Recomendado: [Libro] “Una Larga cola de acero”. Historia del FPMR 1984-1988.

Ricardo Palma Salamanca.No tengo conciencia de mi muerte porque de tanto verla dejé de creer en ella. Lo seguro es que en algún momento me extinguí como todos mis hermanos. No me ví tumbado ni en una montaña ni en una calle, no caí gritando consignas ni acerando un compromiso. Tal vez solo fui el sueño de alguien o el presentimiento de un perro. Pude haber sido cualquier cosa, sin embargo viví lo más asombroso de la vida y esto es saberse vivo en cualquier sitio…..”

Una larga cola de hacer, Historia del FPMR 1984-1988

De la sección Política recomendada escogimos un potente texto para sugerir. Se trata de “La larga cola de acero”, escrito por Ricardo Palma Salamanca.

El libro da cuenta de la vivencia personal de un muchacho durante la dictadura militar chilena, pero a fin de cuentas abre la puerta sobre un momento de la historia de la lucha armada contra la dictadura primero, para luego continuar los pasos en los primeros años de la democracia.

Este libro es clave para entender, desmitificar, conocer, aprender y reflexionar. Este libro hace trabajar la mente y el corazón. Se empatiza con la sensación de pérdida y angustia, a la vez que se analiza el como las cosas se podrían haber dado de otra manera. Rompe ídolos y devela posiciones frente a la autoridad. Es un recorrido profundo sobre combatientes y sobre la aparición, auge y…

Ver la entrada original 323 palabras más

UN PERFIL TRANSPARENTE: Información recolectada en facebook acerca de un Hijo de la Memoria.oriapor un sujeto de la muestra

UN PERFIL TRANSPARENTE: Información recolectada en facebook acerca de un Hijo de la Memoria.oriapor un sujeto de la muestra
ARCHIVO PUBLICACIONES
Archivo Publicaciones
BUSCAR POR TEMA
40 Años academia antropología Antropología Virtual Argentina augusto pinochet blogging cambio social Chile Cibercultura Ciberespacio Cibersociedad Ciudad y Memoria Comunicación comunicación – vida cotidiana – práctica etnográfica – encuentros – subjetivación. comunicación.redes sociales Congreso conocimiento científico contexto social Copio y Pego; Error u Omisión Cultura cultura digital DD HH Derechos Humanos dictadura educación Educación Popular Estudios de Internet ESTUDIOS DE Parentesco estudio social en la Web Etnografía Etnografía Virtual Expertos facebook. fotografía Generacion X Gestión Cultural Habitando las redes Hijos de la Memoria Chile Hijxs de la Memoria Chile Imagenes Industria Creativa información Internet investigación investigación cualitativa jóvenes la memoria invisible de tantos hombres y mujeres Latinoamérica literatura Masculinidades Memoria Memoria transgeneracional metodología Mir Chile mujeres método genealógico Para Debate participación Pinochet Plagio Poesía PSICOLOGIA PUBLICACIÓN PROYECTO MEMORIAS PREÑADAS Recolección en la Web de materiales relativos a la contingencia que afectan al sujeto de nuestra investigación. Redes Sociales representaciones represión SlideShare sociología South America tortura Twitter Video violencia
1 Vote

Manuel y sus amigosInformación básica

Acerca de Manuel
Nací en 1970 en Ñuñoa, Lo Plaza con Grecia. Crecí mis primeros seis años en la Villa Los Presidentes, en el jardín infantil del ex Pedagógico (Grecia esquina Dr. Johow) y el primero básico en “el Gallinero”, con un director paco que nos hacía marchar todos los lunes acompañados de una banda militar. El 76 el Comando Conjunto baleó y secuestró mi viejo en plena vía pública. Mi hermana nació mientras él estaba en el campo de concentración de Tres Alamos, luego de haber pasado por “La Firma”, Villa Grimaldi, Puchuncaví, Fuerte Silva Palma y Cuatro Alamos. Tenía 27 años.

A fines del 76 salimos cascando al exilio a Suecia, luego a Hungría donde hice la escuela hasta quinto básico y comencé estudios de guitarra clásica. El 82 mi viejo decidió volver a Chile, tuvimos un paso por Barcelona donde hice el séptimo básico (¿y el sexto?). Recuerdo el regreso a Ñuñoa, pasar por el lado del Estadio Nacional, llegar a Lo Plaza con Grecia, y en el muro blanco de la casa de mi abuela había un rayado que decía “10 de diciembre, Marcha del Hambre”.

