LA GUARDERÍA MONTONERA. LA PELÍCULA

Una película en construcción

Año 3. Edición número 132. Domingo 28 de noviembre de 2010
Por

Miradas al Sur

La película está en etapa de preproducción. Por ahora se llama La Guardería, pero su nombre puede cambiar si durante la investigación y el rodaje los realizadores encuentran alguna palabra que resuma la idea. Como proyecto en elaboración, será presentado en el Doc Buenos Aires/Latin Side of the Doc, que comienza pasado mañana en la Ciudad, y se extiende hasta el 3 de diciembre, en el marco de Ventana Sur, el mercado organizado por el INCAA en alianza con el Marché Du Film del Festival de Cannes.
“Es una idea que está atravesada por diversas líneas de pregunta. Estamos en 2010 y, después del gobierno de Kirchner, creo que hay un espacio para mostrar esto sin que quede esa idea de ‘qué malos los Montoneros que dejaron a sus hijos’. La idea es complejizar esa mirada, ver cuáles son sus contradicciones, desde la reivindicación de la militancia, ya sea que estés a favor o en contra”, señala Virginia.
El relato narrativo de la película se sustenta en varios testimonios de los chicos que estuvieron en La Guardería, al fin y al cabo, son los protagonistas principales de esta historia. La intención es que no sólo un personaje tenga el peso de la tensión de la trama, sino que sea una historia que se vaya construyendo durante el transcurso de la película. “Para algunos es mejor que sea la voz de una niña que va recorriendo la infancia. Otros sugieren que haya una voz adulta que racionalice el pasado”, afirma la autora y directora del fim.
“Me gustaría que la vea gente que no es del palo, o por lo menos, que no sean sólo nuestros amigos. Ese es uno de los desafíos, porque quizás hay gente que cree que esta temática ya la vio. Todos tuvimos una infancia y nos podemos encontrar, por lo menos, en ese punto. Voy a intentar que lo político no sea lo central, aunque está claro que lo político atraviesa la película y el momento histórico que nos tocó vivir durante nuestra niñez, no hay manera de desconocerlo. Pero no quiero dirimir batallas que no son mías”, concluye Virginia.

OTRAS NOTAS

  • Virginia volvió a la Argentina a fines del ’83. Con su madre y su historia a cuestas. Se instalaron en Quilmes y en marzo del 84 ya estaba en la escuela, con su guardapolvo blanco y su mochila, al lado de otros chicos que habían nacido, como ella, en el ’76. Sin embargo, esos chicos criados en plena dictadura, no podían tener ni idea de que, esa nena de rubios rulos y profundos ojos celestes había vivido una historia increíble. Una historia que hoy cuenta con una memoria y una crudeza que conmueve hasta las tripas.

  • La semana próxima, Miradas al Sur ofrecerá como compra opcional el documental Unidad 25, de Alejo Hoijman. El film relata el trasladado de Simón Pedro, un joven de 18 años, a la Unidad 25. Con más de 250 presos, es la única cárcel-iglesia en Latinoamérica, donde el fervor religioso evangelista une tanto a presos como a guardias.

  • Miradas al Sur asistió al rodaje de la serie de docu-ficción para TV “Unidad 9”. Una serie de trece capítulos que narra lo sucedido en “los pabellones de la muerte” durante la última dictadura militar. El guión y la dirección está a cargo de Carlos Martínez, Héctor Vilche compuso la música, y Alberto Elizalde Leal está trabajando en la producción: los tres son ex militantes del PRT-ERP y estuvieron detenidos juntos en dicha unidad como presos políticos. Por muchas razones, se trata de un rodaje especial.

  • Año 1979, la conducción nacional de Montoneros lanza la Contraofensiva y cientos de militantes que están en el exterior se preparan para volver al país.

  • Simón Radowitzky es una figura que toda la vida me deslumbró por el compromiso con sus ideas. Era un tipo totalmente despojado de cuestiones personales, siempre al servicio de la causa libertaria. Nació en Rusia y a los dieciocho años llegó a la Argentina. Ya ese viaje solo es una historia en sí misma. Después terminaría en el fin del mundo: veinte años preso en el penal de Ushuaia por ser quien tomó en sus manos la responsabilidad de hacer justicia cuando el Estado se desentendió de una feroz represión que hubo el 1º de mayo de 1909, encabezada por Ramón Falcón.

  • La Guardería de La Habana fue una experiencia inédita, probablemente irrepetible, generada en el marco de una situación de excepcionalidad. Éramos conscientes de la brutalidad genocida de la dictadura, capaz de torturar a un niño para intentar obtener información de los militantes. Surgió así la propuesta de La Guardería.

    Relacionado  http://eledificiodeloschilenos.blogspot.com/

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s