México: Fallece Padre Baron. Teólogos de la liberación de México.

Fallece el padre Barón y con él parte de la lucha por los DH en la Huasteca

México, D.F. a 2 de mayo de 2013 (Cencos).-El pasado 26 de abril falleció en Guadalajara el sacerdote José Barón Larios, quien, al lado del sacerdote Samuel Mora Castillo y el presbítero Pablo Hernández Clemente, formaron en la década de 1970 el Equipo Pastoral Atlapexco, dedicándose a la defensa de los derechos humanos y apoyaron la defensa de las tierras de las comunidades indígenas de la Huasteca.

Los tres integrantes del Equipo Pastoral de Atlapexco fallecieron por enfermedad en el transcurso del último año. Su más reciente lucha era la búsqueda de justicia a los 300 indígenas asesinados por caciques y guardias blancas durante la década de los 70 en el contexto de los movimientos territoriales indígenas de aquel entonces. Samuel convalecía en el hospital hasta el viernes 25, a José Barón la muerte le sorprendió durmiendo de visita con sus familiares de Guadalajara. El cura Pablo Hernández Clemente falleció en febrero de 2012.

El equipo de Cencos lamenta la muerte del padre Barón, pues la relación con él fue larga y solidaria. Una de las anécdotas más importantes de esta relación es de julio de 1977, cuando Cencos fue allanado y vandalizado por la policía federal. Al día siguiente, Luz Longoria y José Álvarez Icaza, recibieron la primera ayuda para rearmar el Centro: José Barón Larios, realizó una colecta entre las comunidades del norte del estado de Hidalgo y viajó toda la noche a la Ciudad de México para llevar la bolsa con monedas de las y los huastecos, a sus colegas activistas del Distrito Federal.

El padre Barón

Oriundo de la Unión de Guadalupe, ubicada al sur de Jalisco, este 7 de julio cumpliría 81 años, la gran mayoría dedicados a poner la Iglesia al servicio de los marginados en la Huasteca. Seguía los pasos de otros teólogos de la liberación, como el fallecido Samuel Ruiz en Chiapas y Arturo Lona en Oaxaca. “Soy indio náhuatl del sur de Jalisco”, así refería cuando contaba acerca de su vida y su experiencia sacerdotal, iniciada el 8 de diciembre de 1966. A partir de 1970, desempeñó el ministerio sacerdotal en la Huasteca hidalguense. Barón Larios nació el 5 de julio 1932. Fue sociólogo y compartía sus conocimientos a quien lo solicitaba. Tenía también una maestría en desarrollo rural por la Universidad Iberoamericana. Denunció el caso de más de 200 indígenas campesinos asesinados y propuso que el caso fuera conocido por el Tribunal Internacional de La Haya en Holanda. Al respecto, Barón Larios lamentó, hace algunos meses, la desaparición de la fiscalía para asuntos del pasado sin que hubiera juzgado el citado crimen.

El pasado primero de mayo, la Fundación Arturo Herrera Cabañas, la Red Unida de Organizaciones de la Sociedad Civil de Hidalgo, entre otras asociaciones, entregaron post mortem el reconocimiento al Valor Ciudadano, que sería entregado en vida al padre José Barón Larios, a los líderes de la comunidad de Ixtlahuac, donde el sacerdote pasó sus últimos años.

El padre Barón Larios, previendo su muerte, dejó una petición póstuma: “Sintiéndome próximo al llamado del Padre –mi única esperanza– busqué la oportunidad de saludarlos –a todos los amo en mi Jesús–, agradecerles, pedirles su perdón generoso porque no siempre me comporté como hermano de ustedes en Cristo. “Los últimos años me he dado a los cristianos de Ixtlahuac (primero y segundo). La casa, las cosas y mis pobres restos son de ellos. No quiero salir de aquí. Si la enfermedad que me va a llevar a la muerte se prolonga, déjenme aquí con ellos. Mis vecinos sabrán qué hacer conmigo y con mis restos. Que aquí se hagan mis funerales de acuerdo con las costumbres de la comunidad. Si algún sacerdote en la misa de cuerpo presente me recuerda, por favor que no hable de virtudes que nunca tuve. Ya saben ustedes que se dice: ‘si quieres ser malo, cásate; y si quieres ser bueno, muérete’. “Una súplica postrera: oren por mí, pecador. Gracias. Las y los bendigo. Nos veremos en el cielo.”

Los restos de Barón Larios arribaron el domingo 27 de abril a la localidad de Macuxtepetla, donde realizaron una misa de cuerpo presente. Después de la medianoche el féretro fue trasladado a Ixtlahuac II. Al día siguiente la carroza arribó a la iglesia del Santuario de Guadalupe, donde al mediodía fue realizada una misa en honor a José Barón y con la presencia de las cenizas del padre Samuel.

Lee más sobre la violencia en las Huastecas de Veracruz e Hidalgo

Con información de los diarios El Independiente de HidalgoPlazaJuarez.com y Milenio

Centro Nacional de Comunicación Social

Anuncios

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s