Nieto de Pinochet, Pinochet y la UDI

Nieto de Pinochet por documento de la UDI sobre Golpe: “Será el paso final para la muerte del partido”

http://http://www.latercera.com/noticia/politica/2014/07/674-589060-9-nieto-de-pinochet-por-documento-de-la-udi-sobre-golpe-sera-el-paso-final-para-la.shtml


Rodrigo García Pinochet criticó el documento que realiza un sector de la UDI sobre la actividad del partido durante el régimen militar. “La UDI perderá así toda base ideológica, transformándose en uno más de los partidos políticos de centro”.
por R. Álvarez – 30/07/2014 –

RELACIONADOS

Mesa UDI defiende reflexión sobre régimen militar
Documento sobre el Golpe abre fuerte debate en la UDI

En una carta enviada a La Tercera, el nieto de Augusto Pinochet, Rodrigo García Pinochet, cuestionó la decisión de la directiva de la UDI de revisar los estatutos del partido sobre su postura frente al Golpe de Estado de 1973.

“Desde mi niñez pude constatar la cercanía que hubo entre los fundadores de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y el general Augusto Pinochet, no sólo en el plano formal, sino también estrechando lazos muy cercanos. Existía la certeza de que ambas partes compartían ideales y principios basados en la libertad, como también un juicio común acerca del peligro de las ideas totalitarias y estatistas -primordialmente encabezadas por el comunismo- para las sociedades libres y democráticas. Ambas partes reconocían que el 11 de septiembre de 1973 supuso la interrupción de un proceso que conduciría al país hacia una dictadura comunista”, versa la carta.

En línea añade que

“esa base ideológica quedó reflejada en la declaración de principios de los nacientes partidos de derecha. En el caso de la UDI, también era proporcionada por la figura de Jaime Guzmán, la cual, tras su premeditado asesinato, se fue corroyendo por el oportunismo y la conveniencia de muchos de sus herederos políticos”.

La mutilación de la declaración de principios de la UDI representará el paso final para la muerte de un partido clave en la contención del totalitarismo socialista que siempre vio en ella una barrera para su hegemonía. La UDI perderá así toda base ideológica, transformándose en uno más de los partidos políticos de centro, cuyo eje tenderá a inclinarse al oportunismo electoral que le conceda alguna cuota de poder”, dice García Pinochet.

“Dejará un vacío político enorme que no será fácil de llenar, pero tarde o temprano encontrará a un nuevo grupo de hombres capaces de volver a enarbolar, tal vez no fechas, pero sí valores y principios que alguna vez fueron los que llevaron a Guzmán y a otros a fundar la UDI”, concluyó.

Relacionado

http://www.latercera.com/noticia/politica/2014/07/674-588553-9-documento-sobre-el-golpe-abre-fuerte-debate-en-la-udi.shtml

Operación Alfa Carbón. “Pasan los años y la justicia se hace eterna”

Procesan a 18 ex agentes de la CNI por los crímenes de la Operación Alfa Carbón
26 julio, 2014

A 30 años de la muerte de mi padre. Asesinato. Recien hoy la justicia chilena reconoce culpables. Que tristeza siento de haber pasado una toda una vida al margen. Esperando que termine la pesadilla para para empezar a ser feliz. Como si la misma espera no fuera aun mas injusta. Autogobernando el impetu. Tratando de no reaccionar frente al continuo e infaltable comentario ignorante. Al ataque conciente del que se siente en ventaja porque la historia falsa de un pais le avala. Tantas veces senti el cansancio, la lucha continua contra la desesperacion, la pobreza, la soledad..aunque tal vez eso jamas cambie ya que hay cosas que son irreversibles. Valoro que esta condena venga a aclarar varios puntos, espero que aquellos que alguna vez esbozaron burla en sus rostros ahora esbozen verguenza. Tal vez es demasiado pedir a sus mentecitas…
Solo puedo decir que aunque muchas veces no convengamos en varias cosas, siento profunda admiracion y gratitud por aquellas personas que en estos treinta años no bajaron los brazos y siguieron exigiendo justicia

2014_07_26_operacion_alfa_carbon_int

Entre ellos se encuentran el brigadier de Ejército ® Marcos Spiros Derpich Miranda y Álvaro Corbalán, por los delitos de asociación ilícita y homicidio calificado de 7 ex militantes del MIR cometidos el 23 y 24 de agosto de 1984, muertos en falsos enfrentamientos.

2014_07_26_operacion_alfa_carbon_int

El ministro de la Corte de Apelaciones de Concepción, Carlos Aldana, modificó los procesamientos en esta causa e incorporó a dos personas más por los asesinatos cometidos en las ciudades de Concepción, Los Ángeles y Valdivia, en el marco de una acción represiva conocida como “Operación Alfa Carbón”.

El magistrado amplió el procesamiento a los agentes René Torres y Patricio Bertón y a otros que no lo estaban anteriormente por asociación ilícita, así como por el número de homicidios e ilícitos que cometieron cada uno de ellos, los cuales fueron aumentados.

Patricia Zalaquett viuda de Nelson Herrera Riveros señaló que “los procesamientos son un avance para alcanzar la justicia, a pesar de que los abogados de la parte querellante habían solicitado un mayor número de procesamientos.”

asesinados_operacion_alfa_carbon

Los crímenes de lesa humanidad se cometieron en Hualpencillo, actual Hualpén y frente a la Vega Monumental de Concepción, en el sector Idahue, camino a Santa Juana, en la Población Orompello de Los Ángeles en el sector Puente Estancilla en el camino que une Valdivia y Niebla y en Valdivia y fueron presentados a los medios como enfrentamientos entre terroristas y fuerzas de seguridad.

