ESOS VALIENTES MARINOS DE MI PAÍS

Corte Suprema reabre caso de marinos antigolpistas torturados en 1973

28 junio, 2012 –5 comentarios

Por Matías Rojas

Tras un fallo unánime de la Corte Suprema, el Poder Judicial ha decretado la reapertura de la investigación del caso “marinos antigolpistas”, que involucra a más de 80 ex funcionarios de la Armada como víctimas de detenciones arbitrarias y torturas, antes y después del golpe de Estado de 1973.

El fallo dictaminó que la jueza Eliana Quezada, quien desestimó los méritos para iniciar una investigación exhaustiva, no agotó todas las instancias para determinar responsabilidades. La nueva investigación estará a cargo del juez Julio Miranda Lillo de la Corte de Apelaciones, quien ya citó a declarar a ex defensores de los marinos detenidos en 1973. El juez también ordenó a la Armada entregar todos los antecedentes del caso.

Las detenciones de los funcionarios en cuestión, acusados de “insubordinación” y “sedición”, comenzaron un mes antes del golpe militar de Augusto Pinochet, en agosto de 1973. Tras un seguimiento efectuado por el servicio de inteligencia de la Armada, Ancla II, la institución marítima acusó a los detenidos de insurrectos, aludiendo a una presunta infiltración del MIR en sus filas.

Las acusaciones fueron integradas al llamado Plan Zeta, una operación psicológica (o de bandera falsa) utilizada para justificar el golpe final del 11 de septiembre de 1973, cuya falsedad fue más tarde admitida por el periodista y colaborador de Pinochet, Federico Willoughby. El supuesto plan consistía en la eliminación de mandos militares y civiles opositores al gobierno de Salvador Allende.

El ex cabo segundo de la Armada, Ricardo Tobar, fue detenido el 16 de septiembre de 1973 y torturado por sus captores en el lugar de la aprehensión. Hoy afirma que se fraguó un montaje con el fin de perjudicar a aquellos uniformados que habían detectado la preparación de un golpe militar contra Allende.

Tras la elección presidencial de 1970, los uniformados pudieron dar cuenta de movimientos extraños, tales como reuniones secretas entre la alta oficialidad de la Armada y delegados de Estados Unidos, además de otras señales que generaron suspicacias. Frente a las sospechas se informó al entonces presidente Allende, y a figuras del espectro político como Garretón, Altamirano y Miguel Henríquez.

Ante la reapertura de la investigación, que lleva casi 40 años paralizada, Tobar espera que la Armada admita que torturó, lo cual “no ha reconocido, a excepción del caso del cura Woodward”, señala. Cabe destacar que en el caso Woodward, la investigación también fue llevada por el juez Miranda Lillo, quien se negó a estimar responsabilidades de altos oficiales de la Armada por el secuestro, tortura y asesinato del sacerdote en septiembre de 1973.

  • popeye dice:

    28 junio, 2012 a las 17:38

    yo tenia 18 años y era tripulante del Orella y puedo dar fe como les pegaron a los detenidos en el viaje Valparaiso Talcahuano que efectuamos.

    Responder a comentario »

  • orlando dice:

    30 junio, 2012 a las 8:47

    Son culpables, traicionaron al Jefe de las FFAA y Presidente Salvador Allende …. Castigar a los torturadores de los marinos antigolpistas….Exelente el juez Julio Miranda Lillo de la Corte de Apelaciones.

    Responder a comentario »

  • Pedro Manuel dice:

    30 junio, 2012 a las 11:48

    La Marina de Merino traicionó y torturó a sus propios subordinados, el secuestro y la tortura que cometieron algunos oficiales de Marina de la época son crimenes imprescriptibles, no tienen fecha en el tienpo, siempre estarán ahí hasta que se haga justicia.
    En la hora de la Corte Suprema, es de esperar que ese tribunal se ponga a la altura histórica, en el caso de estos valientes Marinos que respetaron la ley y la constitucion de la republica, algo que muchos oficiales de la Marina de Merino no hicieron.
    Viva la Marinería Antigolpista 1973.!!!

    Responder a comentario »

  • Alex dice:

    30 junio, 2012 a las 23:36

    Gente de Mar de la Armada que vivió ese momento cuenta que lo que sucedió el 11 se venía incubando mucho antes. Incluso, en esos días cruciales los Oficiales a cargo de las operaciones en terreno no usaban sus uniforme y usaban tenidas de rangos inferiores y con apellidos distintos para así no ser reconocidos posteriormente. Tácticas recomendadas lo más probable por personas especializadas en golpes de estado de esa época.

    Responder a comentario »

  • Patricio Carrasco dice:

    1 julio, 2012 a las 11:32

    Tuve el gran privilegio de estar detenido en la carcel de Valparaiso con ellos desde el 74 hasta el 76. Que me alegra que se haga justicia con estos compadres. Torturados por sus propios companneros de armas a meses antes del golpe, Allende no le quedo otra opcion del decir que no habian seguido el curso regular para decir que venia un golpe y fueron acusados de traicion,tenian que decirle a los propios golpistas de lo que estaba pasando, despues vino el golpe y la cosa se les puso mas fea. Unos heroes patritas en mi libro.
    d8sd


     

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s