Uruguay: Denuncia de Beatriz Benzano y Clarel de los Santos « Red Latina sin fronteras – La Coctelera

Uruguay: Denuncia de Beatriz Benzano y Clarel de los Santos « Red Latina sin fronteras – La Coctelera.

Londres 38 Espacio de Memoria acoge nuevos nombres.

Testimonios.

 
 
http://vimeo.com/76864883

 

Charles y otros chicos de la resistencia, las historias que deben contarse

Charles y otros chicos de la resistencia, las historias que deben contarse

MEMORIA
DOMINGO, 29 SEPTIEMBRE 2013 
FECHA DE PUBLICACIÓN

– ¡Para donde va señor Ramírez, vuelva a su asiento!

Pero el aludido no hizo caso, apartó al profesor de un empujón y salió de la sala de clases perdiéndose con rumbo desconocido. Se trataba de Charles Ramírez Caldera, alumno de uno de los 4tos medio del Liceo Valentín Letelier, el único de aquel curso que se atrevió a levantarse, para, quizá, intentar alguna acción de resistencia la mañana del 11 de septiembre de 1973.

Al tenor de lo que ocurriría en las horas y días posteriores algunos pensaron que no lo volverían a ver. Pero semanas después, cuando se restablecieron las clases, Charles apareció, se disculpó con el maestro y pudo terminar su año escolar. Para el y para muchos de sus camaradas se abría un largo y peligroso camino de lucha clandestina, que en su caso terminó abruptamente el 29 de junio de 1981. Ese día resultó abatido en la esquina de Apoquindo con Manquehue, en momentos que cubría la retirada de sus compañeros de la Fuerza Central del MIR, tras un asalto bancario destinado a conseguir fondos para la resistencia.

Fue el último acto heroico entre varios que protagonizó. Un año antes había encabezado otra operación audaz, de alto impacto público, que consistió en sustraer del Museo Histórico Nacional la bandera que presidió la firma del acta de independencia de Chile, en febrero de 1818. Con esta acción el MIR inauguró las operaciones de las Milicias de la Resistencia.

El gesto de Ramírez, aquel día 11, no fue un simple arrebato adolescente. Su trayectoria habla de un profundo compromiso y consecuencia, que lo llevó a efectuar tareas de alto riesgo, en la última de las cuales sacrificó su vida. Por eso su nombre fue incorporado, con mucha justicia, al memorial de valentinianos caídos en la lucha contra la dictadura y figura al lado del de Paulina Aguirre Tobar, la joven combatiente, el de Álvaro Barrios Duque, de Jorge D’orival Briceño, Miguel Nash Sáez, los hermanos Abelardo y Eduardo Quinteros Miranda y Robinson Gonzáles Farías.Todos estudiantes y docentes detenidos desaparecidos y ejecutados políticos.

Nada de lo que vendría podían imaginar los adolescentes de aquel cuarto medio valentiniano. Menos el camino que recorrería Charles y muchos otros chicos como él, que ese día intentaron resistir a la feroz maquinaria de muerte que se abatía sobre Chile. ¿Adonde fue ese día el alumno Ramírez? ¿Quizá se juntó con otros valentinianos que pretendieron enfrentar al enemigo con un revolver de bajo calibre que ni siquiera tenía su carga completa de tiros. ¿O tal vez hizo como los del FER del Liceo de Aplicación que se reunieron con obreros del sector y esperaron armas que nunca llegaron? ¿Se habrá ido a concentrar en alguna industria del Cordón Vicuña Mackenna, como hicieron una niñas del Liceo Nº5, que concurrieron con sus flamantes bolsitos de primeros auxilios y organizaron una posta improvisada en la industria Luchetti y luego en Easton Chile?

Hay una historia no contada sobre Charles  y los demás chicos y chicas rebeldes de aquel 11 de septiembre. Relatos que hablan del nivel de compromiso y de la valentía de una generación, sin la cual no es posible explicar la resistencia y recomposición del movimiento popular bajo una dictadura tan brutal.

Los 40 años transcurridos desde aquel martes fatídico comienzan a develar algo de esas historias, pero faltan muchas más y en parte es responsabilidad de los propios protagonistas escribirlas o contarlas para que ese patrimonio de experiencias no se pierda en el olvido.

lfa 28/09/2013

VER MAS FOTOS

Adela Segál, hija de Viviana Corvalan, nieta de Luis Corvalan y de José Segal, actor.

vía Adela Segál, hija de Viviana Corvalan, nieta de Luis Corvalan y de José Segal, actor..