Sin embargo, después de 30 años de ocurridos los hechos, se logró establecer que las víctimas fueron todas asesinadas por orden de la dirección de la CNI, que los había seguido durante varios meses.

asesinados_operacion_alfa_carbon

Las víctimas de la Operación Alfa Carbón son Luciano Humberto Aedo Arias, Mario Octavio Lagos Rodríguez, Nelson Adrián Herrera Riveros, Mario Ernesto Mujica Barros, Rogelio Tapia de la Puente, Raúl Jaime Barrientos Matamala, Juan José Boncompte Andreu.

En esta oportunidad se sumaron a los procesamientos, Luis René Torres Méndez, y Patricio Alfredo Berton Campos.

Por el delito de asociación ilícita, el ministro Aldana sometió a proceso a: Álvaro Corbalán Castilla, Marco Derpich Miranda, Jorge Mandiola Arredondo y Patricio Castro Muñoz.Castro además había sido procesado anteriormente por sólo dos homicidios, ahora está por tres delos crímenes.

Asimismo, el juez Aldana procesó a Roberto Antonio Farías Santelices, Luis Hernán Gálvez Navarro, Manuel Morales Acevedo, José Abel Aravena Ruiz, Luis Enrique Andaur Leiva, Sergio Mateluna Pino, José Zapata Zapata, Bruno Soto Aravena, Luis Alberto Moraga Tresckow, Óscar Boehmwald Soto, Ema Verónica Ceballos Núñez, Gerardo Meza Acuña,

La acción criminal había sido bautizada como “Operación Alfa Carbón” por los mandos superiores del órgano represivo. La Operación fue la culminación de un largo trabajo de vigilancia, seguimientos y otras acciones de control sobre la militancia mirista en el sur, llevadas a cabo por parte de los agentes CNI, y que se prolongó por más de seis meses. Toda la preparación y ejecución del operativo estuvo bajo el mando directo de Marco Spiro Derpich Miranda y de Álvaro Julio Corbalán.

Fueron movilizados hacia el sur unos 60 agentes de la mencionada División Antisubversiva, principalmente los integrantes de la Brigada Azul, unidad especializada en la represión al MIR, los que arribaron a la zona sur con meses de anticipación para hacerse parte de las acciones previas. Pero también fueron movilizados agentes de las Brigadas Amarillo, Café y Verde, además de la temida Brigada Especial.

En la ejecución de los operativos de exterminio participaron la totalidad de agentes desplazados desde Santiago junto a los integrantes de las Brigadas Regionales de CNI que operaban en Concepción, Chillán, Temuco, Valdivia y Puerto Montt.

La CNI movilizó a varias decenas de agentes. Toda la acción represiva fue ordenada y monitoreada por la Dirección Nacional de la CNI que en esa época comandaba el general Humberto Gordon Rubio, secundado por el coronel Hugo Salas Wenzel. Tanto la labor de inteligencia previa, como la preparación y ejecución del operativo, así como los propósitos que buscaban, fue organizada y controlada por los mandos superiores, quienes dispusieron la movilización de hombres, los medios y recursos necesarios para el logro de su objetivo en el sur.

Noticias Relacionadas
Ministro de Justicia resaltó compromiso gubernamental con los DD.HH., al entregar premio a abogada María Soledad Cisternas
Acto cultural para recordar a los detenidos desaparecidos de Venda Sexy
Familiares de las 119 víctimas de la Operación Colombo recordaron montaje comunicacional de la dictadura marchando en torno a La Moneda
Diputados piden cierre de Punta Peuco y degradar a militares condenados
“Pasan los años y la justicia se hace eterna”, señaló Higinio Espergue, director de Villa Grimaldi en presentación judicial por desaparecido de Colonia Dignidad

 

Si no hay justicia.. Volvió la FUNA, acción ciudadana.

lunes, 28 de julio de 2014

Generaciones en la memoria.

Apareció la Funa, a cuidarse torturadores y asesinos.

El día de ayer a eso de las 11 de la mañana se reunió nuevamente después de tantos años de ausencia la “Comisión Funa” personas que se encargan de funar y dar a conocer a la población que está conviviendo con un asesino o un torturador. Esta vez le tocó a Ricardo Lawrence Mires quien para el golpe de Estado en Chile se desempeñaba como Teniente de Carabineros y quien se unió a la plana mayor de la DINA, y quien pasó a formar parte y ser jefe del Grupo Operativo Águila que operó en Londres 38, Villa Grimaldi, José Domingo Cañas y en el cuartel de exterminio Simón Bolivar.

 

Un grupo de Funeros se dispuso en la calle Catedral #2916 para darle información a la ciudadanía que en el departamento A-31 del mismo número se escondía un torturador y asesino de los hechos acontecidos desde 1973 en adelante, hasta el período aproximado del año 1985. 

