Museo de Memoria y los DD HH. Relatos y Testimonios de los Donantes

 

Relatos y Testimonios de Donantes

“Son sentimientos encontrados, porque es arrancar parte de mi vida, pero el Museo me va a permitir trasmitir esta historia dolorosa”. “El Museo es un lugar de reflexión sobre lo que ha sufrido una familia al guardar ese sentimiento, lo que no es bueno”. “Al estar en el Museo las personas van a poder conocer lo que les pasó a muchas familias, es más importante rescatar la historia que es de muchos años y que en el Museo va a perdurar”. Mónica Araya y Juan Bautista Henríquez, padres de Juan Valdemar Henríquez Araya asesinado en la Operación Albania o Matanza de Corpus Christi. Los padres de la señora Mónica Araya, Bernardo Araya Zuleta (diputado) y María Olga Flores Barraza, figuran como detenidos desaparecidos.

“Trabajo hace años en organismos de Derechos Humanos. Quiero hacer un aporte al Museo. Como fotógrafo y como persona vinculada a estos temas hace tanto tiempo, me siento parte de la historia y de la memoria. Felicito el trabajo del Museo”. Raúl Patricio Luco Torres.

“Me siento parte de la historia. Donar al museo es una forma de seguir haciendo trabajo social”. Ana Catalina Sánchez Caneo, hija de Carlos Sánchez Cornejo, detenido desaparecido.

“Me parece interesante que quede en la memoria lo tremendo que fueron los 17 años de Pinochet, reconociendo que ha sido la dictadura más violenta que ha habido”. María Andrea Morales Vásquez, bibliotecaria jubilada que entregó gran parte de su colección de Libros al Museo. Sus hijas viven Francia ya que nunca regresaron del exilio.

“Por la memoria que es invaluable y no se puede perder”. María Teresa Wilson Contardo, esposa de Walter Schneuer Yubero, asesinado en el año 1973.

“Me parece muy interesante este Museo y quiero hacer una pequeña colaboración por lo que significa preservar la memoria para las futuras generaciones.” Víctor Manuel Herrera Troncoso.

“Mi motivación es que se mantenga la memoria viva”. Jorge Robotham Bravo, hermano de Jaime Robotham Bravo, detenido desaparecido desde diciembre de 1974 y parte del caso de los “119”.

“Mi donación es parte de la historia, de lo que sucedió”. Hugo Arellano, vivió el exilio en Luxemburgo.

“Quiero colaborar con la memoria de los Derechos Humanos”. Juan José Soto.

“Tengo una historia política a pesar de mi breve detención, considero que los lugares de tortura deben identificarse para la memoria. Mucha gente daría referencias si estuvieron ahí. Todos los lugares que están anónimos deberían recuperarse.” Alejandro Godoy.

“Me interesa cooperar con el patrimonio del Museo para que exista más conocimiento de lo que pasó”. Luis Segundo Jerez.

“Me interesa que quede constancia de lo que pasó en Chile, creo que hay una tendencia a negar los hechos y me interesa que no se olvide.” José Rojas González.

“Al existir un Museo de la memoria este material también es memoria e historia.” Gabriela Videla.

“Contribuir al conocimiento. Estoy en contra del olvido”. María Teresa Razeto.

“Chile necesita conservar su memoria y difundir lo que sucedió en este período. No hay blancos y negros, hay muchos colores en la historia. Las historias personales tienen importancia en las historias colectivas”. Carlos Alberto Giraud Ávila.

“Para que desaparezca la amnesia de este país, Iniciativas como esta ayudan a la juventud a saber lo que pasó”. Héctor Vásquez Luncumilla.

“Me interesa donar al Museo para que éstas cosas no queden tiradas y para que las nuevas generaciones se hagan cargo de los proyectos inconclusos”. Carlos Aedo

“Dono esta publicación que es el proyecto curatorial del Centro Cultural Gabriela Mistral que recupera la memoria de la UNCTAD III y el CCMGM hasta septiembre 1973. El proyecto propone trayectoria genealógicas para recuperar hoy día el lugar que tuvo la UNCTAD y tiene aún en nuestra sociedad”. Paulina Varas

“Para mostrar a los jóvenes universitarios la vida de los siete compañeros ejecutados y desparecidos”. Anita Soto

“Quiero que se sepa más de mi amigo desaparecido, él se destacó mucho en su carrera de físico culturista”. Daniel Molina, amigo de Roberto Aranda Romero

“Por la valoración del patrimonio inmaterial, relacionado a la memoria. Es un relato contado por niños”. Úrsula Arellano

“Por un compromiso adquirido con quienes participaron del exilio político como colectivo”. Jorge Gilbert

“Para las nuevas generaciones, para que entiendan lo que son los Derechos Humanos”. Cristian Álvarez

“Donar este texto al Centro de Documentación del Museo de la Memoria constituye una forma de contribuir a ampliar el trabajo y los estudios de la memoria en nuestro país”. Marcela Sandoval, autora de “Mujeres chilenas, representaciones en la acción 1810- 2010”.