Adela Secall

Mini Biography

Adela Secall was born in Moscow, Russia in 1980. She born there

because of Pinochet’s Coup d’etat. Daughter of the actor José Secall and

Viviana Corvalán, who separated after fourteen years of marriage, when

she was three years old. In 1989 she went to Chile with her mom when her

family could return after a long exile. She has two sisters from the

same father but different mothers. She started working at the age of

sixteen years old in Canal Católico of Chile then her career developed

when she played a character in a TV series in TVN (Televisión Nacional

de Chile). Her best work at the moment is “Coronation” of Silvio

Caiozzi, for which she was the winner in the category of best actress in

the Festival de Cartagenas de Indias (Colombia). She has never studied

performance but she has inherited the talent of her parents.

IMDb Mini Biography By:

Daniel Orta

Spouse
Víctor Rojas (November 2003 – 2005) (divorced)

Trivia

Daughter of José Secall and Vivana Corvalán.

Granddaughter of, the ex-general secretary of the Communist Party of Chile, Luis Corvalán.

Her parents divorced when she was age 3.

Moved to Chile in 1989.

Met ex-wife Víctor Rojas ( Camera Department | Cinematographer)

 

on the set of Coronación (2000).

She is an only child.

In a relationship with singer Aldo Asenjo since 2006. (Composer

Soundtrack

 2009 Super (writer: “Dolor”)

Son, with Aldo Asenjo, Emiliano Asenjo Secall was born in 2007.

English: A view of Cartagena de Indias in Colo...
English: A view of Cartagena de Indias in Colombia. (Photo credit: Wikipedia)
Nombre real Adela Secall Corvalán
Nacimiento Bandera de la Unión Soviética Moscú, Unión Soviética
1980 (33 años)
Apodo(s) Macaulay Culkin
Ocupación Actriz y bailarina
Familia
Pareja Aldo Asenjo “El Macha” (2006-presente)
Hijo/s Emiliano (n. 2007)
Premios
Otros premios Festival Cartagena de Indias

Ficha en IMDb

Adela Secall Corvalán (Moscú, Rusia; 1980) es una actriz chilena de cine y televisión. Reconocida por su actuación en la película Coronación de Silvio Caiozzi, y por el personaje de “La Gata” interpretado en la teleserie Los Pincheira.

Galardonada como mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Cartagena, Colombia 2001, Nominada a Premio Altazor (2000), Reina Guachaca (2004).

Biografía

Nació en Moscú, Rusia (en ese entonces parte de la Unión Soviética), debido a que sus padres, el también actor José Secall y la coreógrafa Vivana Corvalán (hija del secretario general del Partido Comunista Luis Corvalán) fueran exiliados durante la dictadura del general Augusto Pinochet. En esta ciudad vivió hasta los nueve años, ya que en 1989 pudo volver con su madre del exilio.

A los 19 años inicia su carrera en cine, actuando en Coronación, del reconocido director chileno Silvio Caiozzi. Por ese film, recibe el galardón a mejor actriz en el Festival de Cartagena de Indias, en Colombia (2001). Posteriomente fue nominada al Premio Altazor por su actuación en dica película.

Su debut en televisión comenzó en 1996 con la producción Adrenalina de Canal 13. Más tarde, trabajó en las producciones dramáticas Marparaíso (1998), Cerro Alegre (1999) y Corazón Pirata (2001). Posteriormente es contratada por el área dramática de TVN participando en varias producciones en la que destaca, Los Pincheira e Ídolos, logrando su primer rol protagónico. Su personaje Sofía fue el rol principal de la primera teleserie nocturna en Chile, abriendo un destape en la pantalla después de la dictadura en dicho país.

Adela tiene seguidores por su talento como también por ser especialmente participativa en la vida nacional e internacional. Defensora de los derechos humanos, del medio ambiente y los animales.

Cine

Teleseries
Año Título Rol Director
2000 Coronación Estela Silvio Caiozzi
2004 El Aspado Clotilde Patricio Bustamante
Mala Leche Paula León Errázuriz
2006 Límite Paula Nicolás Jullian
2007 Fiestapatria Macarena Luis R. Vera
2013 El paseo del Diablo Amanda Danilo Ahumada

 

Enlaces externos

Ex-Menores se querellan contra excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, y otros dos militares,

Justicia acoge una querella contra Juan Emilio Cheyre

photo_1379963868326-1-HD.jpg

Tres hermanas presentaron una denuncia contra el exjefe del Ejército por hechos ocurridos a fines de 1973, la que fue acogida por Corte de Apelaciones
 | 24 SEPTIEMBRE 2013 –  POR GUILLERMO ALDAY

querella contra Juan Emilio Cheyre

Las hermanas Monroy Rodríguez. De izquierda a derecha Yelena, Marianela, Mónica y Natacha, tres de las cuales presentaron la querella contra Juan Emilio Cheyre. Fotografía: Andrea Cantillanes
La Corte de Apelaciones de La Serena iniciará una investigación contra el excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, y otros dos militares, por hechos ocurridos entre los años 1973 y 1974 en la ciudad de La Serena.