Mientras comenzaban las protestas nacionales entré al Instituto de Estudios Secundarios de la Universidad de Chile (ISUCH) donde hice el octavo y el primero medio, al tiempo que seguí con guitarra clásica en el Conservatorio de la Chile. Por mi mezcla de acentos (húngaro, catalán, español de España) me decían “el francés” (?!).

Me enamoré perdidamente de una estudiante de danza, en una especie de “amor perro”, de esos sufridos: su familia pinochetista y la mía “izquierdista”; ella hija de dueños de casas que arrendaban y con un pequeño negocio que les daba un estatus de (micro)empresarios, y yo hijo de profes que vivíamos al tres y al cuatro. Nos amamos como locos, pero ¿quién dijo que la “lucha de clases” es un invento? Bueno, no Shakespeare, porque ahí está su Romeo y Julieta. Me pasó lo mismo: su familia le prohibió seguir conmigo, y el mundo sentí que se me vino abajo. El malestar en la cultura, le llama Freud. Tal cual.

Salí del ISUCH y entré al Colegio Latinoamericano de Integración, colegio privado alternativo, donde entré por un cupo que logró el sindicato de profes y funcionarios para los hijos de los trabajadores. Mi viejo era el inspector del colegio. Llegué con el pelo corto a lo milico, de uniforme escolar, a un ambiente donde todos eran como Charly García y Nito Mestre, cuya música conocí en mi primer día de clases. Los profes no eran “Sr. X” y “Srta. Z”, sino el tío y la tía. Fue un cambio brutal, pero lo disfruté mucho. Me dejé crecer el pelo (mi pelito!!), me puse blue jeans, seguí con la guitarra clásica al tiempo que sacaba como loco los temas de Silvio que oía en cassette (“Al final de este viaje en la vida”, cuántas veces disfruté ese cassete una y otra vez!). Conocí a los cabros de la Jota, y entré a militar a los 13 en la base Mario Benedetti, y ahí descubrí el maravilloso mundo de la Coordinadora de Enseñanza Media (Coem), que luego se convirtió en el Comité Pro Feses, hasta lograr la ansiada (y prohibida por los milicos y los civiles de derecha) Federación de Estudiantes Secundarios. Recuerdo la primera asamblea a la que asistí, en el Don Bosco en Cumming con Alameda. Un casi niño Laurence Maxwell hablándole a una sala atiborrada de secundarios de todas las clases sociales decididos a tomarse el mundo por asalto, discutiendo con pasión, con morrales llenos de libros de Marx, Althusser, oyendo a Jim Morrison, Soda Stereo y Callejón. Hice amigos para toda la vida, me volví a enamorar, ocupamos liceos, tomas, marchas, trabajos voluntarios, chocolatadas en las poblaciones, formación en “autodefensa de masas”, me convertí de a poco en “dirigente público” de la jota, junto a un equipo de primera de compañeros/as valiosísimos, como Juanito Alfaro, Carlita Insunza, el Lolo, el Orión más adelante, y tantos otros.

Llegó el terremoto de inicios de marzo del 85

(sigo después, me tengo que ir a trabajar!)

Te invito a seguir mis novedades y actualizaciones en la Página:

http://facebook.com/guerrero.manuel

Redes Universidad de Chile, Universidad Alberto Hurtado
Información de contacto

Dirección
Santiago, Chile
Sitio web
http://manuelguerrero.blogspot.com
Correo electrónico
mguerrero@uchile.cl
Facebook facebook.com/emeguerrero

Antropología de la Realidad Virtual

Manuel y sus amigosInformación básica

Acerca de Manuel

Nací en 1970 en Ñuñoa, Lo Plaza con Grecia. Crecí mis primeros seis años en la Villa Los Presidentes, en el jardín infantil del ex Pedagógico (Grecia esquina Dr. Johow) y el primero básico en “el Gallinero”, con un director paco que nos hacía marchar todos los lunes acompañados de una banda militar. El 76 el Comando Conjunto baleó y secuestró mi viejo en plena vía pública. Mi hermana nació mientras él estaba en el campo de concentración de Tres Alamos, luego de haber pasado por “La Firma”, Villa Grimaldi, Puchuncaví, Fuerte Silva Palma y Cuatro Alamos. Tenía 27 años.

A fines del 76 salimos cascando al exilio a Suecia, luego a Hungría donde hice la escuela hasta quinto básico y comencé estudios de guitarra clásica. El 82 mi viejo decidió volver a Chile, tuvimos un paso por Barcelona donde hice el séptimo básico (¿y…

Ver la entrada original 577 palabras más