Fue cuando el grupo de funeros dio vuelta en el sector con un lienzo destacando el nombre del torturador y dando volantes a los vecinos para que conocieran al torturador.
La acción terminaría en una feria cercana al lugar, repartiendo volantes a quienes por ahí pasaban.
Las personas que llevaban el lienzo se devolvieron para disponer el lienzo al servicio de la comunidad y colocarlo frente al edificio, cuando un transeúnte da aviso que el torturador se encontraba comprando en el almacén del frente del edificio, funeros y funeras se dispusieron ha darle cánticos alusientes a la funa, para lo cual, muchos vecinos se agolparon en el lugar para hacerle frente a denunciar al torturador. 
El dueño del local donde se escondía el torturador y ex DINA Ricardo Lawrence, procedió a llamar por teléfono para denunciar a los manifestantes (Ver video )
Carabineros llegó al lugar para trasladar al torturador a un lugar que no tenemos hasta el momento claro Ver video.
Reseña de tortura: 
Testimonios de sus subalternos hablan de la crueldad con que Lawrence trataba a lxs prisionerxs. Luz Arce, prisionera y luego agente de la DINA, señala que es él quien produce su quiebre y la obliga a colaborar. Procesado en el caso de calle Conferencia por el secuestro, tortura, muerte y desaparición de Mario Zamorano, Jorge Muñoz, Uldarico Donaire, Jaime Donato, Elisa Escobar, Fernando Lara, Lenin Díaz, Marcelo Concha, Victor Díaz López, Eliana Espinoza y César Cerda. También se encuentra vinculado a la desaparición de Bernardo Araya y María Flores, y al asesinato del diplómatico español Carmelo Soría. 
Formó parte de la empresa de fachada Pedro Diet Lobos de la DINA, en 1988 era comisario de la Tercera Comisaría de Santiago y en 1989 fue trasladado a Los Andes. Se acogió a retiro de Carabineros en 1990 con el grado de Teniente Coronel. Fue funado el 28 de abril de 2001, cuando trabajaba bajo la chapa de “Ricardo Flores” en la empresa distribuidora de camarones Karamaron Bay, ubicada en Tabancura 1382.

 

A principios de Julio de este año, fue condenado a 20 años de presidio por la desapariciónde 18 personas, mayoritariamente militantes del MIR, y está pendiente la condena por el secuestro, tortura, muerte y desaparición de Alfonso Chanfreau Oyarce Lumi Videla Moya, Sergio Pérez y María Cristina López Stewart.

Aún no ha sido detenido.

CARTA A ALGUNOS HIJOS DEL MIR QUE FALTARON A LA CITA FAMILIAR…

cARTA A UNA HIJA DE MIS COMPAÑEROS

Memoria Contingente.

Querida L., te escribo pensando en que tu debieras, por “default” haber estado con nosotros, en la Casa de la Cultura de San Miguel, en ese subterráneo de abovedadas paredes de ladrillo que nos facicilito el alcalde Julio Tito Palestro, ex mirista…para el Carrete Rojinegro que inventamos como modo de reunirnos, re-conocernos, medirnos y asombrarnos de nuestras canas, panzas, y sobre todo, abismarnos de ver a nuestros hijos, ya padres ellos , actuar como espejos que nos devuelven aciertos y errores cometidos, tanto en lo político como en las acciones y omisiones con que un día actuamos frente a nuestros grupos familiares.

 

Porqué no estaban algunos y algunas Hijas e Hijos de miristas con nosotros, bailando, riendo, emocionados,posando en fotos a todo color,compartiendo bebida y comida, y siendo presentados orgullosos a nuestros viejos compañeros?

 

Los Hijos del Exilio, como tú y como tantos eesparcidos en esta díáspora nuestra…

Ver la entrada original 411 palabras más

119 de Nosotros. LA COMPLICIDAD DE LOS MEDIOS EN EL EXTERMINIO DE 119 CHILENOS

Prensa Opal Chile
22 de julio ·

LA COMPLICIDAD DE LOS MEDIOS EN EL EXTERMINIO DE 119 CHILENOS

Dentro del drama de los detenidos desaparecidos, hay situaciones que por sus especiales características han producido un fuerte impacto en la opinión pública. Así ha ocurrido con las diversas maniobras, que la Dictadura puso en acción para tratar de ocultar los secuestros, minimizar su importancia o desacreditar a los denunciantes.
La dictadura, no se detuvo ante nada: mintió en complicidad con los dueños de la “Prensa”, ligada a la oligarquía criolla e implicó a otros gobiernos.

El 12 de junio de 1975, el vespertino “La Segunda” publicó con grandes titulares, en primera página, que: “Dos mil marxistas reciben instrucción en Argentina” y que “se organizan guerrillas en contra de Chile” En la misma edición, agregó en la pág. 28: “Fuerzas de Seguridad del Ejército argentino detectaron que dirigentes del MIR, a los cuales se da por desaparecidos en Chile y que las organizaciones internacionales al servicio del marxismo dan por asesinados, se entrenan en Argentina e incluso comandan compañías guerrilleras”, y señaló que más de dos mil chilenos se preparan para reingresar al país para hacer la guerrilla “contra las Fuerzas Armadas chilenas”, afirmando que algunos de ellos ya habían sido detenidos en la provincia de Talca, al Sur de Santiago. Este fue el comienzo de la campaña que configuró el “caso de los 119”.

¿Quiénes son los llamados 119? Se trato de una campaña de la Dictadura que uso todos los medios a su alcance para deshacerse de la incómoda situación de los presos “desapareci-dos”, campaña necesaria ya que para esos días se estimaba probable una visita a Chile, de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, cuyo ingreso al país fue, finalmente, denegado por la Dictadura. Los 119 son los secuestrados por la DINA cuyos nombres la dictadura incluyó en la nómina de chilenos que se encontrarían en el exterior, sosteniendo que muchos de los cuales habrían caído a manos de sus propios compañeros de organización o en enfrentamientos con fuerzas de seguridad extranjeras. El revuelo internacional creado en torno al caso hizo que el problema pasara a ser conocido mundialmente. Veamos cómo la Dictadura continuó esa campaña.

Los días 14 y 16 de junio, el diario “El Mercurio” anunció que 50 guerrilleros habían sido detenidos en Talca y que otros dos grupos habrían cruzado la frontera desde Argentina en un plan combinado del MIR chileno y el ERP argentino. El diario dice que “informaciones provenientes de Buenos Aires” dan cuenta de un enfrentamiento con Carabineros (policía chilena) en el que se habrían producido algunas bajas. El 16 de junio, el diario “Las Últimas Noticias” reitera la campaña, atribuyendo las informaciones a “fuentes extraoficiales chilenas” o “fuentes chilenas generalmente bien informadas”.