LA FRASE

Él (Cheyre) venía supuestamente con una orden de la Fiscalía Militar y se identificó con su cargo de teniente

Mónica Monroy

La familia de las hermanas Natacha, Yelena y Marianela Monroy Rodríguez presentó el pasado 10 de septiembre la querella en la que se acusa a Cheyre de haber dirigido en octubre de 1973 el allanamiento de su casa y la detención de su madre Elena Rodríguez, militante socialista, y las tres niñas, en ese entonces de uno, tres y doce años de edad. El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de La Serena, Jaime Franco, acogió a trámite la querella en contra de Cheyre y ya habría dado las órdenes para que se les tome una declaración a los denunciantes y se realicen peritajes psicológicos. Cheyre fue comandante en jefe del Ejército chileno entre 2002 y 2006, durante el gobierno de Ricardo Lagos, y desde el cargo hizo un mea culpa en nombre de la institución por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante el régimen militar. El pasado enero asumió la presidencia del Servicio Electoral (SERVEL), pero tuvo que renunciar en agosto, aunque no al directorio del organismo, al reflotar las acusaciones que lo vinculan a otro controvertido hecho ocurrido también en La Serena. En aquella época, Cheyre entregó en un convento a Ernesto Lejderman, que tenía dos años, después de que un pelotón de soldados asesinara a los padres del niño, el argentino Bernardo Lejderman y la mexicana María Rosario Ávalos. Cheyre ya dijo en su momento que se limitó a entregar el bebé a las monjas por orden superior y que hasta 1998 no supo la verdad de lo ocurrido. RELATO. En entrevista con diario El Día, Natacha, Marianela y Yelena Monroy Rodríguez recordaron que eran menores de edad cuando el 6 de octubre de 1973, una patrulla militar llegó a su casa para buscar a su madre, Elena Rodríguez, por sus vínculos con el socialismo. Otra de las hermanas y que no fue parte de la denuncia, Mónica Monroy Rodríguez (51) recuerda que la patrulla militar se presentó en su casa alrededor de las once de la mañana. “La patrulla militar irrumpió en la casa violentamente, rompiendo la puerta con un culatazo y gritando con insultos y garabatos que buscaban a mi mamá”.  “Nosotros pensábamos que nos iban a matar porque siempre estaban apuntándonos con la metralleta contra la muralla”, relata. Todos los hechos serán a partir de ahora materia de una investigación.

Acerca del Autor

Guillermo Alday

Periodista
Periodista. Jefe de Informaciones El Día.

 

Carta a mi hijo Leonardo a 40 años del asesinato de mi hermano Leonardo

Dibujo realizado por mi pequeño Leonardo Silva Parga.
Querido hijoLeonardo,Dentro de algunas horas más se cumplirán 40 años de un hecho histórico que -aunque tú no lo creas- ha marcado tu vida. Quizás, sea difícil para ti comprender, a tus 12 años, cómo algo que sucedió hace tanto tiempo y en un país tan lejano podría tocarte… voy a tratar de explicártelo de la manera lo más sencilla posible.

Recuerdas que hace poco tiempo me preguntaste ¿porqué nosotros, tus padres, habíamos nacido en Chile y tú en Bélgica?... Pues bien, cuando tu papá y yo estábamos un poco más pequeños que tú, Chile era un país normal. El presidente gobernaba para todos los chilenos, y los niños tenían un lugar privilegiado en esa sociedad, la gente trabajaba duro y compartía sueños de solidaridad por un futuro mejor, pero habían algunas personas que no deseaban compartir las riquezas del país, que creían que habían ciudadanos de primera y segunda categoría, y ellos, por supuesto eran los de primera. Estas personas, hicieron todo lo posible por que el Presidente Salvador Allende (que así se llamaba), dejara su cargo.

El alimento comenzó a escasear, no porque no hubiera suficiente sino, porque este pequeño grupo de egoístas, lo escondieron. Los empresarios del transporte realizaron una huelga que impedía abastecer de alimentos al país, algunos grupos terroristas de extrema derecha comenzaron a sembrar el pánico en la población y pronto todo el país se vería desestabilizado. La mayoría de la gente enfrentó el miedo porque querían defender el proyecto de sociedad que el Presidente Allende encabezaba. Sin embargo, el pequeño grupo opositor solicitó ayuda a los Estados Unidos para derrocar al Presidente.

Tú te preguntarás ¿qué diablos tenía que ver los Estados Unidos con Chile?, pero es un poco como sucede por estos días con la amenaza de guerra de los americanos a Siria. La potencia del norte tiene algo que ver en cualquier sitio dónde pueda haber riquezas y como Chile es el primer productor de cobre en el mundo, imaginarás que ese era un buen interés para ellos, entre muchos otros, que cuando vayas conociendo mejor la historia tu mismo descubrirás.

