’s collaborated with the musician Julieta Venegas on the hit song “Eres para mí,” had her song “1977” featured on the TV series Breaking Bad, and won multiple nominations for both the Grammys and the Latin Grammys. Ana Tijoux’s work is deeply political, exploring topics we frequently discuss here on Democracy Now!, from the work of journalist and author Naomi Klein, The Shock Doctrine, to the secretive Trans-Pacific Partnership trade deal. Ana Tijoux joins me now in New York, where she’ll be performing this evening at Central Park SummerStage and on Friday at Club Europa in Brooklyn.

We welcome you to Democracy Now!

ANA TIJOUX: Thank you so much.

AMY GOODMAN: It’s great to have you here for the first time. Talk about your music, what inspires you, Ana.

ANA TIJOUX: I would say that music, my way to arrive to the music has been almost like a big crush, because I’ve got a lot of colleagues of mine that arrived to the music because—since they was very young. But I arrived because I used to like to write. And then, I don’t know how I discovered that singing, it was better than writing. So it was in that way, and thanks to so many amazing musicians from Latin America that inspired me and pushed me to write.

AMY GOODMAN: So, you were born in France to Chilean parents. Talk about your political education, how you came to understand what was happening in Chile and Latin America.

ANA TIJOUX: I mean, I think, like, there is so many, like, prejudice about having a political education. And I would say that to have a political education is a vision with life and dignity of life. So, I had the chance to have amazing parents that always put on the table some subject and talk about it and have some reflection with the world. So it was not only about Chile, but about the vision about the world. And since today, we continue to talk about the same topics, basically; it’s always the same history repeating one to another. In the same way, I feel that the music is an amazing weapon, an amazing tool, like to have this reflection with the world. It’s a conversation, a dialogue with the world. And so, I would say that to have a political education has been like—is the DNA of my work and what I do. But also, I feel that music got to be free also and to be free of the political by himself. But I think there is a lot of ignorance about just political. We say “political,” and everybody say, “No, no, no, no. Please, don’t touch that. Don’t go there. Like, make music, but don’t make political.” But I think it’s got—had to do to be sensitive and sensible about what happened also, and I can make a difference between to be an artist and to be sensitive. I think they are—both of them is a marriage between both worlds.

AMY GOODMAN: I want to ask you, Ana, about your latest record, your latest CD, Vengo, and one of the inspirations for it, a man we’ve had on Democracy Now! quite often, the great Uruguayan writer, Latin American writer, Eduardo Galeano. This is a clip from a comment he made a few years ago about why he writes.

EDUARDO GALEANO: Trying to rebuild, to rediscover the human history from the point of view of the invisibles, trying to rediscover the terrestrial rainbow mutilated by racism and machismo and militarism and elitism and so many isms—that was the intention, at least, to speak about the nobodies from the nobodies’ voices.

AMY GOODMAN: “The nobodies’ voices.” Eduardo Galeano talking about what inspires him. Ana Tijoux, how did you discover Eduardo Galeano?

ANA TIJOUX: My father gave me a book of him when I was six, Las Venas Abiertas de América Latina. And I remember—

AMY GOODMAN: The Open Veins of Latin America.

ANA TIJOUX: Yes. And my father gave me that book with an amazing dedicatory, saying, like, “Perhaps you will not understand this book right now, but it’s a book that will make you open eyes about our history and our identity.” And, of course, I didn’t understand when I was six. Like, I was trying, but it was too complex. And I feel that it’s almost—it’s a terrible metaphor, but I would say, perhaps, it’s this kind of Bible that talk about who we are and make you, like, to have a position about Latinamericanismo, you know? And it’s an anthem, I feel like, that book. And all the books of Galeano have been like very important in my life also.

AMY GOODMAN: So, why don’t you start with one of the songs on your latest album, “Antipatriarca,” “Antipatriarchy,” and first, before you sing it, tell us what it’s about.

ANA TIJOUX: Of course. Like, I always feel like very ignorant about feminism, and I think it’s got to do with this very machist education that we got and is in our DNA, in the deep of the DNA in the society. And sometimes we repeat these machisms without wanting to do it. So I always—I used to see feminism like in a very faraway of my life, and then I felt so stupid. And then I began to read, like, Gabriela Mistral and Simone de Beauvoir, and it was like, pfff!, where was my head? And also, like, with the education of my older kid—

AMY GOODMAN: Gabriela Mistral is the first Nobel literature prize winner from Chile.

ANA TIJOUX: Chile, yes. And then, also with the education with my kid, with Luciano, and trying to not repeat some stuff that we repeat with kids, and especially with boys, no? You know? There is this machism so involved in our society. Even in the revolutionary, all the revolutionary are guys. So—

AMY GOODMAN: You mean the machismo, the machismo.

ANA TIJOUX: Yes. And you see, OK, Camilo Cienfuegos, Che Guevara, Martí, Simón Bolívar—and where are the women? Like, it’s like—so, I decided to make that song called “Antipatriarca.”

AMY GOODMAN: And can you just say a few of the lines in English, as we listen to it in Spanish?

ANA TIJOUX: Yes, I will try. Like the chorus says, No sumisa — how can we translate this? Like, I’m not under—

AMY GOODMAN: Not submissive and obedient.

ANA TIJOUX: Not submissive, not obedient, a strong woman. No sumisa ni obediente, mujer fuerte

AMY GOODMAN: Independent and courageous.

ANA TIJOUX: And courageous—you’re better than me.

AMY GOODMAN: If only I was in Spanish.

ANA TIJOUX: My brain trying to work like trfrfrfrfrfrf. Mujer fuerte insurgente, independiente y … romper las cadenas de lo indiferente. Break the chain of the indifference. Anyway, like antipatriarca and happiness. Like, you know, “antipatriarchy,” you say?Mujer fuerte insurgente, independiente y … romper las cadenas de lo indiferente. Break the chain of the indifference. Anyway, like antipatriarca and happ

AMY GOODMAN: Antipatriarchy.

ANA TIJOUX: Antipatriarchy.

AMY GOODMAN: So now you can do it in the universal language of music.

ANA TIJOUX: I promise I will make it in English one day better. So, with Perito.