Días más tarde, es el diario “La Tercera” el que denuncia la existencia de un “siniestro plan rojo” y repite las expresiones acerca de extremistas que ingresaban a Chile por los pasos cordilleranos para llevar a cabo sabotajes y atentados contra personeros influyentes tanto civiles como uniformados. En igual sentido son las publicaciones de “La Segunda” del 25 de junio. La campaña de prensa no era en absoluto ajena a la Dictadura . No sólo era la dictadura la que había ordenado su montaje, sino que además, uno de sus principales voceros, el General Hernán Béjares, Secretario General de Gobierno, había declarado el 13 de junio que “numerosos extremistas, a los que agencias noticiosas del exterior interesadas o comprometidas con el marxismo dieron como eliminados o asesinados por los medios de seguridad del país, se encuentran realmente muy vivos y preparándose para actuar coercitivamente contra nuestro gobierno”.

El 29 de junio, el diario “La Patria” editorializa sobre el caso, afirmando que los “extremistas” tenían en su poder un “bien estudiado plan de acción terrorista”. Agrega que se realizarían manifestaciones en lugares céntricos, a la salida de las Iglesias, etc. y que este rebrote de acciones para alterar el orden público tenía como objeto desatar la guerrilla urbana y rural en el país.

El 6 de julio, “La Tercera” publica una crónica de su corresponsal en Mendoza, Julián Gabriel, el que asegura haber descubierto militantes del MIR haciéndose pasar por agentes de la DINA y deteniendo a sus propios compañeros, que luego formarían parte de un llamado “Ejército de los Andes” El periodista añade que se trata de un plan del MIR para engañar a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El 11 de julio, en una pequeña localidad cercana a Buenos Aires, fueron hallados dos cadáveres, que portaban entre sus ropas documentos chilenos. Según las versiones de la dictadura, profusamente publicitadas en la prensa de Santiago, se trataría de los jóvenes Jaime Robotham y Luis Guendelman, de quienes se sabía habían sido detenidos por la DINA y por los que existían recursos de amparo pendientes y gestiones de Amnesty International. El diario “La Segunda” del 15 de julio, en su pág. 36, dice que “los dos miristas chilenos que fueron ejecutados por su propia organización en Argentina, fueron identificados en Chile”. El periódico concluye que “de esta forma se comprueba que gran parte de las denuncias sobre asesinatos y desaparicio-nes de izquierdistas en Chile, son inventadas y que estos individuos gozan de buena salud en el extranjero”.

El 18 de julio, la revista “Lea” de Argentina, publicó con caracteres de escándalo, una nota fechada en México que aseguraba que “alrededor de 60 extremistas chilenos habrían sido asesinados en los últimos meses en Argentina, Colombia, Venezuela, Panamá, México y Francia por sus propios compañeros de lucha”, calificando la acción como “un vasto e implacable programa de venganza y depuración política” Pocos días después, otra publicación O’Día de Curitiba, en Brasil afirmaba que 59 “extremistas chilenos” fueron identifica-dos entre los guerrilleros que murieron en enfrentamientos con efectivos policiales en la provincia de Salta, Argentina. La prensa chilena, totalmente controlada por la dictadura, desplegó una inusitada campaña publicitaria sobre la base de las informaciones de las publicaciones extranjeras aludidas, incluyendo una nómina de los supuestos extremistas caldos en el extranjero. Por cierto, eran los nombres de una parte de los secuestrados durante 1974 por la DINA.

“El Mercurio”, pretendiendo decir la última palabra, editorializó el 25 de julio refiriéndose expresamente a lo que llama “los 119” dice. “los políticos y periodistas extranjeros que tantas veces se preguntaron por la suerte de estos miembros del MIR y culparon al gobierno de la desaparición de muchos de ellos, tienen ahora la explicación que rehusaron aceptar”. Hasta aquí la farsa de la Dictadura. Veamos ahora cómo, a los pocos días, todo el siniestro plan se venía abajo y la propia prensa chilena se veía obligada a abjurar de sus categóricas afirmaciones.

Empecemos por decir que tanto “Lea” de Argentina, como “O’Día” de Brasil fueron publicaciones “ad hoc”, hechas sólo para el montaje de la farsa de la dictadura. No tenían existencia real. El supuesto semanario argentino editó sólo el N9 1, aquel en que daba la falsa noticia. Indicó como su director a José López Rega, jefe de la banda terrorista conocida como la “Triple A”, ex Ministro del gobierno bonaerense. Daba como dirección la de Brandsen No. 4845, pero ese domicilio.., no existe. La calle Brandsen termina antes del No. 3000. Por su parte, la Asociación de Prensa Brasileña declaró no conocer publicación alguna en Curitiba, ni en todo el Estado de Paraná, con el nombre de “O’Día”. Ni siquiera registra domicilio. Estos hechos ahorran analizar las contradicciones entre ambas publicaciones y otras consideraciones, como lo inverosímil que resulta que una revista desconocida y un modesto diario de provincia conocieran al detalle la nómina de supuestos guerrilleros, que no era del dominio de ninguna agencia de prensa ni en Argentina ni en Brasil, ni los gobiernos de esos países habían declarado nada al respecto.