Fue así, como un día martes 11 de septiembre en el años 1973, los militares salieron a la calle y con aviones bombardearon el palacio presidencial con Allende dentro. Todas las personas que habían sido afines al gobierno -electo democráticamente- fueron amenazadas, detenidas, torturadas, ejecutadas o desaparecidas, otras relegadas a ciudades lejanas en el mismo país y un número importante debió solicitar asilo en las embajadas extranjeras para proteger a sus familias o evitar la muerte, porque estaban en listas que los militares tenían con los nombres de los ex colaboradores del gobierno o con ideas afines y a los que estaban determinados en eliminar. 

En esos años yo tenía dos hermanos mayores, pero con uno de ellos mi relación era más cercana. Se trataba de tu tío Leonardo, sí se llamaba como tú. Él era un chico muy alegre, al menos en mis recuerdos, y muy juguetón. Cuando te veo jugar con la Tammy, vienen a mi mente imágenes como flash de mis juegos con él. Recuerdo que una vez comenzó a perseguirme con una “jaiva”, bueno tú la conoces como “crabe”, y claro -yo estaba aterrorizada-, pero disfrutaba de ese juego; como cuando tú juegas al “monstruo” con la chiquitita.

Tu tío Leonardo, tenía apenas 17 años, y todo un porvenir… pero la sombra de muerte y dolor, que cayó sobre nuestro país, lo alcanzó. El día viernes 14 de septiembre, tres días después que los traidores terminaran con la democracia, utilizando a las fuerzas armadas, pasado el medio día, Leonardo caía herido en la calle, tras recibir el impacto de una bala cobarde que un grupo de militares le lanzó por la espalda, su muerte fue declarada al final de la tarde…

Debieron pasar muchos años para que yo supiera la verdad, siempre una verdad a medias.
Primero, se me convenció que estaba en un internado por sus estudios y por eso no lo podía ver, con el tiempo ya no pregunté más y como niña acepté que no era posible verlo, pero algo en mi sabía que había otra historia. Años después, ya mayor, gracias a tu tío Camilo pude conocer la otra versión, la que me acercó un poco más a la verdad. Esto era algo así como el secreto de la familia, los adultos no deseaban hablar de ello y yo, como niña, me daba miedo preguntar…

Hay heridas que permanecen abiertas, que no cicatrizan nunca. La verdad sobre el crimen de Leonardo es una de ellas. Nunca hemos podido saber quién fue su asesino. En su caso, como en el de cientos de miles, no hay verdad total ni justicia.

Cuando estabas en mi vientre, tu papá y yo comenzamos a buscar un nombre para ti. Estábamos de acuerdo en el nombre André, pero, un mes y medio antes de tu nacimiento, tu papá me propuso que te llamáramos Leonardo y te confieso que salté de alegría. Claro, yo no quería imponer ese nombre, porque recordaba una triste historia, sin embargo, todos mis recuerdos junto a tu tío (que no son muchos) son de felicidad. Y tu llegada era el momento más feliz de mi vida.

Ahora, porque naciste acá y no allá… uf, hay tantas cosas que sucedieron. Tu papá fue un resistente a la dictadura y eso le valió la cárcel y el exilio. Pese a que yo lo conocí cuando estaba privado de libertad, debieron pasar 10 años antes que el destino nos volviera a poner en el mismo camino. Él aún tenía prohibición de entrar a territorio chileno, fue así como yo decidí venir a Bélgica para poder estar juntos y construir la familia que somos hoy.

Es por eso que en estos días mi cuerpo se enferma de tristeza… tu tío fue uno entre miles que pagó con su vida la bestialidad de la dictadura. En estos días, todas aquellas personas que amamos y que ya no están, las que sufrieron y siguen sufriendo, nos hacen recordar el valor de los sueños. Todos ellos eran libres, solidarios, felices… esa energía es la que nosotros heredamos para continuar soñando y luchando por un mundo más justo y solidario. La necesidad de vivir con dignidad y de ser consecuentes en nuestros actos cotidianos. La necesidad de NO OLVIDAR jamás, para que el sacrificio de todos ellos sea un ejemplo para las futuras generaciones.

Imagino mi niño que tendrás miles de preguntas más, y a medida que vayas creciendo intentaremos responderte. El Presidente Allende, decía: “La felicidad de Chile comienza por los niños”, yo me lo apropio para decir que “mi felicidad comenzó con ustedes, mis niños”, por eso hijo, haremos todo por que tú y tu hermanita sean felices, pero al mismo tiempo conscientes de sus orígenes y de los verdaderos valores laicos.

Tu madre que te ama.

Bruselas, lunes 10 de septiembre de 2013.