Yo puedo ser tu hermana tu hija, Tamara Pamela o Valentina
Yo puedo ser tu gran amiga incluso tu compañera de vida
Yo puedo ser tu gran aliada la que aconseja y la que apaña
Yo puedo ser cualquiera de todas depende de como tu me apodas
Pero no voy a ser la que obedece porque mi cuerpo me pertenece
Yo decido de mi tiempo como quiero y donde quiero
Independiente yo nací, independiente decidí

Yo no camino detrás de ti, yo camino de la par aquí
Tu no me vas a humillar, tu no me vas a gritar
Tu no me vas someter, tu no me vas a callar
Tu no me vas denigrar, tu no me vas obligar
Tu no me vas a silenciar, tu no me vas a golpear

No sumisa ni obediente
Mujer fuerte insurgente
Independiente y valiente
Romper las cadenas de lo indiferente
No pasiva ni oprimida
Mujer linda que das vida
Emancipada en autonomía
Antipatriarca y alegría
Y a liberar
Y a liberar
Y a liberar
Liberar, liberar, liberar

Yo puedo ser jefa de hogar, empleada o intelectual
Yo puedo ser protagonista de nuestra historia y la que agita
La gente la comunidad, la que despierta la vecindad
La que organiza la economía de su casa de su familia
Mujer linda se pone de pie
Y a romper las cadenas de la piel

Tu no me vas a humillar, tu no me vas a gritar
Tu no me vas someter, tu no me vas a golpear
Tu no me vas denigrar, tu no me vas obligar
Tu no me vas a silenciar, tu no me vas a callar

No sumisa ni obediente
Mujer fuerte insurgente
Independiente y valiente
Romper las cadenas de lo indiferente
No pasiva ni oprimida
Mujer linda que das vida
Emancipada en autonomía
Antipatriarca y alegría
Y a liberar
Y a liberar
Y a liberar
Liberar, liberar, liberar
Liberar, liberar, liberar
Liberar, liberar, liberar.

AMY GOODMAN: Ana Tijoux, and Pera Prezz on guitar. This is Democracy Now!, democracynow.org, The War and Peace Report. We’re talking to Ana Tijoux, the Chilean hip-hop artist. Her latest album is Vengo, or I Come. Ana, talk about bringing hip-hop into your music, from hip-hop to Víctor Jara, and what that means.

ANA TIJOUX: I always feel that because I began to listen to hip-hop in France, and I think that hip-hop is the land of the people that doesn’t have a land, or was like, as me, was born in a different country. That’s the role that I feel that make hip-hop in France for me, as my friends in school, from Algeria, Morocco, Cameroon, Congo. So, OK, we was born in France, but then I feel that hip-hop was almost like a family for us, like, and make an identity, and where we could like put our energy of trying to understand who we were or where we go. And at the same times, you can make and I can make like a difference between this music that has been the music of our country—in this case, Víctor Jara, Violeta Parra—all this amazing music that you listen and you become super-over-emotional, because—

AMY GOODMAN: Tell us who Víctor Jara and Violeta Parra are.

ANA TIJOUX: For us, I would say that it’s almost like the mother and the father for me, lyrically speaking and musically speaking. Both of them born in different moment of Chile. And Violeta was a very free woman in her creation. And Víctor Jara also like very political engaged, and all his music like—it’s like those kind of music that you listen and you are emotional like almost immediately, that touch a fiber in our society.

AMY GOODMAN: He was murdered right after—

ANA TIJOUX: Yes, yes.

AMY GOODMAN: —Pinochet rose to power in those days after September 11, 1973.

ANA TIJOUX: Yes, yes. He was in jail like in the Estadio Chile, that is named—that has his name right now, Estadio Víctor Jara.

AMY GOODMAN: So, talk about what you’re doing now as you travel with your music, the message you’re trying to bring out.

ANA TIJOUX: I mean, like, I think what is amazing about to have this possibility of traveling is to meet other culture and other—is about to have a vision of the world and share. It’s a dialogue with—on life. I think every life is a dialogue with the rest of the crowd, you know? And even for us, I think, to come to North America has been amazing, like to meet—like, trying to understand this weird country for us, to be honest, you know? And at the same time feel that the act of resistance are very similar in some places, different of course because it’s a different country. But so many law that has been applied here with the immigration, we know that are going to be the law that’s going to be applied—it’s a copy-paste for Latin America, you know? So, for us, even to have this possibility with the music to share this is also like to have—I think we are sociologists, very bad sociologists, but we’re trying to have this vision with the music.

AMY GOODMAN: You moved back to Chile in the early ’90s under President Aylwin. It is now, what, 20 years later. You have a student movement that is extremely active. Can you talk about the influence of Naomi Klein’s book, The Shock Doctrine, and the song that came out of it, for you?

ANA TIJOUX: I mean, to be honest, I first see the documentary about Naomi Klein, and then I say, “Wow!” And it was almost like when you see a teoría, a theory, and so many stuff like—because I don’t feel that—I’m not an intellectual, academic; I’m just a musician. And we work with emotion, and it’s so beautiful when you see other people working in other places that can touch you and make you have a reflection, and then you make like some mixture with that and you make songs, you know? So when I see the documentary, I honestly saw many stuff about Chile and the situation of Chile and how we was a laboratory, and also how work Chile in so many ways. You know, it was like, “That makes sense! Of course!” And then I decided to buy the book, and that make much more and much more sense.

AMY GOODMAN: So your song, “Shock”—

ANA TIJOUX: Yes. Very simple song.

AMY GOODMAN:for The Shock Doctrine, became a kind of anthem for the student movement of Chile. Can you say the words in English before you sing it?

ANA TIJOUX: I mean, this is a song that we made in Chile like in the middle of the protest. And as a mother, it was amazing to see all those kids like very clear about what they wanted and about a free and a quality education and very politicized. And I think they are, and they was, and they are, for us, a big inspiration, in all sense. I think they wake the whole country, in all sense.

AMY GOODMAN: So, play the song, “Shock.”

ANA TIJOUX: OK, so this is “Shock.”

Venenos tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
!millones de polo a polo!

Al son de un solo coro
marcharemos con el tono
con la convicción que !Basta de robo¡

Tu estado de control
tu trono podrido de oro
tu política y tu riqueza
y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó

No permitiremos más, más tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó

No hay países solo corporaciones
quien tiene más, más acciones
trozos gordos, poderosos decisiones por muy poco.

Constitución pinochetista
derecho opus dei, libro fascista.
Golpista disfrazado de un indulto elitista
cae la gota, cae la bolsa, la toma se toma la maquina rota.
la calle no calle, la calle se raya
la calle no calla, debate que estalla.

Ya todo lo quitan, todo lo venden
todo se lucra la vida, la muerte
todo es negocio.
Como tu todos, semilla, pascuala, métodos y coros.

Venenos tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
!millones de polo a polo¡

Al son de un solo coro,
marcharemos con el tono
con la convicción que !!Basta de robo¡

Tu estado de control,
tu trono podrido de oro,
tu politica y tu riqueza y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó
No permitiremos mas, mas tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó
La hora sonó, la hora sonó

Golpe a golpe, beso a beso.
con las ganas y el aliento
con cenizas, con el fuego del presente con recuerdo,
con certeza y con desgarro, con el objetivo claro,
con memoria y con la historia el futuro es !Ahora¡

Todo este tubo de ensayo,
todo este laboratorio que a diario,
todo este fallo, todo este económico modelo condenado de dinosaurio.

Todo se criminaliza, todo se justifica en la noticia,
todo se quita, todo se pisa, todo se ficha y clasifica.

