Un nuevo Chile recupera la memoria. Miguel Urbano Rodrigues

Un nuevo Chile recupera la memoria

Miguel Urbano Rodrigues
resistir.info 
Dos semanas en Chile fueron un viaje a través del inesperado. No tenia idea de lo que iria encontrar. Más no ha sido lo que he visto y sentido.

Habia estado alli por ultima vez en el año 98. Sobretodo para rever amigos. Frei ocupava la Presidencia. La atmosfera era deprimente. La tristeza que marcava el fluir de la vida dolia. El pueblo parecia haber perdido la memória. Con la excepción de Volodia Teitelboim los intelectuales con quien hablé exibian un pesimismo generalizado. Pensaban el futuro sin esperanza.

Volvi ahora, transcurridos cinco años, para participar en actos relacionados com el 30 aniversario de la muerte de Salvador Allende.

Percibi inmediatamente que el ambiente era otro. Del aeropuerto segui para una conferencia de prensa. Cuando entré en la sala,Humberto Martones, un ex-ministro de la Unidad Popular, presentaba el programa del Seminario Internacional «30 años – Allende Vive, Las Alternativas Populares y La Perspectiva Socialista en América Latina». Habian comparecido varios canales de televisión y una media docena de periodistas. Hicieron muchas preguntas sobre el Seminário, organizado por el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz-ICAL, por la revista America Libre y por el Centro Martin Luther King, de Cuba. Pero el dia sigiente la comunicación social ignoró el acontecimiento.

Chile forma com Venezuela el duo de paises en América Latina en donde la perversión mediática presenta niveles insuperables.

Horas despues, en el almuerzo conmemorativo del 63 aniversarioi del periódico «El Siglo», me impresionó la alegria de vivir y la confianza de las 500 personas reunidas en esa jornada de confraternización.

En Santiago, Valparaiso, Cartagena y San Antonio comprendi en dias posteriores que el movimiento de la historia se habia alterado. La marea subia.

UN PAIS DIFERENTE 

Al margen del programa tuve la oportunidad de intervenir en iniciativas promovidas en Valparaiso y otras ciudades de la costa en encuentros con trabajadores, en convivencias fraternales com sindicaleros, en poblaciones cuyos nonbres son hoy casi lengendarios por el combate permanente de los vecinos contra la dictadura.

Revisité barrios en donde estuve en los años de la Unidad Popular, pero también durante los años negros de la dictadura.

El balance de las conversas con combatientes de la vieja guardia y con jovenes es muy positivo. Regresé de Chile optimista. El futuro inmediato se presenta cargado de desafios, de indagaciones sin respuesta. Pero la recuperación de la memória es transparente. Un porcentaje cada vez mayor de chilenos, conciente de la tragica herencia de la dictadura, enfrenta en condiciones muy dificiles los problemas del presente con coraje y esperanza, forjando en la lucha una nueva actitud ante la vida. Para se evaluar la complejidad de las transformaciones en la patria de Allende es util no olvidar que en el sur de la vertiente Ocidental de la Cordillera de los Andes se formó, casi aislada de sus vecinos, una sociedad muy diferente de cualquier otra de America Latina. Para la diferencia contribuyó no poco la influencia hegemonica que Inglaterra exerció en la Región. Chile, desde el final de la primerea mitad del siglo XIX, presenta la peculiaridad de haber construido un estado moderno — para servir a una burguesia en expansión — fenomeno excepcional en América Latina. Alli los servicios funcionan. Pinochet mintió al atribuirse el merito de un sentido de organización. Lo que la derecha golpista reivindica como conquista suya no lo es. Viene de la epoca de Diego Portales, de las decadas posteriores a la independencia.

A lo largo de los ultimos 150 años, gobiernos com proyectos antagonicos han utilizado ora para bien ora para mal esa excepcionalidad chilena — que algunos definen paternalmenhte como estilo europeo.

Hoy esa fachada de modernidad, sobretodo en Santiago, es profundamente engañadora porque oculta desigualdades sociales afrontosas de la condicion humana. Despues de Brasil, Chile es tal vez el pais con una distribucion de riqueza más injusta. Sin embargo, aparece en publicaciones de la ONU como presentando indices de calidad de vida muy por encima de los promedios latrino americanos.