 

Gracias, amiga querida por compartirlo acá. Ayer, antes de publicarlo, le leí esta carta a Leito y ambos lloramos y nos abrazamos… sabía que debía comenzar a soltar los recuerdos, pero jamás imaginé que doliera y alegrara tanto a la vez…

 

 

LEONARDO PATRICIO PARGA

14 de septiembre de 1973 · ·

 

A 41 AÑOS DE TU ASESINATO, HERMANITO, SIGUES VIVIENDO EN NUESTRA MEMORIA.¡¡ YO EXIJO JUICIO Y CASTIGO A LOS CULPABLES !!_______PARGA ORTEGA, LEONARDO PATRICIO: 17 años, estudiante, soltero, muerto el 14 de septiembre de 1973 en Santiago.Leonardo Patricio Parga Ortega murió ese día a las 20:00 horas, en el HospitalJoséJoaquínAguirre, por una herida de bala torácica cervical, según el Certificado Médico de Defunción del Instituto Médico Legal.De acuerdo con lo señalado por vecinos, alrededor de las 16:00 horas de ese día, Leonardo Parga y su amigo Ángel Gabriel Moya Rojas se encontraban en la intersección de las calles Escanilla y Borgoño, cuando fueron interceptados por una patrulla militar. Los retuvieron, allanaron sus ropas y luego les ordenaron retirarse. En ese momento, uno de los militares escuchó un insulto y disparó a ambos menores por la espalda. Ángel Gabriel Moya Rojas falleció en el acto y Leonardo Parga, algunas horas después.El caso de Ángel Gabriel Moya Rojas fue conocido por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación y se le declaró víctima de violación de derechos humanos por agentes del Estado.

Considerando los antecedentes obtenidos en la investigación realizada por esta Corporación, el Consejo Superior declaró a Leonardo Patricio Parga Ortega víctima de violación de derechos humanos por agentes del Estado que hicieron uso irracional de la fuerza.

familia Silva Parga, Belgica

___________

MÉXICO.OCTUBRE 2010.DECLARACIÓN FINAL. ENCUENTRO DE LA RED INTERNACIONAL DE HIJOS

DECLARACIÓN FINAL. ENCUENTRO DE LA RED INTERNACIONAL DE HIJOS

Cada análisis teórico debe insertarse en la realidad del proceso histórico de las décadas transcurridas.
Cada análisis teórico debe insertarse en la realidad del proceso histórico de las décadas transcurridas.

 

Las y los reunidos en el encuentro internacional de hijos e hijas en México del 6 al 8 de octubre del 2010, en representación de nuestras organizaciones

  • Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio, Red Nacional Argentina;
  • Hijos Chile
  • Hijos e hijas por la memoria y contra la impunidad Colombia
  • Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio, España y Francia de Red Europa;
  • Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio, regional Guatemala;
  • Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio, regional México;
  • Hijos Uruguay;
  • Hijos Perú;

E invitando también a quienes quieran sumarse a esta declaratoria de principios y acuerdos, manifestamos:
Somos hijos e hijas de una misma historia.

Somos hombres y mujeres que compartimos experiencia de represión, aunque vinculada a procesos distintos: las dictaduras militares en Chile, Uruguay y Argentina; la guerra y el conflicto político, social y armado en Guatemala, Perú, Colombia y México; éste junto a España y Francia, como países receptores del exilio y la persecución y a su vez, albergue de represores.

Pero no sólo nos une el horror, también somos hijos e hijas de las luchas de los pueblos de América Latina y somos personas comprometidas a trabajar contra la impunidad que traspasa nuestras fronteras.

Subvertimos el dolor en fuerza y la tristeza en rebeldía.

Porque romper el silencio y denunciar el terrorismo de Estado que se implementó e implementa en nuestros países es, para nosotros y nosotras, una manera de trabajar por un mundo más justo donde no existan la desigualdad y la injusticia que el imperialismo ha promovido e impulsa utilizando métodos represivos.

En nuestra lucha nos guían tres ejes indisociables:

Identidad:

Nosotros y nosotras, que hemos visto en Latinoamérica la opresión a la resistencia política, impulsada por el terrorismo de Estado y las estrategias de Estados Unidos, reconocemos y reivindicamos hoy la lucha de nuestros padres y madres, que consideramos vigente, y nos sentimos orgullosos de ser hijos de una generación que dio lo mejor de sí para hacer del mundo un lugar más justo, bello e igualitario.

Ahora, elegimos partir desde nuestras historias individuales para expresarnos de manera colectiva con una nueva forma de hacer política, la nuestra.

Partimos de las fotos en blanco y negro, con los rostros de las víctimas de la barbarie, y las llenamos de colores cargados de memoria, de música y de vida. Integramos el arte y seguimos en la búsqueda de una estética de nuestra generación, valorando la diversidad.