En cuanto a los supuestos cadáveres del Guendelman y Robotham, la madre del primero y un hermano del segundo, se trasladaron a Buenos Aires y entregaron, tras detenido examen, precisas y concretas evidencias que prueban que esos cadáveres, mutilados y quemados, no corresponden a sus familiares. En el caso de Guendelman, su madre señaló a las autoridades argentinas que su hijo había sido operado cuando niño y le hablan sacado el hueso de la cadera izquierda y del sacro. El cadáver identificado como el de su hijo, tenía esos huesos; agregó la madre: “el cadáver no tenía todos sus dientes, algunos estaban torcidos. Mi hijo tenía una dentadura completa y sana. A su vez, el hermano de Robotham afirmó: “el cadáver que supuestamente era el de mi hermano medía, según los expertos legales 1 metro 67 en tanto mi hermano Jaime medía 1 metro 73”, precisando además ostensibles diferencias entre la dentición de su hermano y la del cadáver y que la fotografía del carnet de identidad chilena que se encontró entre las ropas del occiso, no era la de su hermano, ni la firma ni el número de la cédula eran auténticos.

Pero las cosas fueron más allá: a fines de julio, el cuerpo diplomático acreditado en Chile, encabezado por su Decano, el Nuncio Apostólico, reclamó formalmente ante la Cancillería de la Junta para dejar en claro que en los países aludidos en las publicaciones de prensa, jamás ocurrió ninguno de los hechos difundidos y que ningún chileno murió en dichos países. En Colombia, medios oficiales desautorizaron la campaña de prensa de la Junta; el Jefe de la Dirección Administrativa de Seguridad (DAS), general Joaquín Matallana, declaró: “En Colombia no ha sido asesinado ningún chileno”. Declaraciones similares formularon en su caso personeros de Venezuela y México. En Argentina, el diario “La Opinión” afirmó el 10 de agosto que “una gran conspiración, con vínculos en territorio argentino, imaginó métodos siniestros que superan todo lo conocido de la Alemania de Hitler, acudiendo a publicaciones fantasmas en el extranjero y a cónsules que se prestan a difundir cédulas de identidad falsificadas”.

El 18 de agosto, el semanario norteamericano “Times” señalaba: “El terrorismo derechista de ambos lados de Los Andes se confabuló en la desaparición de 119 ciudadanos chilenos”. La revista afirma que la relación de trabajo entre la Triple A de Argentina y la DINA chilena sirve sus intereses mutuos. “La DINA tiene una larga lista de nombres para los cuales necesita cadáveres y la AAA tiene cadáveres para los que necesita nombres Pinochet había quedado al descubierto. Había ahora que echar pie atrás. En el desenmascaramiento de la farsa jugaron un destacado papel, en primer término, los familiares de los detenidos y también la Iglesia Católica. La revista jesuita “Mensaje”, el 28 de julio, bajo el titulo de “¿Dónde están?”, publicó un documentado trabajo acerca de los 119 que, junto con demostrar la falsedad de las afirmaciones de la Junta, constituyó una valiente acusación.

“El Mercurio”, con su habitual descaro, pasando por sobre lo que había escrito la semana anterior, en una editorial del 3 de agosto, se pregunta alarmado por la suerte de los 119 chilenos y pide de la Junta una aclaración.”Han transcurrido los días y ni las autoridades chilenas ni las argentinas se refieren al caso” -dice el diario- y agrega: “el tema no es por cierto de los que puedan pasar inadvertidos, tratándose de la suerte de más de un centenar de chilenos, cuyos familiares sufren su desaparecimiento”. Termina señalando el deber de la Junta de informar sobre el particular para no dar “nuevos alientos a los enemigos de Chile”. La revista “Ercilla” y hasta la fascista publicación “Qué Pasa”, en la primera quincena de agosto, expresan también su preocupación por el esclarecimiento de los hechos, dando por descontado que no son ciertas las publicaciones de “Lea” y O’Dia.

Por esa misma fecha, la Embajada de Chile en Argentina hace llegar a “La Opinión” de Buenos Aires una inserción pagada desmintiendo lo que llama “antojadizas publicaciones sobre la supuesta desaparición de 119 ciudadanos chilenos” y calificando de irresponsables las insinuaciones de que el gobierno chileno estaría involucrado en la falsificación de documentos y en la atribución fraudulenta de identidad a los cadáveres aparecidos en Argentina.

Paralelamente, el Cónsul general de Chile en Buenos Aires, Álvaro Droguett, reconoció a la agencia Latina que el cotejo de sus registros consulares con la nómina de la revista “Lea” permitía concluir que ninguno de los que allí figuran como muertos, estuvo jamás inscrito en la representación a su cargo como ingresado a territorio argentino. En los últimos días de agosto, Droguett fue relevado de su cargo.

La indignante farsa no sólo mereció el repudio internacio-nal. En Chile hubo también protestas y condenas. La más significativa fue la huelga de hambre que el 8 de agosto de 1975 y por varios días, mantuvieron 80 prisioneros del campo de concentración de Puchuncaví, que hablan sido detenidos o habían permanecido en distintos centros de torturas con muchos de los chilenos incluidos en la fatídica nómina.

En estas circunstancias, Pinochet se vio obligado a renunciar a la maniobra y en su discurso público del 20 de agosto, expresó cínicamente que, a fin de terminar con tantas especula-ciones, había ordenado “investigar exhaustivamente la situación por la vía administrativa”. Por supuesto, jamás hubo investigación alguna. Los 119 continúan desaparecidos. Pero ante la opinión pública nacional e internacional quedó absolutamente claro que estaban en poder de la DINA.

Extracto del Libro : Detenidos Desaparecidos editado por Chile Democratico – La Habana – 1977

 
Relacionado
 

119 de Nosotros. La lucha continúa

“Nosotros(as) somos,por ejemplo,los chilenos y chilenas.O quienes fuimos parte de la generación de los años setenta. O los que resistimos a la dictadura. Nosotros, en fin,somos los latinoamericanos que tuvios entonces sobre nuestras cabezas el vuelo amenazante de la Operación Cóndor. Nosotros,somos tambien,simplemente,los sers humanos”

Sepulveda R. Lucía, (2005) .119 de Nosotros. LOM,pp 7.

