Eso propongo, compañeros. Porque eso somos. Compañeros y hermanos en un largo camino recorrido y uno igualmente largo por caminar. Con las piernas de los hijos, hijas y nietos, que nos sobrevivirán y que quizás, solo quizás, quieran construir un proyecto similar al que entregamos nuestra juventud, madurez y ancianidad.

ASI LO VIVI YO...y quien lo hereda no lo hurta

El Exilio, una cultura. Una forma de vivir, una forma de morir?

Quiero dar rienda suelta a pensamientos y sentimientos, así como a sensaciones y percepciones que aunque subjetivas, tienensu raíz en una experiencia personal que se arrastra por más de cuatro décadas. 

Aunque he sobrevivido a dos dictaduras en Latinoamérica, la de 1973 acá en Chile, y la de 1976 en Argentina, y he vivido dos etapas de exilio muy diferentes entre sí, como pueden serlo la experiencia en Buenos Aires y la  que viví por corto tiempo en Suecia, puede decirse que mi experiencia de exilio la he vivido en este país.

No hablo del tan manoseado tópico acerca del “ exilio interno“, que pienso se origina en la no participación en el proceso político, social, económico, cultural que se da en Chile. Secuela de cuarenta años de derrotas de un proyecto que era…

Ver la entrada original 612 palabras más

Tu comentario es parte de nuestro artículo.Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s