Tu política y tu táctica,
tu típica risa y ética.
Tu comunicado manipulado ¿cuantos fueron los callados?

Pacos, guanacos y lumas,
pacos, guanacos y tunas,
pacos, guanacos no suman.
¿Cuantos fueron los que se robaron las fortunas?

Venenos tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
!millones de polo a polo¡

al son de un solo coro
marcharemos con el tono
con la convicción

Tu estado de control,
tu trono podrido de oro,
tu política y tu riqueza, y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó

No permitiremos más, más tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó.

AMY GOODMAN: “Shock,” from the album La Bala. You not only did that for the student movement, but also for the immigrants in Arizona and in southern United States.

ANA TIJOUX: Yes, beca

use it was a tour that we had, and they communicated from Arizona from law of Sheriff Arpaio, of immigration that he was putting. And immediately we went, and so they invite me to sing. So, of course, like, let’s go. Like, it was immediate. I think that’s what the music is, no? To share it, and an invasion.

AMY GOODMAN: And how do you feel your music is received in the United States? And how does it compare to Latin America?

ANA TIJOUX: That’s been amazing, because for me, at least, and I think for us, it’s very new to understand like Latin American community also, for us, like this Chicano third generation that doesn’t speak sometimes Spanish. And for us, it’s like, “Why don’t you speak Spanish?” So it has been very interesting for us to understand, like, and to have some crowd that say to you after, like, “You know what? I should speak Spanish.” I say, “Of course.” Like, I think that has been the most amazing situation. And also arriving with our language, because, to be honest, we don’t speak—we don’t sing, sorry, in English. And to arrive with our work and with our language has been an amazing experience.

AMY GOODMAN: Your work, some were introduced to, because your song was played on Breaking Bad, the TV series. What effect did that have?

ANA TIJOUX: That my grandmother felt that I’m great.

AMY GOODMAN: That what?

ANA TIJOUX: My grandmother say, “OK, you are somebody.” No, no, I would say, like, for the media, it’s amazing. And we are very proud, because this is an amazing series. It’s not any series. Like, to be honest, I don’t want to be populist about this, but we are very proud to have our music in a series that also trying to put the antihero, which is very interesting for us also.

AMY GOODMAN: Say it again, trying to…?

ANA TIJOUX: To put the antihero. It’s not the typical hero in the series.

AMY GOODMAN: The antihero.

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: Talk about the musical instruments that you use.

ANA TIJOUX: With this last album, it was different from the others because always I used to work with the DJ very—beats, DJ, BPM, MPC, which is a machine to make hip-hop. And then, with this last album, it begin to be almost like a deep necessity of asking to myself, like, “Why we don’t use Latin American instruments? And in what moment we begin to be so blind about what happened musically in our country, even in country friends as Peru, Bolivia, Colombia, whatever?” So in this album, we decided to put gaitas, charangos, tiples, cuatro, and to really make a laboratory of different instrument and invite different friends to play music with us. And that was amazing. And I think that is a very interesting laboratory for us that is just beginning.

AMY GOODMAN: Ana Tijoux, can you talk about your assessment of politics in the United States and President Obama?

ANA TIJOUX: What I think? It’s a very nice face. That is what I think. I mean, it’s a nice face that doesn’t change anything. We can see with—I mean, I don’t live here, obviously. But every time that we come and we get the possibility to join with friends that are in communities in act of resistance, it’s no difference of—it’s a very violent country. That’s my vision about this, like with a nice face.

AMY GOODMAN: And your own country, Chile? Michelle Bachelet is back in power.

ANA TIJOUX: I feel that’s the same in Chile. That’s—

AMY GOODMAN: A woman who was tortured along with her mother, her father killed in prison.

ANA TIJOUX: So, that doesn’t say anything, I feel. I’m not agree at all with—I think it’s a nice face, too. That the persecution against the Mapuche in Ngulu Mapu in the south are the same that what it used to be, so it’s no different. It’s a nice face, too.

AMY GOODMAN: What are the powers that are in power in Chile, then, if you say it’s not about the president?

ANA TIJOUX: In people, in community, I feel, because I’m very pessimist, in theory, very, very, very. But I’m very optimist in practice, en la práctica, because we got the chance, with Peralo, to see, to go to some community that make people in ghettos that work in community and have their own center of autogestión, we say in Chile, where people are organized with themselves making—planting their own fruits, with making talleres. I don’t know how we say this, I’m sorry. Making class of sociology, music, and you see some students coming. It’s a place of resistance and beautiful resistance, but in places like—you know? And that’s happened a lot in Chile, I feel.

AMY GOODMAN: Talk about why your parents went to France. What happened to them in Chile? What did they do in Chile?

ANA TIJOUX: They made so much amazing stuff. As so many young people, they was in resistance, and they was politically involved. And so, as so many students and other kids, because my father was a kid, literally, used to have 70 years old. And so they make—they called a tour of torture center, but as so many other parents of us, you know? And that’s the story of the dictatorship in Latin America—Uruguay, Argentina, Chile. And so, they was expulsados; they take out from the country in 1976.

AMY GOODMAN: Anita, Ana Tijoux, can you talk about your song “Fat Fish Can’t Fly”?

ANA TIJOUX: I mean, this is a song that I write for my kid, my older kid, Luciano, because I feel, as a mother—because we can have all this discourse, and I can talk so many stuff here in the camera, you know, about social and revolution. But then I feel that it’s at home where we got to apply with the day by day with our kid. That’s the realness, you know, the routine and whatever. So, I feel, as a mother, that sometimes—I don’t know if I have too many questions with the world, but it’s hard to be a mother in a way that sometimes I feel that it’s you against the world, because everything is against you, trying to put some information to your kid or to give him some tool to have—to be a kid or a next man, to have a reflection with the world. So, for example—I don’t know. I’m thinking about cellphone, iPad, pad-pad, pad-pad, and all this information that the world goes so fast, so fast, and it’s very hard as a mother to try to say to a kid, “Go slow. Go slow,” like, “Don’t try to burn life, because life goes so fast away from your hand.” And, “Yeah, Mama, whatever.” So I decided to make this song, because at the end I feel that music, the message go much more easy also. And it’s a song I talk to my kid and to kids, in general, saying that they can have the power, they can be the owner of corporative, they can be the owner of the world, but you know what? They can fly as you can fly. And that’s the song, “Peces Gordos No Pueden Volar.”

AMY GOODMAN: “I’m another mother that sleeps little, dreams much, learns more from her children than the adults in the world. Then later she implores: True to your values you must be.”

ANA TIJOUX: I love the way—I should rhyme that in English. Bloom-bloom-bloom-bloom-bla-bloom.

AMY GOODMAN: Well, again, the universal language. Why don’t you play it for us?