 

href=”

” title=”119 de Nosotros”>[youtube

119 de Nosotros. foto Kallejero´119-bernardo-jmarcha-con-su-padre´119-bernardo-jmarcha-con-su-padrehttp://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/lista_de_los_119.htm

Santiago de Chile 1985, 03:00. Miguel Angel Pezoa

Santiago de Chile 1985, 03:00. Miguel Angel Pezoa

Santiago de Chile 1985, 03:00 AM

Volantes de la Memoria
La lluvia ha cesado de caer sobre Santiago y las calles oscuras y mojadas reflejan las luces de las luminarias públicas, el frío se hace dueño de la noche y un grupo de muchachos están parados en la esquina bajo el alero de un techo que apenas cubre sus cuerpos destruidos, unas cajas de vino y algunos pitillos alimentan sus cuerpos y almas… Un auto con sus luces apagadas se desplaza lentamente con cuatro civiles en su interior, dos de ellos fuman, otro se empina una petaca de pisco para matar el frío según él. Tienen como misión encontrar la casa donde se oculta un joven militante de una organización político militar y que es acusado de participar en el atentado contra una torre de alta tensión en la comuna de Pudahuel, la que provocó el corte de luz durante la noche anterior.
En una casa pequeña, una joven pareja se da a la tarea de crear vida en medio de tanta muerte, en otra vivienda un pareja de ancianos espera en silencio tener más vida ante el inminente final de sus historias, un poco más allá hay una casa iluminada por la luz que resplandece del poste del alumbrado público, con un televisor que transmite las noticias del atentado y posterior corte de energía eléctrica, al interior de ella hay dos muchachos que aguardan en silencio y con sendas pistolas cargadas la irrupción de los “chanchos”.

Los jóvenes que estaban en la esquina tomando y fumando bajo la sombra de los arboles y cubiertos por el pequeño techo, miraban como el vehículo avanzaba por la calle lentamente, el ladrido de los perros se hizo ensordecedor, de una ventana se asoma el rostro de a señora María, una anciana que vivía sola y sabía todo lo que pasaba en su cuadra, un poco más allá se enciende un farol en el ante jardín de una casa, el vehículo que circulaba a oscuras enciende sus luces y acelera lentamente para doblar en la próxima esquina y perderse, seguramente durante la madrugada aparecerá de nuevo.

El frío ha tomado por asalto la comuna de La Florida y todo el resto de la Región Metropolitana, el silencio cómplice de las calles se hace presente cuando nuevamente aparece el vehículo sin luces en el mismo pasaje de la población buscando al muchacho, la joven pareja duerme tranquila después de dedicarse a la noble tarea de amar, los dos ancianos siguen esperando la llegada de la “pelá”, quizás demore un día más, el farol del ante jardín está apagado, la anciana señora María se vuelve asomar por la ventana, los jóvenes de la esquina han desaparecido, un par de cajas son el mudo reflejo de su paso por aquella oscura y fría estación en su andar, los dos muchachos duermen con sus respectivas pistolas bajo la cabecera, un ojo medio abierto y el oído aguzado para despertar ante cualquier ruido extraño, los perros se han dormido o se encuentran en sus refugios tratando de mantener el calor.

El grupo de agentes que viaja al interior del auto preparan sus armas, un par de pistolas al cinto, todos con una metralleta UZI unos brazaletes naranjos en sus brazos. Detienen el vehículo y bajan rápidamente y en silencio, uno de ellos se aposta detrás de un árbol, mientras otro lo hace detrás de un poste de luz, los otros dos saltan la pequeña reja del ante jardín para derribar la puerta de la casa.

Los dos muchachos ya han despertado y esperan en la oscuridad el ingreso de los “chanchos” para repelerlos a balazos, de pronto la puerta de la casa se abre tras un par de golpes de patadas y comienza el intercambio de disparos, el fuego de las UZI ilumina el interior de la casa, las dos pistolas de los muchachos responden como pueden, el enfrentamiento es desigual hasta que los jóvenes que estaban en la esquina del pasaje hace unas horas se hacen presente con un par de fusiles AK y unos revolver, los agentes se saben perdidos y tratan de huir, en el intento un “chancho” cae herido y es arrastrado hasta el vehículo que sale raudo en medio de un fuego cruzado.

Las luces de las casas se han encendido tímidamente una vez que ha silenciado el infierno, los jóvenes llegan corriendo fusil en mano y las caras cubiertas con pañoletas y pasamontañas, al interior de la casa uno de los muchachos está herido con un par de impacto de bala, la casa está destrozada. Los jóvenes toman a los muchachos, el herido de unos 17 años y su compañero de unos 20 años, los sacan a la calles mientras se acerca raudo un vehículo al cual son subidos y desaparecen dejando todo detrás, en la huida un silencio les cubre la espalda y las miradas de los vecinos que se asoman por las ventanas.

Los muchachos que aparecieron para salvar la vida de estos dos jóvenes, si bien eran del sector, vivían a unas cuadras de ese pasaje y se encontraban en la esquina todas las noches desde hacía unas semanas, cuando su contacto les informó que esa era una casa de seguridad y que llegarían unos compañeros, para que la protegieran en caso de ser necesario.

La mañana llegó plagada de noticias del enfrentamiento la noche anterior en la comuna de La Florida, donde un agente de la CNI había muerto producto de los impacto de bala recibidos durante el escape, los vecinos hablaban en los noticiarios del grupo de subversivos que habían “asesinado” al “ceneta”, mientras tanto en una comuna del sector oriente de Santiago, en una clínica clandestina, la luz de los ojos del joven de 17 años se apagaba.

Hijo de Ejecutado Político despide a su padre…”nos quedamos sin voz y con el alma en mil pedazos.”

