/Veronica De Negri: “Lo Mataron para Dañarme a Mi”

Por | 02/07/2013

Entrevista de Patricio López en Radio Universidad de Chile. Equipo El Desconcierto.

“(…) Primero quiero hacerte una acotación, Rodrigo fue quemado vivo, y eso quiero que nunca nadie lo olvide, fue quemado vivo. No fue muerto, fue quemado vivo y después cuando llego a la posta central se le cierran las puertas para que su tratamiento se haga. Hubo intencionalidad y para mi eso fue muy importante. Hoy, 27 años después todavía no se ha hecho justicia al respeto. (…) Han sido muy duros estos 27 años, en primero lugar porque no he podido hacer justicia en mi país, y segundo porque viene el cambio y no ha habido justicia. (…) Los militares, los criminales, las víctimas, no hay justicia para ellas, (…) Bueno ahora yo creo que se ha producido un espacio suficientemente largo para lograr hacer justicia, saber la verdad.

(…) Hay 33 personas involucradas, se hizo un juicio arreglado. Fernández Dittus tuvo una condena que no cumplió entera, salió por buen comportamiento y el pago por proteger a 3 miembros de la policía secreta de Pinochet. Porque habían 3 policías secretas en quemar a mi hijo y Carmen Gloria. La respuesta que yo me he dado desde el comienzo es que eso fue para dañarme a mi, porque yo he sido una persona que aunque no tengo un nombre importante, no he callado.

(…) La verdad es que yo no sé toda la verdad tampoco, desgraciadamente perdí mucho material. Me recuerdo haber visto un periódico en Washington que se llamaba Blanco y Negro y que relata todo el recorrido que Rodrigo hace desde que sale desde Montreal hasta Perú, incluso nombra a quien venían sentado al lado de Rodrigo, y de ahí ellos hablan de conclusiones y cosas… entonces eso a mi me hace pensar que a Rodrigo le pusieron un punto ya saliendo.

Me encontré en un momento en un callejón sin salida, Rodrigo tenía 19 años cumplidos recién. Y yo tenía que ver de una u otra manera… yo pensaba que a Rodrigo le podía pasar algo… (…) Desde el 77 que yo salí del exilio, y él estuvo antes, el salió antes, mientras yo estuve presa, el estuvo en Canada…Todavía mis maletas están hechas..mucha gente tiene casa muy cómoda, yo lo que encuentro más barato o en la calle, porque siempre he estado con las maletas listas. Yo todavía no puedo volver.

(…) Bueno, te digo honestamente para mi, yo me sentí muy traicionada y de hecho escribí un poema que se llama “Definiciones”. Consideré que la Concertación fue la gran traidora de Chile. Yo voté por un programa que puede hacer desaparecer el binominal, un programa que tenga proyecciones para que vuelva a hacer un Chile como en 70 y el 73, donde todos participaban y se sentían feliz…donde eran feliz las grandes mayorías. Encuentro que en este país hay mucha negación a al verdad, entre esas el no nombrar las cosas por su nombre ¡Imáginate! ¡la UDI que es Patria Libertad para mi! Gente que tiene odio, por algo nunca llevaron a la justicia a los tribunales.

Nos dice cuan traidores a los que dieron su vida por creer en un Chile mejor, la Concertación fue. Yo me acuerdo que a mi me acusaron de terrorista, pero si hay algo que detesto son las armas, y las detesto de niña. Yo estaba en contra del plebiscito,no por que quisiera que Pinochet siguiera ahí, pero yo vi, y de hecho me llamo personalmente Eliot que era el encargado para America Latina para ver si me metían en la salida, el del gobierno de Reagan el que cambio el mundo… junto a Tatcher.

(…) Vamos a ir a la Corte, vamos a presentar el caso llevando a los 31. Pero yo no quiero morirme sin haber agotado todos los posibles pasos para justicia para Rodrigo. Para mi es algo tan importante, no sólo por la dignidad de mi hijo, sino que por la liberación del país. Yo quiero tener todas las piezas de un rompecabezas juntas. Para mi no significa absolutamente nada, yo quiero justicia, justicia sin odio. La derecha siempre dice que odiamos… yo estoy muy lejos del odio. (…) Entonces, yo siempre decía que la diferencia entre los militares y civiles que hicieron el golpe, es que nosotros queríamos justicia, por eso queríamos un juicio a Pinochet.