Memoria:

Concebimos a la memoria como un verbo y no un recuento de datos del pasado. Para nosotros es un principio de acción que va de lo individual a lo colectivo y, además de dignificarnos, nos sitúa como sujetos activos en el presente y futuro de nuestras sociedades.

Rompemos el silencio con denuncias de injusticias pasadas y presentes, pero esperamos también que los pueblos tomen el desafío de construir sus propios destinos. Porque, para nosotros y nosotras, un pueblo sin memoria es un pueblo sin identidad y, por tanto, sin futuro.

Reconocemos el desafío de la institucionalización de la memoria como un asunto que nos interpela, pero no cederemos a que la memoria deje de ser viva, activa, ni pierda su potencialidad transformadora.

Justicia:

Señalamos que la represión adquiere nuevos nombres y formas. Hoy son la lucha contra el terrorismo, la doctrina de tolerancia cero, la judicialización de la protesta social, persecución a luchadores políticos y la criminalización de la pobreza.

En su nombre se justifican la violación de derechos, se restringen las democracias y se afectan las conquistas populares, como ocurrió con el golpe de Estado en Honduras y los intentos fallidos en Ecuador, Bolivia y Venezuela.

Aunque en algunos de nuestros países existen avances formales en materia legal, ello no significa que se apliquen ni se transformen en posibilidad de justicia. La impunidad es moneda corriente por ser parte estructural de los regímenes en que vivimos. Al luchar contra ella, exigiendo el juicio y castigo a los responsables de ayer y hoy, intentamos aportar a la construcción de sociedades más justas, tanto desde las peleas en tribunales como en las calles, buscando una condena social.

Por todo lo antes dicho, denunciamos

  • Que el terrorismo de Estado continúa vigente y adquiere nuevas formas, como las leyes antiterroristas y judicialización de las luchas, con el fin de paralizar a nuestras sociedades y robar riquezas materiales, culturales y espirituales.
  • Que la militarización y la intervención extranjera violan en nuestros países el principio de autodeterminación de los pueblos y generan condiciones para posibles golpes de Estado.
  • Que muchos de nuestros estados siguen cometiendo la desaparición forzada en contra de luchadores sociales. Sean de hace 50 años, diez, o 15 días, igualmente los desaparecidos y las desaparecidas nos faltan a todos y todas, todos los días, y no bajaremos la voz ni los brazos para exigir su aparición con vida.

Conocemos en carne propia la crueldad del terrorismo de Estado. Hemos experimentado el dolor y la impotencia de las desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, asesinatos, persecuciones, torturas, exilio, masacres, genocidios, apropiaciones de niños, encarcelamientos y delitos de lesa humanidad, por razones políticas. Ese dolor nos atraviesa el cuerpo y fue pensado para aislarnos, acallarnos y paralizarnos. Pero no logró derrotarnos. Ni el crimen más cruel ha podido hacer desaparecer el espíritu y la voluntad de lucha por un mundo mejor.

Desde México, juntos, reafirmamos nuestro compromiso por trabajar con la memoria como escudo, la identidad como nuestra mayor fortaleza y la justicia como nuestra bandera.

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS 

RED INTERNACIONAL DE HIJOS
Ciudad de México, 8 de octubre de 2010

http://www.hijosmexico.org/index-encuentro_internacional_de_h.i.j.o.s._2010_declaratoria_final

 Descargar Declaración final del encuentro [pdf 99 kb]

“AGRUPACIÓN EX MENORES DE EDAD ” VICTIMAS DE PRISIÓN Y TORTURA

English: Parque por la Paz Villa Grimaldi - Sa...
English: Parque por la Paz Villa Grimaldi – Santiago Chile – Peace Park (Photo credit: Wikipedia)

“AGRUPACIÓN EX MENORES DE EDAD ”

VICTIMAS DE PRISIÓN Y TORTURA

COMUNICADO A LAS AGRUPACIONES DE DERECHOS HUMANOS:

Junto con saludar la labor que ustedes realizan por la protección de los Derechos Humanos en Chile, queremos señalar lo siguiente:

Somos una organización de personas que siendo menores de edad fuimos víctimas de prisión y tortura en Chile durante la dictadura militar. Hoy es de público conocimiento que el Estado de Chile implementó durante esos años una política de Estado destinada a desarticular los movimientos sociales y políticos de la época, sometiendo a sus opositores a vejámenes y torturas ampliamente descritas en el Informe Valech.

Esta política de Estado no dejó fuera a los menores de edad, siendo hoy sorprendente a los ojos de la opinión pública que niños, niñas y adolescentes hayan permanecido secuestrados, interrogados y torturados durante días, e incluso semanas, en recintos como Villa Grimaldi, Cuartel Borgoño, Tres Álamos, y en algunos casos en sus propios hogares. Hoy nos enfrentamos a la constatación de que nuestro uso como niños y niñas, tanto en calidad de rehenes, como en prácticas de tortura física y psicológica hacia nuestros padres, e incluso hacia nosotros mismos, constituyó un hecho generalizado y fue una práctica frecuente de los organismos de represión en época de dictadura.