ANA TIJOUX: Voy a Tomar el viento a mi favor
y a navegar hacia un viaje mejor
y a contemplar la infinidad del sol
con la certeza de un trato mejor

Fiel a tus valores debes ir,
caminar por esa senda y resistir
para que tu conquista es ese buen vivir,
aunque lo tengan todo tienen de ti,
que los peces gordos no pueden volar

Soy otra madre que duerme poco pero sueña mucho
que aprende más de sus hijos que del mundo adulto
cuando grande quiero ser un niño
reírme contigo de un modo sencillo
con las pocas horas que tengo contigo
debo yo pelear con peces que quieren ser amigos
que hablan al oido, a través de comerciales
y que seducen mediante sus canales
pero ya ves estamos tu y yo,
construyendo un mundo para los dos

Fiel a tus valores debes ir,
caminar por esa senda y resistir
para que tu conquista es ese buen vivir,
aunque lo tengan todo tienen de ti,
que los peces gordos no pueden volar

Hijo yo sé, nada tiene sentido
incluso lo que yo diga, no suena divertido
o te digo que el mundo esta acabado
los peces gordos, estan en todos lados
con las pocas horas que tengo contigo
debo yo pelear con peces que quieren ser amigos
que hablan al oido, a través de comerciales
y que seducen mediante sus canales
pero ya ves estamos tu y yo,
construyendo un mundo para los dos

Fiel a tus valores debes ir,
caminar por esa senda y resistir
para que tu conquista es ese buen vivir,
aunque lo tengan todo tienen de ti,

Cuando grande quiero ser un niño
reírme contigo de un modo sencillo
Hijo yo sé, nada tiene sentido
pero en el fondo de la historia, tu sabes que
los peces gordos no pueden volar.

que los peces gordos no pueden volar.

AMY GOODMAN: “Fat Fish Can’t Fly.” I want to go right into another song—

ANA TIJOUX: OK.

AMY GOODMAN: —that’s on your album, Vengo.

ANA TIJOUX: OK.

AMY GOODMAN: And it is “We are the South.” Talk about your collaboration with the Palestinian hip-hop artist Shadia Mansour.

ANA TIJOUX: Shadia. I mean, with Shadia, we got some friend in common. And I saw her video, and I was a super fan. I said, “Wow! She’s amazing!” And all this Arabic, like, flow, you know? And I feel that we are not so many MC, female MC, you know? So every time that I see a female MC, I’ve got this very proud stuff, like, “Ah! A woman! That’s amazing!” You know? And so, I meet some friend of her, and as a fan, I ask for her email, and I write her an email. And she knew about me also, and she knew about Víctor Jara, and she knew about some stuff about Chile. And then we begin to speak to one to another. So that’s in those kind of email that we decide to make a subject about the song that we wanted to make together. And we decided to make a song that basically talk about the resistance in the South and to make a parallel between act of resistance in Chile and in Palestine. And also because in Chile we got one of the biggest Palestinian community in the world, so she was very interested to come. And the fact, we bring her. We made a concert, and it was sold out, people outside the concert. Like all the Palestinian community in Chile is big, big to her. We even got a soccer team with this, Club Palestino. So we had so many, like, a connection. And at the same time, she was telling me how Víctor Jara was important for her, and she knew some song in Spanish with the lyrics.

AMY GOODMAN: What happened with this Palestinian soccer club in Chile?

ANA TIJOUX: So, this Palestinian soccer team, that apparently is well known in Palestine, they decided to make a T-shirt and with the number of 11 in the back. And number 11 is made with the Gaza—with the [inaudible] of Gaza. It was 11, you know? And then, I think that it was the Asociación Chilena de Fútbol, I think, that decided to say that they couldn’t have this—the T-shirt anymore. So they had to take out from the market.

AMY GOODMAN: So they had the number in the shape—

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: —of the map of Gaza.

ANA TIJOUX: Yes, and all those Palestinian—sorry, Chilean, they are—most of them, they are Chilean. Like, there was one Palestinian. And so, we had the possibility to meet them with Shadia and know all the story. And they told us that in 2005, it was an idea of one player of this team to have that T-shirt. So they had to take out that T-shirt out of the market. And they tell me that everybody asks for the T-shirt all around the world, from Jordania—and they are selling this T-shirt all around the world, from the number, you know?

AMY GOODMAN: So talk about “We are the South.” Talk about the song.

ANA TIJOUX: It’s about to be the proud without entering in chauvinism, you know? It’s got to do with identity and about very similar history sometimes that repeat in an act of resistance. And so, for us, it was very important to make a song that talk about this identity and this act of union and altermondialista also, in the beautiful fight of rebellion, beautiful rebellion.

AMY GOODMAN: Let’s go to the song, this time not you playing it live, but because you sing it with Shadia Mansour, we’ll play a clip of the video.

AMY GOODMAN: “Somos Sur,” “We are the South.” That’s Shadia Mansour, the Palestinian hip-hop artist with our guest, Anamaría Tijoux, or Anita, performing. And that also is on the latest album, Vengo. I wanted to end by talking about the economy. It’s hard to believe you put this all together, but another of your music videos has to do with the TPP, the Trans-Pacific Partnership, a very complicated, secretive agreement.

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: How do you put it into music? And why does it matter to you?

ANA TIJOUX: They called to me, to be honest. I didn’t know at all about this, and an amazing woman called me in Chile, and she told me, like, “You know what? We are an organization that’s trying to unblock this media about what is happening about this.” And we joined to us—she had to make me a magíster classroom, because it’s a very complex—it’s a very complex economic that will affect all of us. And she asked me to make a song, so—and immediately I begin to read, and it was very immediate, in the same way like—it’s like what I was saying. You read Galeano, it’s like, “Oh!” Everything, I think, that is amazing about art, like there is so many stuff that inspire you. And so, we decided to make a song to help to promote and to show, through our music, what’s happening.

AMY GOODMAN: So this is “No to TPP.” Translated in English, roughly it’s: “Tell me who is the thief, if you steal everything without a reason. No to the TPP, and no to the fine print that is unseen. Spread the word, and tell your sister and your neighbor that there is a silent hurricane coming to decide our fate.”

ANA TIJOUX: No al TPP y no a la letra chica que no se ve
Por la libertad y la salud de conocer la real etiqueta de lo que no se ve
Corre la voz y cuéntale a tu hermana y tu vecino
Que se viene un huracán silencioso a decidir nuestro destino

Dime, dime quién es el ladrón
Si tú todo lo robas sin control
Dime, dime quién es el ladrón
Si tú todo lo robas sin razón.

AMY GOODMAN: “No to TPP,” Ana Tijoux, the Chilean hip-hop artist. Your plans for the future?

ANA TIJOUX: To be happy. My plans? Continue composing and, yeah, so many plans that sometimes—try to organize all the plan I’ve got in my head and trying to apply them.

AMY GOODMAN: So you have two kids.

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: Luciano, who is nine years old.

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: And your little baby Emilia, who is what? One.