(…) Te voy a decir una cosa, les guste o no les guste hay un partido que ha sido consecuente desde el primer día, y lo seguirá hasta el último, es el Partido Comunista. Si bien no me he acercado a ellos, estoy seguro que van a aplaudir el que vaya a la Corte.

(…) Rodrigo fue un niño progresista en términos de fotografía…pero yo habló como el niño que yo vi crecer, el niño inquieto, que amaba la música, el arte… que lo amaba todo, la ciencia, la tecnología. Sabía una cantidad de lenguajes…de las computadoras, sus instalaciones en librerías, embajadas. Pero también de una gran sensibilidad…

Le compré un libro de vida para que escribiera y el escribió muy poquito, tenía 6 años y medio y era capaz de tener claro lo que pasaba en Chile, más quelos políticos…”

El 2 de julio de 1986 una patrulla militar detuvo a Rodrigo Rojas De Negri en una manifestación, junto a la estudiante universitaria Carmen Gloria Quintana. En un caso que horrorizó al mundo ambos fueron quemados vivos por los militares y abandonados moribundos en los límites de Santiago. Rodrigo murió poco después. Carmen Gloria logró sobrevivir.
Estas son las publicaciones de La Tercera y El Mercurio.
¿Debemos olvidar?

Foto de Patricia Salgado.
Foto de Patricia Salgado.
Publicado el 6 jul. 2013

A 27 años de haber sido quemada viva por una patrulla del ejército, en plena dictadura cívico-militar chilena. Carmen Gloria Quintana, entrega su testimonio junto al de Verónica De Negri, madre de Rodrigo Rojas, asesinado por miembros del Ejército.

Santiago de Chile. Cientos de personas asistieron al homenaje y conmemoración de los 27 años del brutal crimen, donde Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Gloria Quintana quienes fueron secuestrados por una patrulla del Ejército chileno, rociados con bencina e incendiados el 02 de Julio de 1986.

Rodrigo Andrés Rojas De Negri murió el 6 de julio de 1986 como consecuencia de los golpes y quemaduras recibidas por militares chilenos. Carmen Gloria logró sobrevivir tras largos años de difíciles tratamientos.

El teniente Sergio Fernández Dittus, jefe de la patrulla militar, ordenó que los cuerpos humeantes fueran cubiertos con frazadas y subidos a uno de sus vehículos. Horas más tarde, fueron abandonados en un sector rural de Quilicura, en la periferia de Santiago,

En 1986, la Dictadura de la derecha política y las Fuerzas Armadas, comandadas por Augusto Pinochet, enfrentaban sucesivas jornadas de protestas convocadas por la oposición, las que fueron duramente reprimidas por los efectivos, que el régimen de facto desplazaba por todo el País. Decenas de muertos y heridos coronaron la sangrienta respuesta de la tiranía militar, al alzamiento de un Pueblo.

RODRIGO ROJAS DE NEGRI: TESTIMONIO DE CARMEN GLORIA QUINTANA Y VERÓNICA SU MADRE

Rodrigo Rojas De Negri, en la memoria

rojasdenegri

Rodrigo Rojas, mañana yo conmemoro ese fatídico  vcc/encuentro tuyo con la patrulla militar comandada por el teniente Pedro Fernández Dittus. El día de hoy, te tengo en la memoria y estas palabras, son mi homenaje a ti y a todos quienes fueron torturados, asesinados y exiliados. Es mi firme promesa, quizás más, es mi juramento, de un: Nunca más.

Debe haber sido finales de 1977. Yo era pequeña y acompañé a mi madre a darle la bienvenida a una exiliada chilena, que recién llegaba a Washington D.C. Hay que recordar que Estados Unidos no abrió su embajada para que chilenos se asilaran. Que llegará alguien exiliado a la capital, era un acontecimiento.