Si bien reconocemos el valor ético que ha tenido el Informe Valech para la sociedad chilena, en tanto estableció la existencia de una política de Estado que uso la tortura como método, consideramos que la experiencia de quienes fuimos menores de edad debe ser abordada con mayor profundidad. Por esto nos hemos agrupado por primera vez para reconstruir la memoria desde nuestra propia experiencia.

En este contexto, como organización nuestro primer objetivo es recopilar los testimonios de todas las personas que siendo menores de edad sufrieron prisión política y tortura, hayan calificado o no en la Comisión Valech, y por lo tanto, incluyendo en esta categoría a quienes estaban en gestación cuando sus madres fueron detenidas aunque no hayan nacido en prisión. La recopilación de estos testimonios es vital para la reconstrucción de la memoria histórica de nuestro país, y es importante que podamos hacerlo desde nuestra propia experiencia.

Asimismo, hemos constatado que la gran mayoría de las personas que siendo menores fueron víctimas de tortura no se encuentra en el Informe Valech. Esto se debe fundamentalmente a que la situación de prisión y tortura fue una situación extremadamente difícil y dolorosa para las familias, y debido a esto mantuvieron esta situación en silencio. Sólo a partir de la publicación del informe, y del reconocimiento de la existencia de menores de edad propiamente tal afectados por prácticas de tortura física y psicológica, muchas familias abrieron este tema en su seno por primera vez, cuando la Comisión ya había cerrado las inscripciones. Por otra parte, algunos padres mencionaron esto sólo en sus propias declaraciones, ya que no se les dijo que sus hijos e hijas debían presentarse personalmente. Por esto hemos iniciado las gestiones necesarias para buscar alguna solución a estos casos.

Un segundo objetivo importante es la presentación de un juicio colectivo de personas que siendo menores de edad fueron víctimas de prisión política y tortura. Un pilar fundamental de la reparación es sin lugar a dudas la justicia, más aún si se trata de crímenes de lesa humanidad cometidos en perjuicio de menores. Les invitamos a formar parte de esta querella que queremos presentar colectivamente en marzo. A la fecha hemos ubicado a cuarenta personas dispuestas a formar parte de esta iniciativa legal; esperamos en marzo ser unas cien personas para colocar con fuerza este tema en el debate público.

Nuestro tercer objetivo tiene que ver con la Ley de reparaciones actualmente vigente. Esta ley no nos consideró como víctimas propiamente tal al dejarnos fuera de la mayoría de sus beneficios. Actualmente nos encontramos solicitándole al gobierno un reconocimiento formal de nuestra calidad de víctimas, y de beneficios concretos en materia de educación, salud y vivienda.

Nos dirigimos a ustedes con el convencimiento de que nos pueden ayudar en este camino. Les solicitamos a todos los organismos de Derechos Humanos, y las personas en general que nos ayuden a localizar a los hijos e hijas de militantes de todos los partidos políticos para que formen parte de esta iniciativa por la memoria y la justicia. Es para nosotros de suma importancia localizar a la mayor parte de quienes vivimos tortura y prisión siendo menores de edad, estén en Chile o en el extranjero. Sabemos que podemos contar con el apoyo y la comprensión de ustedes, en el entendimiento de que esta iniciativa apunta a que nos podamos hacer cargo hoy de una situación para la cual no teníamos herramientas en el pasado, y que éste constituye quizás el acto de reparación más importante que está a nuestro alcance.

