LUIS REYES, LUCHADOR SOCIAL ASESINADO EN EXTRAÑAS CIRCUNSTANCIAS

LUIS REYES, LUCHADOR SOCIAL ASESINADO EN EXTRAÑAS CIRCUNSTANCIAS

Prensa OPAL

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.550206908401926.1073741953.366526483436637&type=1

 
Ha partido un gran seguidor y amigo…CHILE: ES ASESINADO EN EXTRAÑAS CIRCUNSTANCIAS LUIS REYES, UN HOMBRE LUCHADOR Y CONSECUENTE CON LAS CAUSAS SOCIALES.

Luis Reyes de 40 años fue encontrado muerto y calcinado con signos de golpes en su cabeza en el Cerro San Cristóbal. Las circunstancias están siendo investigadas por parte de las policías, sin embargo, los hechos muestran un carácter alevoso incomprensible para un hombre que dedicó su vida a luchar por las causas más justas.

Sus amigos hoy intentan conseguir los recursos para su sepultura, los datos son los siguientes:
Se necesita reunir la suma de $302.000 para gastos de funeraria y traslado. Cuenta rut 17.026.724-9 a nombre FRANCISCO CERON, notificar al correo fco.j.ceron@gmail.com. Cualquier cooperación es importante.

Hoy Sábado 30 de Noviembre desde las 21:00 hrs en el Metro Baquedano habrá un velaton en su homenaje caminando luego hasta el faldeo del Cerro San Cristóbal donde fue asesinado.

Compartimos con ustedes la carta de uno nuestros seguidores… Gustavo Becerra 

LUIS ANTONIO REYES ERA UN HOMBRE BUENO

El relato policial habla de un marginado que vivía en “situación de calle”. En una supuesta riña, fue golpeado por antisociales con objetos contundentes (presentaba graves heridas en el rostro y cráneo) y, al darse cuenta del crimen los agresores quisieron ocultar las evidencias, quemándolo. 

El Diario La Cuarta señala que recolectaba cartones. Pienso que como sociedad lo habíamos condenado a ese oficio de recolectar cartones. El no los recolectaba porque sí. Hay que decirlo de esta manera: lo obligamos a recolectar cartones. No nos re-escriban la realidad de manera tan absurda.

Era simple, creativo, ingenioso y de un lenguaje depurado. En situaciones de pauperización extrema, el lenguaje vulgar es un mecanismo de autodefensa y lleno de dobles lecturas, pero este hermano trataba de no caer en aquel absurdo a lo cual, como sociedad, lo habíamos relegado. 

En la Vicaría de la Esperanza, se integró al trabajo del Taller de Teatro La Luna. Estaba lleno de sueños. Por bajo cuerda, la señora María de la cocina le servía almuerzo. Participó en varias obras montadas en el Santuario de Santa Teresa de Los Andes.

Sin educación pública gratuita, luchaba por educarse de manera tenaz, perfeccionar y sistematizar sus conocimientos, la mayoría de ellos adquiridos en la simple experiencia de vivir junto a su guitarra. 

Era un luchador social coherente: marchaba en cada convocatoria estudiantil. Sin un peso, nadie mejor que él tenía tanta razón y tantos fundamentos en su protesta.

Si hay alguien que reclamó oportunidades en una sociedad que cierra herméticamente las puertas a los marginados, fue Luis Antonio. Las pidió a gritos y no supimos ni quisimos escucharlo. La primera es culpa por ignorancia, la segunda por omisión. En ninguna de las dos, pasamos la prueba de la humanidad.

Como lo soñaste, Luis, otro mundo es posible.

 

Imágenes

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.550206908401926.1073741953.366526483436637&type=3

Memoria Gráfica en clave de Humor. Jorge Montealegre Iturra.

Historia del Humor Gráfico en Chile

EDITORIAL MILENIO
VERSIÓN: X VERSIÓN AÑO 2009
CATEGORÍA:ENSAYO LITERARIO

Jorge Montealegre

Artes Literarias
FacebookTwitterEmailShare
BIOGRAFÍA

Jorge Montealegre Iturra (Santiago de Chile, 1954) es periodista, poeta y guionista. Ha ejercido la docencia y la investigación sobre historia del humor gráfico, periodismo y gestión cultural. Comienza a escribir en 1973. En Roma publica su testimonio “Chacabuco” (1975). Regresa a Chile en 1979, trabaja en publicidad como redactor creativo y guionista de humor gráfico, co-edita la revista La Castaña. En 1989 recibe la beca Guggenheim.
En el ámbito del humor gráfico ha editado “Von Pilsener, primer personaje de la historieta chilena”, “Prehistorieta de Chile, del arte rupestre al primer periódico de caricaturas” y “Puro Chile. Sátira humorística y (anti)patriótica”.
Entre sus libros de poesía ha publicado “Bien común”, Premio Municipalidad de Literatura de Santiago y Premio del Consejo Nacional del Libro y la Lectura a Mejores Obras Literarias (1996). Su último libro de poesía, “No se puede evitar la caída del cabello”, obtuvo el Premio Altazor 2008. En 2003 publica “Frazadas del Estadio Nacional”, ensayo autobiográfico sobre la prisión política, que también obtuvo el Premio Altazor 2004. Y el 2009 recibió una nominación al mismo premio por “Historia del humor gráfico en Chile”.

OBRA

Historia del Humor Gráfico en Chile

EDITORIAL MILENIO

El humor gráfico de Chile nace en un continente donde los marinos confundían a los manatíes con sirenas, donde sus habitantes ya habían dibujado condoritos en las paredes precolombinas; con un pueblo originario descrito poéticamente por un conquistador conquistado; y en un pueblo que inicia su proceso de independencia bajo la consigna ¡Viva el rey! País poco serio, irónico y paradójico, cuyo gran relato puede ser contradicho o complementado por esa anécdota plural y cotidiana que nos lega la oralidad y -¿por qué no?- el humor gráfico.
En este caso la historia se inicia con el primer periódico que publica caricaturas en 1858 en dos expresiones principales: la sátira política, a través de la caricatura política, y el humor costumbrista, con chistes gráficos y tiras cómicas para diversos públicos. “Monos”, como se dice en Chile, que han construido una tradición de humor gráfico y han contribuido al imaginario latinoamericano.

Fuente: Editorial Milenio