ANA TIJOUX: Yes.

AMY GOODMAN: So, what was it like having a daughter eight years after having your son?

ANA TIJOUX: Very different. Very different, because the same with the machism. That’s why I made “Antipatriarca,” like seeing Emilia and reflection with Luciano and Emilia, and about people that I really like. And you think that they can be more reflexive or critical, but with Luciano, it’s more like, “You have a girlfriend? You should have a lot of girlfriends. Emilia, you should have one boyfriend,” you know? And so it has been amazing, like seeing that, the clothes, the color of the clothes—everything blue or purple—the toys. But it has been amazing like to have a little couple and to see them talk to each other. And, wow, that makes sense of this crazy world, I think, to the motherhood.



105 Años de la Matanza en la Escuela Santa María de Iquique.

Regimiento Santiago N° 5 de Línea del Ejército...
Regimiento Santiago N° 5 de Línea del Ejército de Chile, en el campamento de Antofagasta, durante la Guerra del Pacífico (Photo credit: Wikipedia)

Por Nikola Tesla. Este año, el 21 de diciembre, se cumple el aniversario nº 105 de la masacre de la Escuela de Santa María de Iquique, uno de los capítulos más horrendos de nuestra vida republicana. Corría el año 1907, y la industria salitrera rugía con superlativo vigor en el rincón más árido del mundo, la provincia de Tarapacá, en el norte chileno, territorio arrebatado recientemente al Perú y a Bolivia durante la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883). Esta industria se encontraba en manos, principalmente, de capitalistas ingleses y pese a producir enormes riquezas, poco de ésta iba a dar a las manos de los obreros que la producían con su sudor bajo un ardiente sol en este “infierno blanco”. Bastante se ha escrito y dicho sobre las desgarradores contradicciones de clases de la república oligárquica de comienzos del siglo XX. Ciertamente que el descontento no era una cuestión solamente de los obreros pampinos. Los principales centros urbanos chilenos también venían sufriendo de fuertes convulsiones sociales y de una potente oleada huelguística, apenas despuntado el siglo XX . Pero cualquier movimiento huelguístico en Tarapacá que afectara los intereses salitreros tendría repercusiones mucho mas graves para la clase dominante, en la medida en que había importantes capitales británicos comprometidos, los cuales estaban íntimamente ligados a lo más rancio de la oligarquía criolla y tenían gran influencia sobre las esferas del poder, y en la medida que el salitre constituía el pilar que sustentaba al fisco, siendo el sector más dinámico de la economía. Diversos movimientos obreros y huelguísticos, espontáneos y sin mayor coordinación, se produjeron desde comienzos de diciembre de 1907 en la ciudad de Iquique, principalmente, por reivindicaciones salariales. La expresión máxima de esta convergencia obrera fue el Comité de huelga, formado el 16 de diciembre, el cual incluía un secretariado, diferentes comisiones y un sistema de delegados de las distintas oficinas y gremios en conflicto, lo que lo hacía efectivamente participativo, democrático y representativo de las amplias bases movilizadas. Este comité estuvo integrado por destacados militantes anarquistas, como José Briggs, mecánico de origen norteamericano, quien fuera presidente del comité; Luis Olea, uno de los dos vice-presidentes del Comité, destacado militante de la primera camada de anarquistas de fines del siglo XIX, con vasta trayectoria en organizaciones obreras y publicaciones ácratas, que emigró en 1904 a la oficina de Agua Santa con fines proselitistas; Ricardo Benavides, dirigente de los panaderos; Manuel Esteban Aguirre, ex-dirigente de la mancomunal de Antofagasta y Carlos Segundo Ríos Gálvez, profesor primario, eran los representantes del Centro de Estudios Sociales Redención, de abierta inspiración anarquista; y por último,Ladislao Córdova, obrero de la oficina San Pablo, quien era prosecretario del comité. La autoridad propuso, en la misma ocasión, al presidente de la mancomunal del puerto, Abdón Díaz, como mediador entre las partes en conflicto, lo cual fue rechazado de plano por los obreros, quizás, por estar éste bastante alineado con las autoridades y con la Alianza Liberal que había llevado al poder a Pedro Montt. Un día más tarde los obreros elegían al Comité de Huelga ya mencionado para que les representara. Este Comité de Huelga fue el encargado de presentar ante las autoridades y los representantes de la parte patronal, el mismo día de su conformación, el pliego petitorio de los trabajadores. Ninguna de los puntos pedidos podría siquiera ser considerado radical, ni mucho menos, revolucionario: aumentos salariales, supresión del sistema de fichas, medidas para frenar la rapacidad patronal en las pulperías mediante el establecimiento de libre comercio en las oficinas así como control de medidas y pesos, medidas de seguridad laboral (cubrimiento de bateas), instrucción para los obreros y medidas de protección laboral para los obreros huelguistas. El movimiento, pese a lo que puedan afirmar los cables histéricos de las autoridades y los relatos posteriores que intentaron justificar la masacre, mantuvo en todo momento una actitud disciplinada y enfatizó cuanto pudo su carácter estrictamente pacífico y aún respetuoso de las autoridades. Se encargaron, mediante las comisiones, que se mantuviera el orden en la ciudad y que los obreros no dieran pie a actitudes que las fuerzas represivas pudieran interpretar como provocaciones. Pero la decisión de reprimir ya estaba tomada, como se puede comprobar en los cables telegráficos del ministro Rafael Sotomayor al intendente interino Julio Guzmán García:

Santiago 14 de diciembre. Si huelga originase desórdenes, proceda sin pérdida de tiempo contra los promotores o instigadores de la huelga; en todo caso debe prestar amparo, personas y propiedades deben primar sobre toda consideración; la experiencia manifiesta que conviene reprimir con firmeza al principio, no esperar que desórdenes tomen cuerpo. La fuerza pública debe hacerse respetar cualquiera que sea el sacrificio que imponga. Recomiéndole pues prudencia y energía para realizar las medidas que se acuerden. Sotomayor”