Alocución de despedida de Iván González a los ejecutados de Tierra del Fuego en 1973. Cementerio de Porvenir , 1 de Noviembre de 2003. Homenaje organizado la Agrupación de DDHH S. Allende.

Señoras y señores, seré muy breve en mis palabras ya que espero puedan interpretar aún mas la emoción que me cubre al estar hoy acá junto a los que compartieron los últimos momentos junto a mi padre, pero no por ello voy a dejar de nombrarlos y mantenerlos siempre en mi recuerdo: Germán Cárcamo Carrasco y Carlos Baigorri Hernández. A ellos mi respeto y mi afecto.
Serán ellos por toda la eternidad, los testigos silentes del destino que quiso que sus vidas convergieran y formaran un vinculo común e indestructible. Junto a los dos descansa Jorge Parra Alarcón cuya historia se junta por una misma causa.

Ese mismo destino nos reúne hoy a nosotros para brindarles el merecido adiós que en su momento fue negado, pero que el tiempo y la providencia se encarga de ordenar y establecer los momentos adecuados y oportunos para enmendar las faltas del pasado.
Mi padre, Ramón González Ortega, no comparte con ellos el lugar en donde les fue asignado para su descanso eterno, ya que sus restos mortales reposan hoy en la ciudad de Chillán, en su tierra natal, lugar en que siempre quiso estar para su sueño perenne. Su hijo menor se presenta ante ustedes y eleva la voz en su nombre.
Todos sabemos bien por que estamos junto a ellos, recordándolos, quienes fueron, que fue de sus vidas. No es necesario agregar mas acápites a una etapa en que fueron victimas de circunstancias incomprensibles y que aun hoy buscamos respuesta. Nadie, absolutamente nadie tiene a la mano el poder suficiente para cegar la vida de los hombres, creyendo que existen motivos superiores que los motivan, y así justificar lo injustificable.
Nada podrá resarcir el daño que hemos sufrido, nadie podrá darnos una respuesta coherente y satisfactoria a nuestras preguntas, la mente humana no puede encontrar explicación y menos aun justificación a la muerte sufrida en estas condiciones. Aceptarlo es enfrentarse al horror y la deshumanización.

Text Box:

Foto Agrupación S Allende

A los familiares les fue negada la posibilidad de saber el por qué de sus muertes, la imposibilidad de ver sus cuerpos, enterrar dignamente sus restos y expresar libremente el dolor que les aquejaba, imposibilidad de vivir el rito del duelo sin miedo y asumir la pena de la muerte; en definitiva, al igual que ellos nos quedamos sin voz y con el alma en mil pedazos. Yo me pregunto, ¿cómo se repara el alma, cómo se hace?.
Si ustedes me permiten quisiera finalizar mis palabras dirigiendo una palabras a mi padre.
Papá, palabra simple y sencilla que jamás tuve ni voy a tener oportunidad de dirigirte mientras yo tenga vida. Aquí, con la frente en alto te digo, que mama te ama y te recuerda y que cuando Dios disponga la esperes con los brazos abiertos ya que ella no te ha olvidado. Ricardo, tu hijo mayor necesita la fortaleza que puedas brindarle para soportar tu ausencia, Carmen, tu hija mayor, necesita de los sabios consejos que siempre supiste darle, Carolina, tu hija menor, te ama y extraña los juegos que inventabas para ella y yo, tu hijo menor, te digo gracias por ser quien fuiste, que me siento orgulloso de ser tu hijo y que cuides y protejas la familia ya que sin ellos, entonces, ya no me quedaría nada.
Amigos de Porvenir, la verdad es una sola, no existen dos verdades para un mismo hecho y la verdad de lo que aquí yace es irrefutable. Los insto a reflexionar sobre lo sucedido, que aconteció aquí en Magallanes, frente a nosotros y no olvidarlos, de ser testigos de la verdad y propagarla, ya que en caso contrario, ésta se encontraría tergiversada e incompleta.
Espero que en cuanto he dicho, también refleje el sentimiento de los familiares de Carlos Baigorri, Germán Cárcamo y Jorge Parra. Si he faltado en algo espero sepan entenderme y perdonarme.

Text Box:   Foto Agrupación S Allende

Iván González Toro.
Porvenir, 1 de noviembre de 2003.

Relacionado 

A 35 años del Golpe,  a 18 años  de Gobiernos de la Concertación, el pacto Juntos Podemos Más considera que los derechos humanos  se violan todos los días, “con una educación discriminatoria y deficiente para la mayoría de los niños,  con una insuficiente atención de salud, con una legislación laboral  que avala la explotación  extrema  y la inseguridad, con un sistema de previsión social  que no asegura jubilación digna, con muchos magallánicos que padecen algún tipo de discapacidad y se tienen que desenvolver en una ciudad que no los incluye, y  con  más de un tercio de la población que no tiene representación parlamentaria”, lamentó Avendaño.

En el caso de Magallanes los ejecutados políticos son:

1.- Carlos Baigorri, profesor, militante comunista

2.- Ramón González Ortega, Inspector del SII, independiente

3.- Jorge Parra, trabajador de Enap, militante comunista

4.- Simón Cárcamo, trabajador frigorífico Socomar, militante PS

5.- Susana Ovando, perteneciente a la Federación Juvenil Socialista

Avendaño explicó que la movilización y la organización es la que ha sido capaz de mantener, al menos en una parte de la población el tema de los DDHH.

 

El 30 de octubre – Ivan Gonzalez Toro

COYUNTURAPOLITICA

El 30 de octubre, día Nacional del Ejecutado Político no es una fecha ajena a la historia de Magallanes. En defensa de la memoria, por principio, es una fecha para recordar a todos los ejecutados en nuestra región, y en lo personal a mi padre Ramón González Ortega, asesinado un día como hoy, hace 40 años, en la ciudad de Porvenir. Los motivos y los responsables de su muerte es ya tema de conocimiento público, producto del proceso judicial que se presentó y que condenó a los asesinos, pertenecientes todos al ejército de Chile, quienes cumplen condenas efectivas desde el 2010 en la cárcel de Punta Peuco en Santiago.