“Compartir un trabajo que se hace sobre la memoria. Es importante por la vinculación de nuestros dos países. También porque soy hijo de un detenido desaparecido chileno”. Christian Cartagena Vidal, periodista, trabaja en Fundación Casa de la Juventud en Paraguay. Hijo de Cristian Cartagena Pérez, detenido desaparecido.

“El título de mi libro habla sobre mi motivación; “Para nunca olvidar”. José Paredes, autor del libro “Para nunca Olvidar”.

“Para las nuevas generaciones, para que puedan recibir la ayuda del Museo en futuras investigaciones”. Cristian Álvarez Pérez

“Por el gran interés que existe en Chile y el mundo sobre el tema de los Derechos Humanos”. Jadwiga Pieper Mooney, historiadora alemana, investigadora y académica de la Universidad de Arizona.

“Es un testimonio. A pesar que mi escrito es novelado, todo lo dicho aquí ocurrió. Para recordar a un grupo de gente que sufrió los rigores de la Operación Cóndor. Es importante que esto quede acá en el Museo”.Eduardo Trabucco Ponce, escritor, autor del libro “Ruta Circular” [2008].

“Me interesa que mis libros se conozcan y se difundas, para que no se olviden”. Mario Terrazas Guzmán, médico cirujano, escritor de los libros “¿Quién se acuerda de Sheila Cassidy?” [1992] y “Las estrellas caen sobre Pudahuel” [2008].

“hago esta donación para el este material se difunda, publique y conserve, para que sea parte de la memoria histórica activa”. Fernando Escobar Aguirre, abogado, fue miembro de la Comisión Chilena de Derechos Humanos. Hijo de Perla Aguirre, integrante del Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo.

“Para hacer una forma de presencia de relato histórico de lo vivido como preso político. Para que exista una conciencia de los objetivos que creíamos fundamentales para la convivencia de los seres humanos”.Ernesto Coloma, ex preso político.

“Mi donación sirve para dar cuenta de cómo la dictadura intentaba dar su propia versión de las cosas para así blanquear las cosas que hicieron”.Alfredo Olivares Castro.

“He venido 3 veces al Museo y me alegro de que haya un rescate de los sucedido. Se debe apoyar a quienes sufren hoy por la falta de sus seres queridos, yo me siento comprometido con esta causa. Soy del sur, Santiago me acogió y esta es mi forma de agradecer.” José Mario Llancafil Cayul.

“Porque me interesa que las futuras generaciones tengan material gráfico para conocer la historia. El humor editorial era y es un gran aporte par dicho propósito”. Guillermo Bastías “Guillo”, dibujante.

“Testimonios. Son documentos originales que demuestran los hechos de los que fuimos parte. Quiero conservarlo como un legado para mis hijos y para los hijos de otros que no tuvieron la misma suerte que yo de salir con vida de esto”. Omar Salazar Suing, ex prisionero político.

“Que se conozca, que se difunda, que genere memoria”. José Luis Pizarro, co autor del documental ‘Las Huellas”.

“Por razones familiares. También, para aprender bien lo que pasó y para que los hijos entiendan. Por otra parte sé que si no entrego estos documentos al Museo, se van a romper y perder”. Alexis Rivera Vargas.

“Mi esposa es detenida desaparecida. La memoria no se debe perder jamás. Cuando ya no esté quiero que quede el recuerdo para mis nietas y para que los chilenos sepan lo que pasó en la historia del país”. “Para que quienes conocieron a mi esposa la sientan presente en el Museo”. Manuel Maturana Palma, marido de Mónica Llanca Iturra, Detenida Desaparecida.

“Quiero que quede un recuerdo de mi hijo, no sólo para mí, sino que para sus amigos y todos quienes lo conocieron.” Milena Sánchez Marré.

“Deseo que mi hermano esté presente en el museo, porque a mí no me han dado nada, ni explicaciones, ni reparaciones” Manuel Fariña Oyarce, hermano de Carlos Fariña, detenido desaparecido a los 13 años de edad.

“Porque quiero que se sepa por el resto del tiempo lo que le sucedió a mi hermano”. Sonia Martínez González, hermana de Ramón Martínez González, ejecutado político.

“Tengo problemas de salud y me interesa que esta artesanía trascienda más allá de un recuerdo familiar”. “Resalto el trabajo de los hombres que en momentos tan difíciles hicieron cosas de tanta belleza”. Lucía Aravena Mardones, esposa de Jaime Contreras Márquez, Cabo de la FACH y ex Prisionero Político.

“Hay cosas muy personales y pueden sonar contradictorias, pero en todos los campos de concentración existió el humor, sino la matanza hubiera sido mayor. Cuando uno de los presos se hacía “caldo de cabeza” iban a hablar con él y su compañero para que le ayudaran a salir de eso”. Orlando Valdés Barrientos, ex prisionero de Chacabuco.

“Esta artesanía carcelaria es la memoria viva de lo que sufrimos. Me interesa que se sepa que hacíamos en los campamentos”. Esteban Godoy Tapia, ex Prisionero Político.

“Entrego esta vitrina con artesanía carcelaria porque no tengo la posibilidad de conservarla y no quiero que se pierda en manos de quien tenga menor interés en el tema. Quiero colaborar con el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos”. Presbítero Mario Garfias Villarreal.