  El día de la tragedia. Luego de la negativa de los ingleses y los salitreros a negociar, desde la noche anterior, circulaba el rumor de que las tropas harían uso de la fuerza bruta y que se buscaría apresar a los dirigentes, por lo cual una asamblea del comité el sábado decidió buscar asilo con el cónsul de los EEUU –país de creciente “prestigio” en la región, pero sin intereses sustantivos en la industria salitrera. Además, el hecho de que Briggs, el presidente de la huelga fuese de origen norteamericano, tiene que haber pesado a la hora de decidir el asilo en este consulado. Luis Olea y José Santos Morales fueron comisionados por el comité para entrevistarse con el cónsul norteamericano, pidiendo asilo para no ser “matados como perros”. El cónsul negó la protección a los huelguistas aduciendo que él no era más que un representante comercial de su gobierno. Al serles rechazada la solicitud de asilo por el cónsul norteamericano, enviaron cartas de protesta por los abusos de la autoridad a otros consulados. Los obreros buscaron por todos los medios una solución al conflicto y maniobraron como pudieron para evitar el hecho de sangre: desde mantener la calma aún pese a las provocaciones, negociar un aumento temporal en vez del petitorio completo y, por último, buscar el asilo como manera de “disolver” el conflicto sin que éste fuera derrotado. Esta actitud contrasta notablemente con lo que ciertos historiadores, de manera bastante injusta, han asumido como la supuesta incapacidad de los obreros de “tomar iniciativa ante el devenir de los acontecimientos” o con su supuesto“orgullo empecinado”. A las 1,30 de la tarde se alistaban las tropas para el ataque: las tropas de los regimientos O’Higgins, Carampangue (las mismas que ya habían derramado la sangre en Buenaventura), Rancagua, más artilleros, marinos, granaderos y lanceros. Una hora más tarde algunas comisiones militares dieron la orden a los obreros de abandonar la escuela y dirigirse al Club Hípico. Los obreros rechazaron esa orden. Solamente 200 obreros, de una masa calculada de unos 7.000, abandonaron la escuela entre los abucheos de sus compañeros. Los obreros no se moverían de la escuela. Pasadas las 3,30 de la tarde, luego del ultimátum y la respuesta negativa de los obreros, Silva Renard da orden de fuego al regimiento O’Higgins, tras lo cual se desata una brutal orgía de muerte, una salvaje matanza perpetrada por bestias sobre excitadas con el hedor a sangre obrera, que solamente se detiene cuando un sacerdote, con un bebé acribillado por los perros uniformados en sus brazos, ofrece su pecho al general. El mismo general, resume su cobarde acción de la siguiente manera:

“Había que derramar la sangre de algunos amotinados o dejar la ciudad entregada a la magnanimidad de los facciosos que colocan sus intereses, sus jornales, sobre los grandes intereses de la patria. Ante el dilema el dilema, las fuerzas de la Nación no vacilaron”.

Obreros desarmados, con sus manos vacías, algunos de los cuales agitaban banderas blancas, fueron masacrados con siniestro sadismo por “nuestro” “glorioso” ejército. ¿Cuantos obreros murieron? Es difícil de precisar. Silva Renard en su testimonio habla de 140 muertos. Pero esta cifra es, a todas luces, imposible de creer. Se dice que 3.600. Pero es imposible de saber a ciencia cierta cuantos cayeron entre los obreros, sus familias y las señoras que vendían comida y empanadas fuera de la escuela, quienes también sufrieron de la represión. Después de todo, a los que se mató fue a los “nadie”, esos que nos dice Galeano que valen menos que las balas que los matan. Pero, ciertamente, fueron alrededor de 2.000. No menos de esta cifra. Asesinados vilmente por un ejército criminal y cobarde. Así se sellaba este capítulo que marcó toda una época del movimiento obrero chileno; el movimiento obrero entraría en un reflujo de aproximadamente un lustro. Pero, al contrario de lo que los represores pretendían, no se pudo detener eternamente la marea obrera que lucha por el cambio ayer como hoy. No pudieron entonces, no pudieron en 1927, no pudieron en 1973, no podrán ahora. Como decía el obrero Sixto Rojas: “La sangre vertida es semilla que germina haciendo nacer nuevos luchadores (…) en todas las edades, donde hubo tiranos, hubo rebeldes”.

Inti-Illimani en un concierto
Inti-Illimani en un concierto (Photo credit: Wikipedia)

La Historia nos hermana, decimos, 

La Memoria nos une, decimos

pero la memoria olvida a menudo

que hay tantas memorias

y se hace carne entre nosotros

y en nuestros hijos

y en nuestros nietos

que no tienen nada para recordar

 

VOCES CON MEMORIA. FERNANDO UBIERGO “CARTA” (A Pinochet)

El cantautor chileno,con sus líricas sencillas y profundas, se ha ganado la admiración de diversas generaciones de chilenos y latinoamericanos por su estilo de narración musical.

Ubiergo nació en Valparaíso y se trasladó posteriormente a Santiago, donde estudió sociología en la Universidad de Chile. Uno de sus grandes clásicos, «Un café para Platón», se convirtió en un clásico de la música popular chilena, hablando en términos poéticamente sencillos de una amistad fraguada en la universidad. Canto a un desaparecido? Exiliado? Ejecutado?
Canción que interpeló y aún lo hace a una generación de chilenos que vivieron sin voz, la misma realidad.
El impacto de Ubiergo, , caló muy hondo en la época .

Sus discos Tarde o temprano (1987) y Relatos (1991), Los ojos del mar, «Los ojos de Rodrigo», tema que aborda la separación matrimonial desde los ojos de un niño,
Entre las canciones más importantes grabadas por Ubiergo en estos treinta años se encuentran: «Un café para Platón», «El tiempo en las bastillas», «En algún lugar del mundo», «Yo pienso en ti», «Agualuna», «Un velero en la botella», «Los ojos de Rodrigo», y, muy especialmente, «Cuando agosto era 21», un clásico de la música latinoamericana,

En octubre y noviembre de 2008 realizó una extensa gira por Suecia, Noruega, Alemania, Perú y Centroamérica acompañado de sus músicos Felipe Llanos y Óscar Véliz, en formato de trío, justo a treinta años de «Un café para Platón», su primera composición conocida por el público y que marcó la historia de un cantautor que, con el correr de los años, haría de su producción una de las más sólidas y coherentes del medio chileno.

Fuente de la información http://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Ubiergo

Memoria y Justicia Picket 11 de septiembre, Londres «Chile 40 años después

Memoria y Justicia Picket 11 de septiembre, Londres «Chile 40 años después.

Memoria y Justicia Picket 11 de septiembre, Londres

460xC

Un acto conmemorativo abierto, inclusivo y participativo

 

Hacemos un llamado a todas las mujeres, hombres, madres, padres, niños, estudiantes, sindicatos, líderes de la tropa, internacionalistas, ciudadanos interesados, organizadores comunitarios y defensores de derechos humanos, a todos aquellos que han dedicado su vida a la lucha por la libertad y la igualdad y se resisten a ser parte del impuesto-amnesia, te invitamos a Usted de elevar sus voces como una sola memoria colectiva en nombre de los ausentes y los que están por venir.

.

El 11 de septiembre th va a leer los nombres y por la que una flor en memoria de todas las víctimas “desaparecidas” (más de 3.000), y cada víctima ejecutada político (1197) de la dictadura chilena. 

Únete a nosotros y dio testimonio

Fecha: 11 ª de septiembre 2013

Tiempo: 08 a.m.-4 p.m.

