“Nada es suficiente”

(Alejandra Montoya)

Decidí exiliar mis pesadillas
despistar a los eternos insomnios invernales           .
quedarme al margen
con mi ocio, mis libros y dejarlos
en mi desafortunado testamento
a los de siempre.
Decidí silenciar
el insoportable ruido de cadenas
con una suave armonía,
no ser héroe ni mártir de nada ni de nadie
pero perseverar en la justicia.
Decidí abandonar
las féminas culpas seculares,
evadir los pomposos círculos consagrados
de toda especie
siempre ridículos,
         siempre acartonados.
Decidí ignorar el yugo del tiempo,
saltarme la rutina
de una risotada
pero esquivar, concienzudamente,
la hipócrita sonrisa.
Dejaré de arrastrar esa pena
rabiosa que mutila toda
apasionante subversión;
dejaré de renegar poesía.
Podré vivir y morir haciendo,
deshaciendo
con mi cincel
una
y otra
vez.
Sin embargo,
nada es suficiente
         Nada es suficiente.

try { Calendario(‘es’,10, 0); } catch(err) {}

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s