“Quiero aprovechar la instancia del Museo para dejar algo que es muy valioso para mí; quiero que se conserve”. Carlos Ulloa Leal.

“Es el mejor lugar donde pueden estar estas colecciones”. Sergio Robles Ruiz.

“El respeto por la historia que le ha tocado vivir a uno, porque al final la vida resulta que también es historia. Pensé que era buena idea dejar este material en un lugar donde se respetara la integridad del trabajo realizado. Uno no conoce cuál va a ser el destino de las cosas que ha hecho”. María de la Fuente, Teatro Familiar de Barrio.

“El material estuvo guardado muchos años. Lo entregamos para evitar su deterioro, para conservarlo en un lugar adecuado”. Inés Casassa Rogazinski.

“Detrás de los papeles hay una historia. Quiero que esta historia quede acá en el Museo para que no se pierda. Hay un crecimiento detrás de los papeles”. Manuel Troncoso Vera.

“Resulta obvio que el Museo de la Memoria es el lugar más apropiado para entregar este tipo de material”. Paulo José Vargas Almonacid, autor del documental “Ni toda la lluvia del sur” [2011].

“Este archivo puede ser útil para otras personas. En mi casa está acumulando polvo. El Museo puede cuidar y proteger este material, además de ponerlo en utilidad para quien realice investigaciones. Stephen Wallerstein, ciudadano de origen estadounidense, colaborador de la versión en inglés del Boletín CODEPU.

“Sé que este es un lugar apropiado para dejar este tipo de registros históricos”. Sonia Carrillo Nova.

“La calidad del Museo, la seriedad de su trabajo de documentación en sus múltiples expresiones, permiten que nuestra donación esté en el mejor lugar para su consulta”. Oscar Soto Guzmán, Médico personal del Presidente Salvador Allende y autor del libro “El último día de Salvador Allende.

“La gente tiene que saber lo que pasó, cada uno tiene su pequeña tragedia. Saber puede servir para que no vuelva a ocurrir. Conocer la historia de las personas deja huellas.” Hans Ulrich Simon.

“No quiero que este material, tan significativo en mi vida, se disperse. Para que nunca más”. Antonio González Yaksic.

“Porque ahora puede venir gente interesada en saber lo que pasó en Chile, para que nunca más suceda”. Luis Romero Lagos, Presidente Comité Verdad y justicia de Ñuble.

“Quiero que esté en el Museo como registro histórico”. Pascale Bonnefoy, autora del libro “Terrorismo de Estadio. Prisioneros de guerra en un campo de deportes”.

“Dono porque tengo un interés histórico sobre la dictadura en Chile. Participo de la Comisión Ética Contra la Tortura”. Luis Felipe Portales.

“Es la única forma de hacer justicia. Se han hablado una infinad de ocas que son puras charlatanerías. Este es de los pocos lugares donde se muestra una realidad de las cosas”. Máximo Vásquez Garay.

Para que Nunca Más. Para que se conozca la realidad, se haga el aprendizaje y que no vuelva a ocurrir. Para informar”. Sylvia Ruiz Ovando.

“Para ayudar y para que la gente sepa lo que sucedió. Para darle humanidad a las personas. Que no sólo fue una cara, había una persona y una familia detrás de las víctimas. Para que nunca más ocurra”. Cristina Saavedra.

“Vivo en España y me interesa difundir el trabajo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile”. Víctor Maicas Safont.

“Mi padre guardó prensa de la época y la entregamos para que se den a conocer los hechos”. Gonzalo Pino.

“Me parece valioso hacer esta donación y creo que lo más lógico es que lo puedan conocer la mayor cantidad de personas.” Juan Carlos Zamorano.

“Creo que estas fotografías las deben ver la mayor cantidad de gente que sabe del Golpe pero no de su crueldad. Todavía a los chilenos los tienen con un saco en la cabeza (como pasó en el Estadio), para que no crean lo que pasó.” Domingo Politi, Periodista y Reportero Gráfico.

“Es importante que (la información) sea pública y quede en la memoria de todos”. Carmen Gloria Quintana.

“Mi motivación es compartir”. Sonja Friedmann Wascoboinik.

“Tengo interés en difundir a la ciudadanía en general”. Julio Frank Salgado.

“Considero que es un testimonio de un sector del que se ha hablado poco, el Museo es un espacio para lo que uno exprese lo que vivió”. Manuel Muñoz Fernández.

“Están relacionados a su autor y a la Comisión contra la tortura. Es bueno que la gente conozca su contenido.” Erica Taucher, quien donó varios ejemplares del libro Comisión Nacional Contra la Tortura. Memoria: 1983- 1990 Una parte de la Historia de Chile”.

“Dar a conocer a través de la poesía y los relatos muchos de los aspectos que ocurrieron en un periodo especial. Abogo por la paz”. Ángela Barrera.

“Uno comete errores cuando no tiene mucha información. Mientras más información tiene la persona, menos errores va a cometer”. René Fernando Bravo Hinojosa.


 

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s