Recuerdo haber ido a un departamento subterráneo,  con ventanas pequeñas que daban hacia una calle céntrica. Quedaba en Adams Morgan, el barrio latino de la capital.  Ahí conocí a la exiliada recién llegada y a sus dos hijos. Uno de ellos era un poco mayor que yo, tenía grandes ojos, cristalinos, y era muy tímido.  El otro debe haber tenido cerca de dos años. Ellos eran Verónica De Negri y sus hijos Rodrigo Andrés y Pablo Salvador.

Para Rodrigo, era el reencuentro con su madre.  Había viajado a visitar a su abuela a Canadá en 1976 y esa visita se transformó en un largo limbo, ya que después de su partida a su madre la arrestaron por su supuesta participación en una imprenta clandestina en su nativo Valparaíso.

Verónica era militante comunista. A ella la torturaron en la base naval y fue víctima de repetidas violaciones por parte de sus captores. Tres Álamos fue el lugar donde posteriormente la trasladaron, a la espera de su sentencia. En este campo de concentración, fue nuevamente víctima de violaciones – no solo por parte de sus captores – sino también con el uso de ratones.  Perdonen mi  crudeza, pero creo que es necesario informar  a la gente el horror de la tortura, para que hagan suyo el dolor y la humillación que las victimas vivieron.  Solo así se podrá comprender el clamor de un “Nunca Más”.

Durante casi un año, Verónica estuvo sujeta a los abusos por parte de sus celadores. Finalmente,  la condena fue el exilio.

A Rodrigo lo vi intermitentemente durante varios años.  Fue creciendo, con la idea fija de volver a Chile, como todos los que vivían alejados del país por miedo –en el autoexilio–  o producto de portar una “L” en el pasaporte.

Lo volví a encontrar  en mayo del año 1986. Él venía llegando a Santiago. Fotografiaba el funeral de Ronald Wood, también asesinado por un militar que le apuntó a la cabeza al joven universitario que cantaba el Himno de la Alegría, junto a una treintena de personas.  Tres  fueron los disparos, dos a la cabeza y uno en la mano.

Poco más de un mes después,  nuevamente me encontré con Rodrigo. Sería nuestro último encuentro, dado que asistí a su funeral.

Rodrigo había vuelto a Chile, con su cámara al hombro y el sueño de publicar un libro de fotografía en Estados Unidos.  Ni siquiera debía estar en Chile.  Su boleto tenía el destino de Machu Pichu. Pero después de  visitar a su abuela en Arica se subió a un bus con rumbo a Santiago. No pudo abandonar su tierra. Como muchos de nosotros, él quería ser testigo de la represión que, nos contaban, ocurría. Y como muchos de nosotros, quiso participar de las protestas y unir su voz, a las que gritaban: “¡Basta, ya!”

Todos sus sueños fueron truncados ese 2 de julio, cuando le tendió la mano a Carmen Gloria Quintana que se habría caído en su intento de huir de la patrulla militar que repentinamente llegó al lugar donde se levantaba la barricada, en esa calle cercana a la Estación Central.

Fueron golpeados por los soldados y tendidos en el suelo. Los rociaron con la bencina que había en el lugar, dejada por los que huyeron. Luego les prendieron fuego.  Imagine usted, ese dolor, los gritos de dolor.

Posteriormente, los envolvieron en frazadas y los trasladaron  a Quilicura, donde los arrojaron a un zanjón de regadío.  Los dejaron ahí,  para que fallecieran. Fueron encontrados ahí por lugareños y trasladados al SAPU de la comuna. Hoy, ese centro asistencial lleva como nombre “Rodrigo Rojas De Negri”.

Cuatro días más tarde, producto de las quemaduras sufridas,  Rodrigo murió en la Posta Central.  Carmen Gloria tuvo que sobreponerse a un sinfín de operaciones, pero sobrevivió.