Los barrios de la burguesia santiaguina, como La Dehesa, Vitacura, las Condes que por el refinamiento y lujo hacen pensar en lugares exclusivos de Europa, coexisten con poblaciones en donde la extremada pobreza de los vecinos trae a la memoria las mas degradadas favelas de Rio de Janeiro o de las barriadas de Lima.

LA ENTREGA DEL COBRE 

No cabe en el tema de este articulo desmontar la insidiosa campaña de los epígonos de la dictadura que calunian la Unidad Popular y niegan sus grandes conquistas proyectando del gobierno de Pinochet la imagen de una sábia administrración Pero, para se evaluar los efectos devastadores de la continuidad de las politicas neoliberales de los gobiernos de la Concertación – nacidos de la alianza de la Democracia Cristiana con el Partido Socialista y el Partido por la Democracia de Lagos – vale la pena, como ejemplo, citar lo que ocurrió con el cobre.

Salvador Allende llamaba al cobre «el sueldo de Chile» para definir la importancia decisiva de aquel metal en la vida del país.

Cuando el 11 de julio de 71 el cobre fue nacionalizado hasta la derecha aplaudió la decisión, aprobada por unanimidad en el Congreso.

Pinochet no osó desnacionalizar la mineria. En 1989, 26% del presupuesto nacional era financiado por el cobre. Mientras, aunque formalmente no haya sido revocada la legislación que garantiza la posesión por el Estado de los recursos mineros, el capital privado controla hoy las grandes minas de cobre. Un sistema perverso hace practicamente imposible la expropiación de concesiones atribuidas a empresas privadas. Las indemnizaciones incluirian no solamente el total de las inversiones realizadas como el valor de los yacimientos explotados.

Las transnacionales han sido practicamente isentas del pago de impuestos. El escandalo es tanto mas chocante cuanto el cobre representa 40% de las exportaciones del pais y las reservas chilenas 37% de las mundiales. En 1989 la producción llegó a 1 millón y 600 mil toneladas, con el valor de 4 410 millones de dolares. El fisco cobró entonces 2 223 millones, es decir la mitad.

En 2001, la producción superó 4 millones y 550 mil toneladas, representando un valor de 6746 millones de dolares. El Estado, sin embargo, solamente recibió como impuestos 420 millones de dolares, menos de 6%, correspondiendo a 2,6% del presupuesto nacional.

Pinochet no dispuso de tiempo suficiente para entregar los recursos mineros. Pero los Gobierno de la Concertación, sometidos a la presión de Washington, han realizado el prodigio de desnacionalizar en la practica el cobre que volvió a ser controlado por empresas privadas (60% de la producción en manos de transnacionales).

UN SEMINÁRIO ESTIMULANTE 

Para quien como yo redescubrió en Chile el renacimiento de una combatividad que fuera del pais se tenia por adormecida, las jornadas del 30 aniversario del 11 de setiembre han sido una fuente de sorpresas. El Seminario Internacional, montado com escasos recursos financieros, impresionó tanto los convidados extrangeros, que algunos pretenden sugerir en sus paises iniciativas similares inspiradas en la formula chilena.

En las sesiones realizadas en el edificio Diego Portales – el gran centro de convenciones construido durante la Unidad Popular, entonces llamado Gabriela Mistral – el debate de ideas y la reflexión sobre la historia se situaron en un nivel medio raramente alcanzado en eventos del genero. La participación chilena contribuyó decisivamente para el exito. La calidad de las intervenciones fue valorada por la serenidad y senso de responsabilidad con que la mayoria de los participantes, gente com fornaciones ideológicas diversificadas, se pronunció sobre grandes temas que condicionan el futuro de la humanidad, insertandolos en la coyunctura latino- americana.

Naturalmente, la história y el significado del gobierno de la Unidad Popular han merecido una atención especial, asi como la personalidad de Salvador Allende, quien, 30 años pasados, emerge publicamente como la dimensión del mayor estadista chileno del Siglo XX.

Los debates sobre la via institucional y sus limites como proyecto de transformanción radical de sociedades capitalistas suscitaron un interés especial. Chilenos com mundividencias diferentes y extrangeros han sostenido com frecuencia posiciones polémicas en debates de gran riqueza conceptual.

