Exiliado de Segunda Mano.Mi hijo PPV,

Exiliado de Segunda Mano

A mi el exilio me llegó por añadidura, por arrastre…casi como autismo…

Antes de irnos mis tres hermanos y Yo, a la cuelga de “la mami” con exactos
9 años, me acuerdo de largos paseos en el Rio, jugando y saltando entre
los peñascos junto al “Cristian” o la “Carola”…mientras  medio escondidos
por el rugir de la corriente se escuchaban los debatires de los Dirigentes
Poblacionales de Lo Barnechea y El Arrayán.

Increíbles eran las tardes donde nos dedicábamos a saltar en los charcos
del lodazal que era la Población de Av. Las Condes a la altura del 12.000 de
la
cual no recuerdo  el nombre, pero sí como aprendí a tirar mis primeros
Peñascazos!!

También me acuerdo de los asientos del Teatro Providencia, dónde de pié junto
a la “Carola” y con el puño en alto, cantábamos al son de Inti -illimani o
alguno
por el estilo, consignas a nuestro querido Salvador…y meses más tarde el
cuento
se pone Gardeliano…

En Marzo del 74 ya tenía hasta uniforme e insignia Rioplatense: Instituto
Mitre.

Mi paso por Buenos Aires fue movido…me tocó una pugna en el 74 por
problemas
Limítrofes, donde me decían “Chilenito” con ganas de patearme la raja por
enemigo…

En el 76 nos mamamos toda la guerra fría Argentina, donde los bombazos a 2
cuadras
de la casa te dejaban sordo por un par de minutos…pero la verdad sea
dicha, solo
buenos recuerdos me quedan de mi paso por Argentina, donde aprendí la
Historia
Y las Matemáticas de forma distinta, donde la huella de la amistad caló tan
hondo,
que hasta el día de hoy  ,a mis 40 años, no he podido hacerme de buenos
amigos…

Todo ese tiempo, ya sea por experiencia auto referente  o por la de otros
niños que
como Yo, se conocían en asados con empanadas Salteñas celebrando el “18”??,me
da la impresión que siempre se nos mantuvo en un clima de “normalidad”…(como
cuando los Milícos allanaban nuestra casa y nos encañonaban con
subametralladoras,
en la cabeza, robándose cuanto reloj ,radio o Escudo encontraban a su
paso)…ante
situaciones que hoy como Padre describiría a lo menos como “perturbadoras”…todo
lo anterior
produjo en Mí una suerte de desarraigo a todas las fiestas y costumbres
locales,
y lo que es peor, a un Chile oprimido y sin educación, con tremenda falta de
oportunidades
y esperanzas para cualquiera que viva de Plaza Italia para abajo…pero que
nunca sentí
como Propio.

Todas las letras escritas arriba no pueden sintetizar obviamente mis 31 años
como
Hijo, amigo, hijastro, hermano o víctima del exilio,ni siquiera tienen
demasiada coherencia,
pero ya que el texto recibido hizo alusión a los Sentíres,estos son parte de
los míos!!

Un abrazo!!

Pedro Pablo Valverde Goñi.

Anuncios

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s