Para mayor información pueden dirigirse a: exmenores@gmail.com

Agrupación de Ex – Menores de Edad

Víctimas de Prisión Política y Tortura

http://memoriacolectiva.com/old/exmenores.htm

Una luz sobre la sombra – Detenidos desaparecidos y asesinados de la Universidad

Una luz sobre la sombra – Detenidos desaparecidos y asesinados de la Universidad
156
tra denuncia tuvimos que recurrir a los Organismos Internacionales pú-blicos y privados, embajadas y al Alto Comisionado de la ONU (mayo1976), Honorable Comisión de los Derechos Humanos, New York,USA (noviembre de 1976) Ref. Caso N° 2047 de la OEA, miembros dela Honorable Comisión de Juristas con sede en Ginebra (diciembre1976), Secretario General de la Organización de Estados Americanos, asu Santidad Pablo Sexto (Roma, noviembre 1975), a su eminencia Nun-cio Apostólico de Chile (enero 1977) a Cruz Roja Internacional, al gru-po ad-hoc de los Derechos Humanos que visitara Chile en julio de 1978.Posteriormente a toda comisión u Organismo que se preocupara de laviolación de los derechos humanos en el país. Todo esto fue gracias a laVicaría de la Solidaridad, donde pudimos crear la Agrupación de Fami-liares de Detenidos Desaparecidos, unidos en una causa común y undestino en la búsqueda de nuestros seres queridos. A once años de ladetención y desaparecimiento de nuestra querida y recordada hija Car-men Cecilia y Jorge Müller Silva, seguiremos como siempre luchandopor conseguir la verdad de lo ocurrido a nuestros seres queridos. La ver-dad tendrá que imponerse por mucho que hayan tratado de acallarlacon la mentira, la cobardía, el fusil, la represión. Algún día sabremosdonde dejaron su último suspiro y cual fue la mano asesina que cegó susvidas. Como madre de Carmen Cecilia, quisiera en su recuerdo rendirun homenaje a todas las mujeres, hijas, esposas y compañeras de nuestrodolor y todas aquellas mujeres anónimas de nuestra patria y de otras la-titudes que nos han brindado su solidaridad. A la sufrida y abnegadamujer de nuestro pueblo la insto a permanecer unida, combativamente,en la defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la justicia, para quenunca más en nuestra patria vuelvan a repetirse hechos tan deleznablescomo los que hemos tenido que sufrir, que el testimonio de vida que noshan entregado ellas, nuestras detenidas desaparecidas, especialmenteaquellas que llevaban vida en su vientre, sea la luz que ilumine nuestrocamino.¡Hasta encontrarlas!
Su madre
Testimonios
157
Para el historiador Gabriel Salazar, Jaime Ossa era simplemente “elNacho”–acostumbraba a usar su segundo nombre, Ignacio–. Los doscoincidieron a fines de 1971: hacían clases en la Universidad Católica ymilitaban en el MIR en una unidad de profesores universitarios. “A pe-sar que estuvimos poco tiempo juntos, nos unió una amistad profunda.Él, como literato, estaba muy volcado a la poesía y, sobre todo, al teatro,y a mi me interesaban ambas cosas, aunque yo estaba en el campo dela historia, de la teoría, la filosofía y sociología. Trabamos una amistadmuy linda, incluso al margen de la actividad militante, y confiábamosmucho el uno en el otro. El consideraba que yo podía aportar más a larevolución desde el punto de vista teórico, mientras él se ocuparía de laparte artística y literaria de la revolución. ¡ Nos repartíamos las tareas deacuerdo con las especializaciones profesionales!”. Lo recuerda como “untipo muy agradable, honesto, extrovertido y simpático”.Después del golpe perdieron contacto, entre otras cosas porqueGabriel Salazar fue exonerado y cada cual quedó militando en distintossectores. Sin embargo, volvieron a encontrarse en un inolvidable cum-pleaños de Gabriel, el 31 de enero de 1975, cuando se juntaron en sucasa a compartir un pato asado.Había varios miristas que después cayeron detenidos, entre ellosJaime y el mismo dueño de casa. “En rigor, fue un encuentro absoluta-mente antiorgánico, porque todos estábamos en distintas tareas, perofue más fuerte la amistad”.Luego del enfrentamiento en Malloco entre agentes de la DINAy los miembros de la comisión política del MIR, en octubre de ese año–donde murió combatiendo Dagoberto Pérez–, fueron detenidos Ga-briel Salazar, Jaime Ignacio Ossa y otros miristas, con sólo algunos díasde diferencia. “Los ‘dinos’ trataron de hacer hablar a Ignacio lo que no
Era más un literato que un activista
Una luz sobre la sombra – Detenidos desaparecidos y asesinados de la Universidad 
158
sabía, porque creyeron que tenía mayores responsabilidades. Yo lo vien Villa Grimaldi un momento breve, intercambiamos unas pocas pa-labras, lo habían tenido en la parrilla eléctrica y se veía muy sofocado,respiraba con dificultad. Mucho después supe de su muerte y me causóuna impresión terrible. Luego del golpe habíamos conversado muy lar-gamente. Su novia se había ido a Europa y tenía todo listo para que élpartiera a reunirse con ella. Pero “Nacho” estaba dudoso y me preguntóque haría yo. Le dije: ‘pase lo que pase yo me quedo’. Y él dijo que tam-bién lo haría, por decisión política. Cuando supe de su muerte, recordéeso y me dejó muy complicado. El era mucho más un literato que un ac-tivista, sin embargo sentía un compromiso tan profundo que optó porquedarse a riesgo de su vida. Pienso que es una de las figuras que debeser rescatada”.Para Gabriel Salazar, el compromiso que adquirieron con “Nacho”sigue vigente. Por eso, cada vez que ha publicado trabajos en una líneapolítica y revolucionaria se los ha dedicado.
Gabriel Salazar V