Transcribo estos recuerdos porque durante estas semanas he leído como algunos quisieran contextualizar la violencia ejercida por el Estado, durante el periodo de la dictadura. Recuerdo y sufro,  porque sé que mi pluma no tiene la capacidad de mostrarles la pureza de alma de Rodrigo y me siento impotente ante la injusticia de los hechos –y ante la injusticia de tantos hechos– que algunos quisieran justificar.

Solo puedo decir, escribir, reiterar y recalcar: No hay justificación alguna.

Rodrigo Rojas, mañana yo conmemoro ese fatídico encuentro tuyo con la patrulla militar comandada por el teniente Pedro Fernández Dittus. El día de hoy te tengo en la memoria y estas palabras son mi homenaje a ti y a todos quienes fueron torturados, asesinados y exiliados. Es mi firme promesa, quizás más, es mi juramento de un “Nunca Más”.

———-

Foto: Objetivo Denuncia

Qterida Adriana.
Te estoy adjuntando la carta al Presidente Ailwyn,, opte por escanearla para mandartela y como lo hice con fotos con mis hijos rn diferentes momentos de mi vida decidi mandarlas si es que te pueden server para algo. hay una, la mas Chiquita que me impresiona mucho porque estoy con Pablo y fue tomada para mi document de viaje, mi expression es muy rara y triste ademas que me veo mas vieja de lo que era porque no tenia no 30 agnos. so no te resulta abrir la carta hazmelo saber y ahi la transcribire, hay algunos datos que me parecen interesante contarte, una que la carta la reesacribi muchas veces ya que la primera tenia 24 carillas pero la reescribi muchas veces hasta llegar a esta, por supuesto que la que mande no tenia las correccio0nes que tiene esta, la carta fue muy criticada por la comunidad chilena que encontraban que era muy irresponsible de mi parte esperar que el president la leyera y menos siendo tan larga, lo peor es que ni me lo dijeron a mi si no que se lo dijeron a un amigo miop uruguayo, que con unos cuantos vasos de vino me conto todos los chismes que estaban hacienda los de nuestra comunidad y la otra que tambien es importante , ya te conte algo el otro dia, la embajada aca en Washington me bloqueo la carta y nunca se mando, despues la lleve persinalmente al Ministerio de RR.EE. y tambien me la bloquearon y despues me fui a la cComision de DD.HH. del Cpngreso y finalmente se la entregue a Jose Ailwyn, que no me la recibio de buen gusto, es mas se enojo, y despues yo la selle en mis documentos hasta que mi hijo Pablo me empezo a preguntar por ella, ya que el consideraba que era importante hacerla circular.
Espero que la carta te sirva de algo, pero si te digo que estare encontrando mas documentos que me parecen historicos.
Fue super rico converser contigo, aunque sea a traves del ciber-espacio. Un gran abrazo amiga mio, TQM.
Veronica
Ni perdon ni olvido