Lugar: Fuera de la Embajada de Chile, 37-41 Old Queen St, London, SW1H 9JA

Ver mapa aquí >> https://maps.google.co.uk/maps?hl=en&tab=wl

Para más información, por favor, póngase en contacto: Myriam Campana 07903 498 240 / mawa503@yahoo.co.uk

 

Para patrocinar una flor, por favor, haga clic aquí o vaya directamente a wefund.com y la búsqueda de nuestro nombre “Chile 40 años después” o el proyecto “Vamos a conmemorar el primer 11/9” o busque en los proyectos comunitarios.

 

 

Chile: 40 años de memoria obstinada

Hace los sueños y aspiraciones de un pueblo 40 años fueron brutalmente estrelló. En esa clara mañana del martes de la 11 ª de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas de Chile, encabezados por el general Pinochet y por instigación de los intereses nacionales e internacionales poderosos económicos y políticos, derrocaron el gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende en un golpe sangriento.

Así, iniciaron su proyecto de reingeniería social, brutal y despiadado, todo y todos estarían subordinados a los caprichos y deseos de una economía de libre mercado. Miles de personas fueron detenidas, el asesinato o desaparecidas, decenas de miles de personas fueron torturadas y cientos de miles enviados al exilio.

A medida que se sometieron al pueblo chileno y purgan todos los elementos democráticos de la sociedad chilena y de las Fuerzas Armadas, proclamaron que dentro de una generación que nadie se acordaría de Allende ni los que sustentaba el sueño de una sociedad basada en la solidaridad humana y la fraternidad.

Pero la memoria es obstinada y se niega a permanecer en silencio, sino que se niega a ser sometido a la ” amnesia colectiva “que se imponen a cada uno de nosotros por nuestros nuevos amos políticos y económicos, una amnesia colectiva que pretende condenar a nuestros sueños y aspiraciones de olvido histórico. 

Aquí y allá, a través de canciones, actos de solidaridad internacional, la literatura, las acciones colectivas en la búsqueda de la verdad y la justicia y por el simple acto de conmemoración de la lucha de nuestro pueblo, que es parte de la lucha de todos los pueblos oprimidos del mundo , la memoria se ha encontrado una manera de mantener vivo el sueño.  

Poder cultiva amnesia, quizás es por eso que insistimos, tan obstinadamente, con esta lucha, ya que refleja nuestra inconformidad con una sociedad que ignora y aplasta los sueños de las personas, y porque nos negamos a olvidar, ya través de las capas de institucionalizada impuesta -amnesia, la memoria emerge como nuestra barricada, como nuestra canción de desafío colectivo y la solidaridad.

Londres

40 AÑOS.VIGENCIA DE LA MEMORIA COLECTIVA

LOS 30 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO EN CHILE: UNA MIRADA DESDE LOS 40 AÑOS.

Adriana Goñi Godoy

En el año 2003 en Chile, se conmemoró los 30 años del Golpe Militar y la instauración de la larga dictadura que se prolongó durante 17 años, fecha en que el país quedó dividido en facciones hasta entonces irreconciliables. En ese año surgieron todo tipo de manifestaciones desde las artes, la academia,las organizaciones sociales y políticas y los medios de comunicación.
Amplios sectores de la ciudadanía despertaron de un letargo amnésico instalado por una Historia Oficial que silenciaba voces alternativas y las violaciones a los DD HH estaban en un limbo de percepción que para el conjunto de la sociedad permanecía en una penumbra.
Las conmemoraciones de este hito de la Memoria del Mundo desencadenaron importantes procesos de visibilización
de un segmento de la población que tomó conciencia de su rol histórico,  y de este modo se produjo un proceso de aglutinamiento de grupos,colectivos,organizaciones y personas que hasta entonces estaban dispersos y silenciosos, aún empapados de secuelas del trauma psicosocial que significó el Golpe de Estado.

En este contexto surgen desde la cultura y las artes las manifestaciones colectivas de Memoria de nuestra Historia reciente, que actualizó la vigenia de una memoria invisibilizada.

40 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO

La Historia social, política y cultural de Chile en los años posteriores a este hito de la memoria del año 2003 adquiere un carácter de agudización de los procesos de recuperación y resignificación de la memoria colectiva. Se concatenan múltiples hechos, actores y sujetos sociales, lo que conduce a la visibilización de esta memoria como una base para comprender el presente en su multiplicidad de factores.

Los grupos organizados desde todos los sectores de la sociedad bullen de iniciativas, actividades, reinvindicaciones y acciones transversales que abarcan distintas generaciones, ahora protagonistas empoderados y conscientes. Los antes invisiblizados sobrevivientes de las violaciones a los derechos humanos y sus descendientes de segunda y terceración – sus hijos y sus nietos- están en las calles participando activos junto a los movientos ciudadanos, los partidos políticos,los sindicatos, los movimientos por los derechos civiles , sociales y económicos,los académicos ,ambientalistas, diversidades sexuales, pueblos originarios, organizaciones de mujeres y trabajadores, pobladores y .organizaciones territoriales integrando el pasado al presente y exigiendo un futuro de contrucción colectiva.

Surgen las manifestaciones de apropiación de la memoria desde todos los ámbitos: cine, fotografía, audiovisuales,literatura, gráfica, academia, medios de comunicación alternativos, redes sociales y sitios en la Web ,Tv y radios comunitarias , espacios académicos , gremiales, centros de estudio y espacios de memoria utilizando formatos tecnológicos perfeccionados continuamente, que emergen en forma exponencial.

La Memoria de la Historia Reciente- se hace desde todos los sectores. Los trabajadores hacen la memoria de los trabajadores, los sectores estudiantiles hacen memoria de los suyos, las instituciones hacen memoria y reflexionan, las regiones reinvindican su memoria territorial,   y las organizaciones de DD.HH se transforman  en agentes de difusión y reinvindicación de la dignidad y significación de los caidos y sobrevivientes como referentes válidos para una juventud heredera de sus idearios.

A pocos días de un nuevo 11 de septiembre en Chile, la ciudadanía chilena se prepara, en el territorio nacional y en las comunidades de la diáspora para mostrar la vigencia de una memoria que marcó generaciones, territorios,comunidades a lo largo del planeta.

Los medios de comunicación nacionales e internacionales destacan los sucesos que suceden en nuestro país- no solo aquellos que muestran un país con favorables índices macroeconómicos y desigualdad extrema, sino los sucesos ligados al ámbito de los derechos Humanos.

Chile  , a los 40 años del Golpe de Estado, es fértil provincia y señalada en la defensa de la justicia, la verdad y la denuncia de la impunidad en todos los rincones del planeta.

HITOS EN LA MEMORIA

Concierto realizado en el teatro Teletón el 11 de Septiembre de 2003, en conmemoración a los 30 años de la muerte de Salvador Allende, la Cantata Santa María de Iquique describe la matanza de obreros ocurrida en el año 1907 durante una huelga del salitre, dejando como saldo mas de 2000 trabajadores muertos por parte del ejercito y las oligarquia de la época. Esta es una de las tantas manchas oscuras de nuestra historia, que se repetirá por más de una ocasión en lo que quede del siglo XX

Bases oficiales del Festival 40 años de Resistencia, Lucha y Construcción:

www.los40años.cl.