El ALCA y la amenaza mortal que para América Latina representa ese proyecto imperialista de recolonización; las Fuerzas Armadas y su papel; la actualidad del pensamiento revolucionário de Bolívar; la Reforma Agrária y la soberania alimentar; los desafios resultantes de la manipulación mediatica – fueron temas que motivaron una intensa participación. Transcurridas semanas de la huelga general del 13 de agosto, el acontecimiento fue, hay que subrayar, polo de debates en que el rostrro del moderno sindicalismo chileno apareció iluminado.

En el Seminario me tocó intervenir en un panel sobre los movimientos sociales y los partidos politicois en la construcción de las alternativas populares.

Como era inevitable, la temática de los Derechos Humanos fue asunto permanente, en un momento en que el gobierno, las fuerzas armadas y los partidos dee derecha enarbolan la bandera de la «reconciliación», deseosos de hacer olvidar los crimenes de la dictadura.

En la clausura, el brasileño Emir Sader, director de la Revista América Libre, presentó una série de sugerencias interesantes para dinamizar la lucha en que los pueblos se empeñan en el combate al neoliberalismo globalizado.

Uno de los meritos del seminario habrá sido la harmonización de su programa con iniciativas muy diversificadas insertadas en las jornadas de recuperación de la memória del 11 de setiembre.

Al lado de compañeros y amigos llegados de muchos paises de America Latina, de los EE UU y de Europa, estuve en el cementério de Recoletos, recordando a Allende y a otros patriotas chilenos caidos en defensa de la democracia y la libertad.

Las comemoraciones oficiales han sido más que discretas. El gobierno no podia ignorar la efeméride. Pero hizo lo posible para imprimirle un perfil bajo. En el Congreso los discursos fueron tibios y los partidos de la derecha, la UDI y la Renovacion Nacional, no comparecieron.

Para la Democracia Cristiana era imposible negar que tiene grandes responsabilidades en la creación de condiciones para el golpe del 11 de setiembre. Fue complice. Pero en la Concertación, como totalidad, recordar el 11 de setiembre genera mal estar. El Partido socialista pratica hoy una politica neoliberal. El discurso oficial situase en las antipodas del allendista. Los Carabineros reprimen com frecuencia y brutalidad los trabajadores. No sorprendió que las contradicciones de un gobierno de compromisos sucios com el imperialismo subieran a la supereficie, como se esperaba, durante la semana del 11 de setiembre.

El presidente de la Republica, Ricardo Lagos, y de modo general los dirigentes de la Concertación intentaron separar Allende de la Unidad Popular. Elogiaron al presidente mártir, pero olvidaron (o criticaron) su gobierno. Lagos expresó esa tendencia. En cada iniciativa del programa oficial fue identificable el mal estar resultante de contradicciones transparentes. El actual presidente, al rendir homenaje a Allende incluyó en ella llamamientos a la « reconciliación nacional». La hipocresia fue tamaña que algunos dirigentes llegaron al extremo de sugerir que Salvador Allende en su patético mensaje de despedida dirigida al pueblo de La Moneda bombardeada habló como un precursor de la «reconciliación». Olvidaron que esa reconconciliacion, tal como la entieden, con el apoyo de la derecha, seria un negocio, una compra de las conciencias. Desearian imitar lo que los EE UU y la Gran Bretaña hicieron cuando Libia pagó (en esse caso indeminizaciones milionarias) a las familias de las victimas del avion de la Pan American que explotó en Escócia. La maniobra, en Chile, fracasó porque los familiares de asesinados y desaparecidos la han rechazado com indignación, exigiendo la punición de los responsables por los crimenes de la dictadura, eufemisticamente designada por la comunicación social como «el regimen militar».

El pueblo solamente pudo acompañar por la televisión la cerimonia en que Ricardo Lagos inauguró la puerta de la Moneda, de la calle Morandé, por la cual los militares golpistas retiraron el dia 11 de setiembre el cadaver de Salvador Allende.Pinochet mandó eliminarla en 73, como si la memoria pudiera ser apagada com cimiento.

Lagos compareció sin compañia a la solenidad. La proximidad del pueblo lo incomoda. Todo fue asi helado en los actos que recordaron el 11 de setiembre.

El presidente de la Republica tiene conciencia de que la politica economica de la Concertación justifica las criticas de los que identifican en ella una forma de pinochetismo sin Pinochet.