Veronica De Negri

12 de Marzo a la(s) 19:44 ·

Mis queridos/as amigos/as, me duele profundamente que hagan uso de mi espacio para vomitar tanta frustración en contra de la Presidenta Michelle Bachelet, y no crean que no los entiendo, no! los entiendo mucho más de lo que Uds. se puedan imaginar, pero por favor no me usen para eso porque en mis casi 69 años, los he pasado en largas luchas internas y externas por buscar el lado positivo de los acontecimientos y sé que no es fácil y Uds. se habrán dado cuenta que muchas veces sale fuerte y no lo puedo contener, pero les aseguro que no es odio es simplemente denuncia y el deseo de seamos capaces de ir a un análisis profundo, que nos demos cuenta como nuestros enemigos están tranquilos en su casa manipulando con nosotras/os para que nos hagamos pedazos porque así logran sus objetivos que tienen muchas formas y fondos, por favor entiendan, y no me cansare de decirlo, los quiero a todos/as y respeto a cada uno/a de Uds., con cada uno de sus puntos de vista, pensamientos e ideologías, yo tengo la mía y muchos de Uds. la insultan sin bases casi todos los días, pero en realidad no me preocupa porque hay hechos de fondo que a mi me hacen estar orgullosa de pertenecer a ella, aunque mucho dolor he vivido por ello, dolor que Uds. también han sentido muchas veces y se han sentido traicionados tantas veces como yo, y por favor entiendan que no les estoy pidiendo que se queden callados, no!, no es eso, yo tengo serios problemas con varias cosas y personajes, pero también quiero tener la paciencia y la energía para empujar verdaderos cambios que vayan a beneficiar a las grandes mayoría de la nación y no para grupos privilegiados, quiero que nuestras riquezas nacionales sean nuestras, que se respeten todas nuestras naciones originarias y todo el resto de la población, que nuestras aguas sean nuestras, que respetemos todo nuestro medio ambiente en toda su diversidad, la educación, que seamos capaces de volver a tener una educación que no solo sea gratuita y de calidad, donde el desarrollo del pensamiento crítico juegue un rol importante en el desarrollo de los programas nacionales y además que nos permita ser personas activas en nuestra sociedad, de desarrollar un sentimiento de empatía hacia el resto de la humanidad, que al arte juegue un rol en nuestras vidas, bueno no los quiero marear porque lo que quiero es que nos entendamos y dejemos estas peleas y descalificaciones entre nosotros que nos tienen estancados y en parte eso también me hace tener tanto dolor porque me doy cuenta que no solo tenemos la Constitución de Pinochet pero su pensamiento nefasto de odio y destrucción se metió en nuestra nación y duele, duele profundamente.
 Días atrás hubo marchas, gritos, disfraces, saludos y bla, bla bla..., pero me doy cuenta que hay mucha falta de respeto hacia la mujer, y entiéndanme, lo poco y nada que Chile ha avanzado se lo debe a la fuerza y valentía de la mujer, que con inteligencia, fuerza militante, amor a la humanidad porque no quiere que estos hechos tan violentos y destructivos de vuelvan a producir y se ha enfrentado tanto a la brutalidad y odio de unos, como a la manipulación diplomática de otros, lo digo así porque no encuentro el termino más adecuado para expresarlo, tampoco eso quiere decir que no valorice el rol que los hombres han jugado en esta lucha, no se olviden que para mí son parte activa de la vida y tuve tres hijos a los que amo muy profundamente así como a mi padre, mis hermanos, mis camaradas, amigos, pero a veces me frustra tanto verlos como también nos tratan de destruir para mantener nuestra cabeza gacha, y busco y rebusco en mi que poder hacer para cambiar todo esto, como es lógico de suponer nadie puede hacerlo solo, tenemos que hacerlo todos juntos y ya es tiempo que aprendamos a comunicarnos, a ser capaces de discutir y discrepar sin herirnos, pero entendamos que Michelle no es Evita, Evita es Argentina y corresponde a otra realidad, Michelle es nuestra presidenta, nos guste o no nos guste, y ayudemos a hacer cambios y mantengamos nuestra vigilancia para cada vez que alguno de estos seres que no nos representan y buscan intereses mezquinos los denunciemos, pero seamos pacientes y antes de poner estos posteos pensemos un poco y no seamos tan ligeros y meternos a todos en su mambos, yo tengo un pensamiento crítico y estaré alerta y vigilante, pero también me daré el espacio para reflexionar, quizás no tenga la inteligencia de muchos de Uds. pero hago tremendos esfuerzos para no herir y quiero hacer un aporte positivo, no siempre se logra, pero piensen llevo 37 años en el exilio y con terror veo que mi vida se va apagando, que estoy perdiendo hasta mi vocabulario' Dejen a Michelle ejercer su poder y empujemos para que lo pueda hacer, pero de una forma positiva.
 LES VOY A CONTAR ALGO DE NUESTRA PRESIDENTA POR LO QUE YO ESTARE ETERNAMENTE AGRADECIDA HASTA MI ULTIMO RESPIRO, aunque me enojé muchas veces con ella por otras cosas y lo cuento porque ella nunca a tomado créditos por hechos que valen, además que quiero que jóvenes que sueñan sentirse revolucionarios y hacen actos que ni siquiera tienen conciencia por que lo hacen y no saben lo que es exponer la vida por amor a la humanidad, cuando mi Rodrigo Andrés Rojas De Negri murió, la Presidenta Michelle Bachelet trabajaba en la Posta Central y se las ingenio y logro zafarse de todos los seres oscuros de la Posta y tomo el control y la responsabilidad de ella, que fue los que nos permitió salvar a Carmen Gloria Quintana, fue gracias a ella, que se la pudo trasladar al Hospital del Trabajador, si ella no se hubiera jugado por Carmen Gloria ella quizás hoy día no podría ser nuestro testigo viviente, y por favor no es que le este quitando los merecidos créditos que Carmen Gloria tiene. También durante la madrugada los milicos fueron a sacar a Rodrigo, que estaba ya muerto en el subterráneo de la Posta Central ella se les enfrento y no los dejo robarse el cuerpo de Rodrigo y para los que no vivieron esos momentos, ese puro hecho era exponerse a ser ejecutada, o brutalmente torturada y ella lo hizo y como les dije antes nunca ha hecho mención del hecho.
 Espero no haber herido a nadie, porque no ha sido mi intensión, ahora si alguien quiere borrarme como amiga está bien, pero yo no lo hare porque como se los he dicho muchas veces en distintos escenarios los quiero a todos y todas y les estoy muy agradecida por todo el cariño y apoyo que me han brindado en estos largos años de lucha y humildemente les doy las gracias por darme este espacio.