Festival 40 Años

Bases oficiales del Festival 40 años de Resistencia, Lucha y Construcción:

En el marco de la conmemoración de los 40 años del Golpe de estado, el

Comité Iniciativa 40 años convoca a intérpretes, músicos, compositores, poetas y creadores populares a participar en el Festival 40 años de Resistencia, Lucha y Construcción.

– El festival es un espacio de expresión de la creación musical para resituar la memoria de los 40 años del golpe militar hasta el presente. Son 40 años de Resistencia, Lucha y Construcción Popular. Por lo tanto, la temática y letras de las creaciones deben referirse a

la recuperación de la memoria en diversas áreas: justicia, memoria, impunidad, vida, gobierno popular, las 40 medidas, combate, sueños, esperanzas; acciones de lucha y resistencia a la dictadura; solidaridad internacional; las radios y la prensa libre; la prensa clandestina; los murales; entre otros.

También los temas pueden referirse a los años post dictadura y a la democracia tutelada que ha perfeccionado el legado sistema económico, político, social y cultural de la dictadura.

Asimismo, los temas podrán referirse a la lucha por los derechos que hoy día hacen los habitantes de diversos territorios: mapuche; estudiantes; trabajadores; habitantes de Freirina; Pelequén; Magallanes; Montenegro; Aysén, entre otros.

Es decir, queremos estimular en las personas que participen en el Festival, una visión integrada de los últimos 40 años de Lucha, Resistencia y Construcción-

– Las creaciones musicales deben ser originales, autorales e inéditas (que no hayan participado en otros festivales anteriormente), haciendo referencia a los 40 años, con una duración máxima de 4 minutos por tema, pudiendo presentar sólo un tema por participante, interpretado con voz, y con instrumentos de libre elección o con una pista pregrabada en caso de que aporte a la interpretación musical (no como playback).

– Pueden participar tod@s l@s creadores de canciones, en cualquier estilo (por ejemplo: rock, hiphop, trova, canción melódica, ranchera, pop, ska, etc.), y en cualquier formato (solista, duo, trios, grupo, banda, etc.)

– Se exigirá el cumplimiento estricto de estas bases, en caso contrario el participante podrá ser descalificado.

– Se realizará la grabación de un CD con cada uno de los temas finalistas, de cada festival local. No se trata de un festival competitivo, las canciones que sean seleccionadas por cada territorio (una por territorio) serán grabadas en un estudio profesional, y presentadas en el acto de cierre, donde se les entregará una copia del CD a cada uno de ellos.

Lugar y fecha

Entre mayo y agosto se realizarán Festivales en los territorios donde las organizaciones populares autogestionen su Festival local en conjunto con el Comité Iniciativa 40 años. En la realización de cada festival local, los organizadores pueden trabajar con otras organizaciones, instituciones y apoyos que estimen pertinente, en coordinación con la comisión festival del Comité Iniciativa 40 años.

Plazo para la final del Festival

El plazo máximo es el 15 de agosto de 2013, en que los festivales territoriales deben tener su representante elegido, para poder realizar la grabación del CD que se entregará el día del cierre del Festival, la primera semana de septiembre de 2013.

Inscripciones 

Los participantes deben estar debidamente inscritos en los festivales

territoriales a través de una ficha que considere los siguientes datos:

– Nombre del solista, dúo o grupo.

– Comuna de origen de la iniciativa.

– Estilo de la música.

– Nombre de la canción y del/los autor/es.

– Reseña breve sobre el origen de la creación que se presenta

(motivos, por qué se presenta, tema central, lugar de origen, etc.)

– Teléfono ó celular de contacto.

– Correo electrónico de contacto.

– Señalar los instrumentos que utiliza o si utiliza pistas.

Cada festival territorial elegirá a un representante que participará

en la actividad final del Festival el día Domingo 1 de septiembre de

2013 en un recinto en la ciudad de Santiago, por confirmar en Agosto de 2013.

Consideraciones

La final del festival no es una competencia: los representantes de cada pre-festival podrán interpretar su tema en el evento de cierre, y serán grabados previamente en un CD que se les obsequiará a cada uno, y que luego será de distribución gratuita por la web. Los intérpretes y autores deberán autorizar los derechos legales para poder realizar el Cd y poder difundir sus canciones, aunque siempre los derechos serán de cada participante, y no del festival.

SI EN TU BARRIO, POBLACIÓN, TERRITORIO, SINDICATO, COLEGIO, CENTRO DE ALUMNOS O FEDERACIÓN NO HAY PRE-FESTIVAL, PUEDES ORGANIZAR TU “PRE-FESTIVAL 40 AÑOS” COMO COLECTIVO CULTURAL DE LOS 40 AÑOS DE RESISTENCIA, LUCHA Y CONSTRUCCIÓN, O DESDE TU PROPIO COLECTIVO U ORGANIZACIÓN SOCIAL PARA REALIZAR EL PRE-FESTIVAL QUE ELEGIRÁ SU REPRESENTANTE A LA FINAL Y A LA GRABACIÓN DEL CD.

Estos pre-festivales deberán acreditarse con la Comisión Organizadora del Festival del Comité 40 años en el e-mail:  festival40anos@gmail.com

Contacto e informaciones:

Evento en facebook FESTIVAL 40 AÑOS
http://www.facebook.com/events/439426719465767/?ref=ts&fref=ts

Casilla de contacto oficial del Comité 40 años

contacto@las40medidas.cl

Casilla de contacto para el festival (inscripciones e informaciones):

festival40anos@gmail.com

Identidad del comité en facebook:
http://www.facebook.com/las40medidas

Sitio web:

www.las40medidas.cl o

www.los40años.cl

ocho de marzo, dos mil trece…Tito Carreño.

ocho de marzo, dos mil trece…

por Tito Carreño (Notas) el viernes, 8 de Marzo de 2013

madre,

sabrán de ti l@s arqueólogos del futuro

cuando indaguen sobre la vida de la mujer proletaria…

compañera, gracias por los caminos recorridos,

por las manos extendidas, por cada puño alzado

y por cada nuevo amanecer…

hija, adelante, adelante con todas las fuerzas de la historia,

que cada paso sea el acercarse al mundo en el que pensamos

criarte (si nosotr@s no pudimos, la tarea es de ustedes)…

hermana, paso a paso levantaremos la memoria,

alzaremos las banderas y cantaremos y brindaremos

por l@s que nos antecedieron…

amiga, una mano lava a la otra, dice el adagio popular,

y Benedetti escribió que usted puede contar conmigo

y, por mi parte, siempre supe que caminando no hace frío…

mujer, gracias por la vida, por estar, por existir,

por creer, por crecer, por caminar,

por ser inmensamente, mujer…