EMOCIÓN 

El gobierno mobilizó 27 000 carabineros el 11 de setiembre. El enemigo potencial era el pueblo.

El aceso a la Plaza de la Constitución, escenário del homenaje principal a Salvador Allende fue dificil. Aunque miembro de las delegaciones extrangeras (1) no me fue facil entrar en el recinto en donde habia sido instalada la tribuna.

Pero la maniobra de intimidación no funcionó. En la area abierta al publico se concentraron unas 15 000 personas, porque alli no cabian más. La Plaza fue del pueblo por algunas horas.

Há sido bella la evocación del heroe tombado en la lucha. Desde las vibrantes canciones del cubano Silvio Rodriguez a la serena intervención de Gladys Marin – una lucida asunción de los ideales y objectivos del Gobierno Popular, personificados en Salvador Allende, – las voces de America Latina revolucionária se sumaron alli a las del Chile democratico y progresista.

No menos emocionante fue el espectaculo en el antiguo estadio Chile, ahora bautizado como Estadio Victor Jara. Para mi, aquella noche fue un paseo mas por la memoria. Cuando la barbarie entró en el quotidiano en setiembre del 73 alli fueron concentrados, y muchos asesinados, los prisioneros cazados en la primera ola de la represión fascista. Alli fue torturado y cayó, cantando para los compañeros y para su pueblo, Victor Jara, el gran trovador comunista.

Y ahora, treinta anos despues, lo escuchamos de nuevo mientras contemplamabos su imagen en una pantalla gigante, oyendo sus canciones, con sonido de eternidad, en la voz de trovadores revolucionarios como el, llegados de Cuba y de Mexico.

Fue un espectaculo maravilloso en el cual Joan Jara, la viuda de Victor, comovio mucha gente hasta las lagrimas al traer al gran anfiteatro la palabra del cantor poeta de la revolución que há sido su compañero.

Todo se fundió en la noche,de la canción al ballet,del clasico al mas actual, porque el rio de la vida no se detiene, flui como las luchas del pueblo.

XXX 

Fue gratificante para mi, como comunista, verificar que en esta subida de la marea que señala la recuperación de la memória historica, el Partido Comunista de Chile asume en las luchas actuales el papel que le cabe como organización revolucionária. Una ley electoral de recorte profundamenhte reaccionário le cerró hasta ahora la posibilidad de estar representado en el Congreso. Pero esa limitación no lo desvió de su intransigente fidelidad a los principios y objectivos que justifican su existencia. En esta época de cobardias y miedos, cuando una campaña mundial de satanización del socialismo destruyó o desfiguró a tantos partidos comunistas, el PC de Chile mantuvo una coerencia ejemplar en el combate. Dirigentes, cuadros, militantes de base me impresionaron por el nivel ideológico, la ausencia de sectarismo y dogmatismo y la calidad humana. Gente asi es indispensable en la batalla global que se inicia contra la barbárie imperialista que amenaza la propria continuidad de la vida humana en la tierra, nuestra patria comun. Porque las vanguardias revolucionárias son imprescindibles, al lado de los movimientos sociales, en las luchas contra un sistema de poder monstruoso que configura un asalto a la razon.

(1) En el Seminário Internacional de Santiago estuvieron presentes delegaciones de la mayoria de los paises de América Latina, de los EEUU y Canadá, de Alemania, de Italia, de Belgica, de Portugal. Comparecieron y han intervenido una numerosa representacion de Cuba, el secretario general del PC Colombiano, Jaime Caycedo; el primer secretario del PC de Bolivia, Marcos Domich; Hans Modrow, presidente de honor del PDS de Alemania; Hebe de Bonafini, presidente de la Asociacion de las Madres de la Plaza de Mayo; el comandante Daniel Ortega, presidente del Frente sandinista de Liberacion Nacional; dirigentes del PT de Brasil y del Movimiento de los Sin Tierra; del Ejercito Zapatista de Liberacion Nacional, de Mexico; del Partido del Trabajo, de Mexico; de los Piqueteros argentinos, etc

El original em portugues de este articulo se encuentra en http://resistir.info/ 

Miguel Urbano Rodrigues  http://www.voltairenet.org/auteur122746.html?lang=fr

       
Anuncios

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s