Principio del formulario

  • AFEP interpone querella por Rodrigo Rojas De Negri

    4 julio, 2013 5:32 am

    “El 2 de julio de 1986, día de Paro Nacional, siendo aproximadamente, las ocho de la mañana, Rodrigo caminaba por una de las calles del Barrio Los Nogales, de la comuna de Estación Central, junto a un grupo de jóvenes (…). Fue en esas circunstancias que fueron interceptados por una patrulla de soldados que inició la persecución de los jóvenes. Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Gloria Quintana fueron apresados y brutalmente golpeados con las culatas de los fusiles. Sus captores, luego de reducirlos completamente, los tendieron en el suelo, los rociaron con combustible e hicieron arder como piras humanas.

    Ésta es parte de la descripción de los hechos redactada en la querella interpuesta por Alicia Lira de laAgrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, y Verónica De Negri, madre del fotógrafo de diecinueve años, Rodrigo Rojas De Negri, quién fuera quemado vivo junto a Carmen Gloria Quintana, en medio de una jornada de protesta llamada por la Asamblea de la Civilidad el 2 y 3 de julio del 1986, en la comuna de Estación Central. La acción es interpuesta ante “todos los que resulten responsables”.


    Verónica De Negri en los tribunales, junto a Alicia Lira de AFEPSu madre, Verónica De Negri establece: “Para nosotros es muy importante también conocer la verdad, saber por qué se llevó solamente a un sólo hombre a la Justicia y no a los 33 hombres que quemaron a Rodrigo, y que conformaban la patrulla militar. Ahí había tres policías secretos de Pinochet. Y yo quiero saber porque estaban esos tres hombres para quemar vivo a mi hijo. Estamos a 40 años del Golpe Militar y a veintisiete años de que quemaron a Rodrigo y a Carmen. Me parece que ya es tiempo y que es realmente brutal que hasta la fecha, nunca se hubiera hecho nada…”

    LA QUERELLA QUE FALTABA

    Alicia Lira, presidenta de la Afep nos responde sobre lo importante que era interponer esta acción judicial:

    ¿Cuál es el principal objetivo de la querella criminal presentada por la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Verónica De Negri, madre de Rodrigo?

    Nuestra Agrupación presentó la querella por el crimen de Rodrigo Rojas De Negri porque en la patrulla que los quemó, hubo un solo condenado, cuando fue una patrulla de al menos seis militares. La causa primero paso a la Fiscalía Militar, lo que no da ni dio garantía de un justo proceso. En cuanto a lo civil, el abogado que llevaba la causa no se acuerda en que quedó en lo civil, entonces lo hicimos a pedido de Verónica De Negri porque a 27 años que asesinaron a su hijo, no ha tenido justicia.