Pero esto no es el fin del camino. Falta lograr la liberación de la memoria para que queden al descubierto aquellos que insisten en condenar a la sociedad a una amnesia perpetua, motor básico para la defensa y fomento de  la…

Ver la entrada original 420 palabras más

Caso Porvenir. Fallo Corte Suprema homicidios de Ramón González Ortega, Germán Cárcamo Carrasco y Carlos Baigorri Hernández

16 DE MARZO DE 2010
Sala Penal de la Corte Suprema dicta sentencia definitiva en ‘Episodio Porvenir’

por UPI

La Corte Suprema dictó este martes sentencia definitiva en la investigación por los homicidios de Ramón González Ortega, Germán Cárcamo Carrasco y Carlos Baigorri Hernández, ocurridos la noche del 29 de octubre de 1973 en la localidad de Porvenir, Región de Magallanes.

En fallo dividido los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal Nibaldo Segura, Jaime Rodríguez, Hugo Dolmestch, Carlos Künsmüller y el abogado integrante Domingo Hernández, determinaron siete años de presidio sin beneficios para Miguel Pablo Muñoz Uribe, Juan Antonio Ortiz Toledo, y José Aguirre Aguirre.

La resolución determinó que el Fisco debe cancelar $ 50.000.000 de pesos como indemnización por daño moral a Fran Baigorri Kuvacic y Maria Gregoria Hernández, familiares de las víctimas.

La condena en el aspecto penal se estableció con el voto en contra del ministro Segura, quien era partidario de la absolución de todos los procesados acogiendo la figura de la prescripción.

En tanto, en el aspecto civil, la condena se resolvió con la opinión contraria de los ministro Segura y Rodríguez, quienes eran partidarios de acoger la excepción planteada por el Fisco de incompetencia absoluta del tribunal.

“Ramón González, Germán Cárcamo y Carlos Baigorri, mientras se encontraban prisioneros dentro de un container ubicado al interior del regimiento de infantería Nº11 “Caupolicán” de Porvenir, fueron sacados de su encierro por cuatro soldados de la misma unidad y los subieron a una camioneta para trasladarlos varios kilómetros fuera del regimiento”, consigna parta de la indagatoria que sustanció el ministro Joaquín Billard.

Los antecedentes del proceso establecen que “una vez que se detuvo el vehículo, los soldados hicieron bajar a los prisioneros y acto seguido, les dispararon con los fusiles SIG, dándoles muerte en forma inmediata. Constatadas sus muertes, por un medico de la misma unidad militar, los uniformados procedieron a sepultar los cuerpos en el mismo lugar de su ejecución”.

Al día siguiente, de acuerdo a lo que consigna en el expediente, “el comandante de la unidad dio como versión oficial la baja de los prisioneros por habérseles aplicado la ley de fuga, informándose al resto del regimiento y a los medios de información, que estos huyeron de la unidad, que fueron sorprendidos a unos 20 kilómetros de distancia, y al no hacer caso de la voz de alto, se les disparó dándoles muerte, hecho que importa la comisión del delito de homicidio calificado cometido en las personas de Ramón González Ortega, Germán Cárcamo Carrasco y Carlos Baigorri Hernández, ilícito previsto y sancionado en el articulo 391 Nº1 del Código Penal”.

Ver Fallo completo en
http://www.elmostrador.cl/ahora/2010/03/16/sala-penal-de-la-corte-suprema-dicta-sentencia-definitiva-en-episodio-porvenir/

Relacionados

En Octubre de 1973 fueron ejecutados en Tierra del Fuego los prisioneros políticos Carlos Raúl Baigorri Hernández, Germán Simón Cárcamo Carrasco, Ramón Domingo González Ortega y Jorge Manuel Parra Alarcón. La  Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de 1991 documenta estos cuatro casos como muertes cometidas por agentes o personas al servicio del Estado de Chile.  Nadie ha sido juzgado por estos crímenes en Magallanes y los responsables directos e indirectos de estos asesinatos continúan inmunes.

En estas páginas publicamos información, crónicas y relatos relacionados a estos compañeros asesinados  por la dictadura militar en Magallanes.

 

  Regimiento Caupolicán de Porvenir, Tierra del Fuego, Magallanes.

  Elie Valencia, Abril 2005.

 

           Iván  González Toro. Enero 2005.

 

Iván González Toro. Diciembre de 2004

 

Iván González Toro. Diciembre de 2004.

 

Las muertes de C. Baigorri, G. Cárcamo, R. González  y J. Parra.

Elie Valencia, Noviembre 2004.

 

en la Prensa Austral en Octubre de 1973.

Elie Valencia, Noviembre 2004.

 

Iván González Toro. Noviembre 2003.

 

Hijo de ejecutado político busca la verdad sobre muerte de su padre

Reproducido de La Prensa Austral, 30 octubre del 2003.

 

y Germán Cárcamo en el Regimiento Caupolicán de Porvenir

Reproducido de La Prensa Austral, 9 septiembre del 2003.

Iván González Toro,  Septiembre 2003.

 

 

 

 

Información Dawson 2000 Actualidades Editoriales  
Centros de Torturas y Detenciones Xilografías y Dibujos Videos Dawson
Nuestra Propuesta de DDHH Nuestras Historias Política y Sociedad
Fotos y Listas  Presos Políticos Paginas Amigas Crónicas y Relatos
Agrupación  DDHH O Letelier Portada Contáctennos