    ¿A su parecer, ¿cuáles han sido las condiciones que han permitido tanta impunidad en el caso de Rodrigo Rojas?

    La impunidad que ha existido en el caso de Rodrigo es porque el proceso lo llevó la Fiscalía Militar, por lo cual ellos fueron “juez y parte” en este proceso, en un crimen de Lesa Humanidad. A Rodrigo lo quemaron el 2 de julio muriendo el 6 de julio, a raíz de una larga agonía.

    ¿Desde la AFEP se piensa entablar nuevas acciones legales, sobre otros casos, en un año tan emblemático como éste?

    No porque de los 1200 casos que no tenían querellas, ya la presentamos. Excepto que tengamos otro caso parecido al de Rodrigo.

    declaracion Verónica Denegri y Alicia Lira

    Publicado el 29 sept. 2013

    Una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Quinta Normal sobre la obra del fallecido fotógrafo Rodrigo Rojas De Negri -quien murió el 6 de julio de 1986 tras ser quemado vivo junto a Carmen Gloria Quintana por una patrulla militar de la dictadura- podrá ser vista entre el 27 de septiembre y el 6 de noviembre, como parte de la programación “A Cuarenta Años del Golpe” del museo.

    Ésta es la primera muestra de fotografías del joven fotógrafo y es fruto de una investigación impulsada por Verónica De Negri, madre de Rodrigo, y realizada por la curadora de la Sala de Fotografía Emergente del MAC, Montserrat Rojas Corradi, además de un equipo compuesto por los investigadores Lucy Quezada y Jaime Cuevas. Lleva por título “Un exilio sin retorno”.

    El archivo de Rojas De Negri está compuesto por alrededor de 1.400 imágenes, entre negativos, diapositivas, fotografías en blanco y color. Éste incluye desde sus primeras imágenes tomadas en el exilio en Washington, EE.UU., junto a su madre y hermano, hasta los registros que realizó durante su viaje a Chile en 1986. Además de estas fotografías, esta investigación incluye un documental actualmente en desarrollo, realizado por Michael Gómez Muñoz, Tarix Sepúlveda y Mariano Díaz Miranda.

    La exposición en MAC Quinta Normal presenta más de cuarenta fotografías y alrededor de treinta diapositivas que cristalizan la mirada de Rodrigo Rojas respecto de tres temáticas: el exilio en Washington, EE.UU; el retrato a poblaciones y primeras protestas ciudadanas en Chile; y los retratos de su familia. Esta variedad de registro da cuenta de un fotógrafo integral, que utilizó la cámara fotográfica como una extensión de su cuerpo.

    La curadora Montserrat Rojas Corradi y la investigadora Lucy Quezada comentan respecto de la muestra: “El acercamiento de Rodrigo Rojas De Negri a la fotografía obedece a la melancolía del exilio, la nostalgia y su inquietud por retornar a Chile. Fue su infinita curiosidad por la vida, las situaciones familiares y momentos políticos lo que marcó su historia.”

    Junto a la obra de Rojas De Negri también se exhibe, en MAC Parque Forestal, “Prueba de vida. Chile, 1973-1990″, de Marcelo Montecino y “Recuerdo de Roland (Un souvenir)”,homenaje al diplomático francés Roland Husson. Todas forman parte de la iniciativa “A Cuarenta Años del Golpe” en la que el MAC y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos se han unido.

    Cabe consignar que la figura de Rodrigo Rojas Denegri ha sido recordada por el grupo Illapu, que le dedicó la canción “Para seguir viviendo”, que forma parte del disco homónimo (1986). Asimismo, el dúo Quelentaro dedicó una copla titulada “Rodrigo Rojas”. Por su parte, el Consejo de la Cultura creó en 2006 el premio de fotografía Rodrigo Rojas De Negri.

    Hasta ahora sus fotografías se conocían sólo en algunos círculos, situación que viene a ser corregida por esta muestra.

     

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s